Comentarios de febrero

7 comentarios:

Lupita Cazarez Osorio dijo...

Hola Padre Fortea, me interesan muchisimo sus libros, el problema es que usted vive en España y yo vivo en Baja California Sur pais Mexico, ojala y usted los pueda facilitar ya sea electronicamente o usted me facilite una direccion para pedirlos, yo aqui en la paz b.c.s. me encargo de darlos a conocer.

Anónimo dijo...

hola padre tengo una pregunta , es que en la casa de mi novia en uno de sus cuartos se escuchan ruidos (golpes ) y mi novia a estado soñando en seres k se ríen de ella por orar, cree que deverian bendecir su casa ?? muchas grasias por su atencion padre que dios lo bendiga

Counseler dijo...

Padre qué opina sobre las revelaciones privadas. Como la de Garabandal y la de Luz de María Bonilla. Que hablan sobre un gran Aviso de Dios a la humanidad.

Y sobre aquello de que han hecho renunciar al Papa y que habrá un cisma porque querrán hacer creer que Jesucristo no está en la Eucaristía, que no hay transubstanciación.

Lo cree posible que algún Papa pueda negar un dogma?

Anónimo dijo...

Estimado Padre: qué alegría encontrar si blog. Le quería preguntar si ya tiene si tesis doctoral y si ésta versará sobre demonología o algo referente a ello. O saber si ya la presentó.
Disculpe mi curiosidad. He leído alguno de sus libros y me parecen interesantes sobremanera.
Dios le guarde siempre

Esteban dijo...

No es pesimismo, es ver las noticas, es ver lo que ocurre en la calle, en el barrio, es ver lo que se dice y se hace en el trabajo. Todo tiene una sombra y un sabor amargo. Y uno sabe en el fondo de su corazón, que todo eso, así se presente como modernismo y como pensamiento sin prejuicios, terminará muy mal. Y eso lo sabemos, solo que muy pocos se atreven a decirlo en voz alta.

Dios lo guarde.

Stella dijo...

Tengo la sospecha de que este blog ha sido hackeado

Elizabeth Aeschlimann dijo...

Buen día Padre Fortea:
Agradecida por su blog. Hace un rato me desperté para atender a uno de mis niños con fiebre, entonces pude recordar el sueño: rezaba el rosario con uno de mis hijos por las calles de la ciudad. Cada avemaría iba bien pronunciada, con ritmo y fuerza. Estaba rezando. Recuerdo otro sueño en el que un diablillo se enojaba con la medalla milagrosa que cuelga de mi rosario y beso cada vez que mis dedos pasan por ahí.
Le cuento esto porque recuerdo su post preguntándose por qué no sueña más con Dios (o algo así) si de día está todo el tiempo pensando en Él y rezando. Y pensaba que quizá es justamente por eso. Nuestro Padre es tan padre, tan misericordioso. Tengo varios niñitos pequeños y mucho trabajo de esposa y madre. Muchas veces mi rezo queda sólo en la intención y el deseo. Entonces mamá María y Él me ayudan.
Muchos cariños,