Comentarios de noviembre y diciembre

9 comentarios:

Anónimo dijo...

This site is really cool! I found here alot of information that I was looking for. I am really happy to be a part of This site!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. Este blog es como un break, un descanso, cuando me conecto después de revisar mi correo lo primero que hago es buscar el blog del Padre Fortea.

Me encanta su transparencia. Su contenido. El humor fino y sensibilizador. Como me gustaría conocer personalmente al Padre Fortea.

Ojalá que el Señor Dios lo disponga, si no, tal vez en el cielo sabrá quien escribió estas palabras.

Lamento, es no poder escuchar sus homilías diarias. Me gustaría escuchar las homilías que pronuncio en Brasil sobre el Profeta Isaias.

Gracias.

Ana

Carolina Quilindo dijo...

Padre espero que tenga un buen dia. desde hace algun tiempo leo su blog y me gusta mucho ese estilo particular. queria preguntar si ha visto la pelicula agora y su opinion al respecto. un saludo

O.María Ruíz López dijo...

estimado, querido Padre Fortea, hace mucho que lo leo, leo sus libros, sigo con curiosidad, interés y creciente afecto cariñoso a su Blog, y a su persona... Como a tantos de sus seguidores, me sería de provecho y mucho agrado hablar con Ud., pero no lo veo posible... Soy un viejo cristiano de educación Salesiana, médico, uruguayo y pasible de las mismas situaciones que sufren los hermanos europeos...Espero que lleguen a Ud., nuestro aprecio y apoyo a lo que Ud. nos da y el trabajo que su Orden Sagrado nos aporta.- El desencadenante que motiva mi inclusión en "comentarios" es que padecemos la "presencia" de la masonería en nuestra región... Pensamos que es una expresión más de la maldad, pero muy eficaz en algunos lugares y corporaciones.- Queremos agradecerle su entrega.- Cuídese Padre y Dios lo Bendiga.- Rece por nosotros.- Aquí rogamos por Ud. y todos los sacerdotes...

Flordemaria dijo...

Hola, primera vez que leo acerca de usted y sus escritos. Quede gratamente sorprendida de todo lo que señala sobre la debida vestidura del hombre consagrado a Dios Nuestro Señor. Comulgo perfectamente con todo lo expresado por usted. Feliz domingo 9-12-2012,. Desde Caracas Venezuela, soy Flor de Maria Terrones Velarde, catolica-apostolica-romana, abogada al servicio civil del Tribunal Supremo de Justicia.

Victor Villalba dijo...

Querido Padre:

Usted se refería a los masones casi displicentemente en algún libro suyo, hoy veo con alivio que les dá con palos. Sobre el punto hay cosas demasiado claras que recordar: 1- Los masones están excomulgados de la Iglesia Católica. 2- Existen más de dos mil documentos de la Iglesia que condenan a la masonería y otras sociedades secretas. 3-La masonería enseña que Lucifer es Dios (¡!). 4-Altos mandos militares y de varios estados estarían influenciados por la masonería (Nuevo Orden Mundial). 5- Ya el Papa León XIII había pedido que los gobernantes y los pueblos se unieran para enfrentar el ataque de la masonería. 6- Los jóvenes están en peligro a causa de la masonería adoptiva llamada demolay. 7- Los países no son tan libres como creen ser. 8- El humo de Satanás ha entrado al Vaticano (Iglesia) por algún resquisio... 9- En algún grado se pide al iniciado que pise y escupa la crúz como condición para avanzar en la Logia...

Ciertamente uno podría hacer la vista gorda sin darle mayor importancia. Hasta podemos tomarlo jocosamente por los raros delantales que usan. Pero no, aqui se aplica aquello que ya nos enseñó el Maestro: "Mansos como palomas y astutos como serpientes".
Ser astuto es tener los ojos bien abiertos para ver exactamente lo que es sin justificarlo por lo que nos gustaría que sea.
O se está con Dios o se está contra El...

santiago asturies dijo...

Estimado padre Fortea:
A su requerimiento de opinión en el post “La tiara pontificia: estamos armados (de blogs) y estamos dispuestos a usarlos” sobre la restauración del uso de la tiara pontificia, quisiera contestarle desde la humildad de la mía, como muestra de mi agradecimiento hacia usted por un blog que más allá de las puntuales afinidades o discrepancias de opinión, me es sumamente edificante y de tal entretenimiento que me gozo de leerlo de forma diaria (siempre que puedo).
Por ello debo decirle que la mía es una opinión personal y por tanto susceptible de matizaciones, convergencias y pareceres diversos; pues para serle sincero no es una opinión totalmente cerrada sino abierta a debate.
En primer lugar quisiera observar seguramente con usted que toda acción eclesiástica (tal y como la coronación de un Papa) debiera tener una lectura litúrgica plena y por tanto dual la primera de loa a Dios, una acción de gracias plena, en consonancia con la gloria y majestad del Eterno (obviamente reconociendo que ninguna acción humana va a llegar, ni por asomo al umbral de esta intención, pero por lo menos con vocación a la misma) y en segundo lugar como instrucción catequizadora en el Pueblo de Dios. Pues como usted, aprecio la belleza (ya sea de una catedral, de un icono, de un canto gregoriano…) como un camino hacia Dios, si este no es menoscabo para la evangelización, para la que se requiere, queramos o no la luz de los tiempos y entiéndaseme bien esto último; la liturgia está llamada a ensalzar la Verdad, Una, Santa, Trina e Inmutable como lo es nuestro mismo Dios, pero presentando la Verdad eterna (al mismo Jesús), desde la Verdad y a la vez a la luz de los tiempos.
Como usted bien sabe la tiara pontifica nace de forma derivada (entre los siglos X y XII), de las mitras bizantinas, de estilo coronado, portando, por tanto la simbología de realeza y divinización que en el Antiguo Oriente Próximo los pueblos egipcios, sumerios, acadios, asirios, hititas, persas, etc. otorgaban a las cabezas coronadas de tal guisa. No podemos despreciar por tanto el símbolo de poder terrenal que la sociedad actual ha sobreestimado en la tiara pontificia, oscureciendo totalmente otro posible significado. Si debemos leer a la luz de los tiempos presentes, la sociedad actual lee en la tiara pontificia únicamente el poder temporal del Papa y nada más, lo que humildemente estimo dificultaría la labor catequizadora de un ceremonial como el del comienzo de un Papado, es por tanto en mi opinión muy lúcida la sabia lectura que los Papas actuales hacen de los tiempos presentes, al decantarse por la mitra episcopal.
La mitra episcopal o papal en este caso posee una lectura más enriquecedora ya que a la belleza de una ornamentación digna que apunte a la gloria de Dios, se le suma fácilmente una lectura plenamente evangelizadora, ya que la mitra conserva fuertemente inherente a la misma el recuerdo del Espíritu Santo con su forma, símbolo de las llamas del Paráclito derramada sobre los Apóstoles y sobre sus sucesores actuales de quien el Papa es primicia.
Por tanto de forma resumida debo manifestarle que me decanto más por la mitra que por la tiara en las actuales circunstancias. Confiando siempre en la voluntad del Espíritu que guía a la Iglesia y abandonándome a Él que cuida de lo grande y lo pequeño en su Iglesia y si decae el uso de tal ornato o es retomado en el futuro quiero siempre ver en ello la acción salvífica del Dueño de la mies, más allá incluso de mi gusto personal o parecer.
Gracias por su tiempo y sobre todo por su blog
Se despide atentamente
Santiago, desde Asturies.

Anónimo dijo...

En su Summa Daemoniaca dice textualmente: "Llega un momento en que Dios Amor da la espalda". Lo siento mucho -no soy teólogo- pero en las pocas luces que Dios me da considero que Dios permanece inmutable: "Si le somos infieles, él permanece fiel, porque no puede contradecirse a sí mismo" ¿no cree usted?
Quizás esta teoría la aplique sólo a los ángeles... lo entendiría poco, pero algo menos todavía si la aplicara usted al hombre.
Yo confío siempre en la Misericordia Infinita de Dios pese a las veces que pueda herirle con mis actos.
Ciertamente -con toda humildad- su afirmación sí que me parece demoniaca. Recuerde: "¿Quién nos separará del Amor de Dios".

Anónimo dijo...

padre fortea porfavor comuniquese conmigo a mrgz_a@hotmail.com que dios lo bendiga