Como quiero a este gato

10 comentarios:

gloria dijo...

Padrecito, que linda esa imagen, como esta de precioso ese gatito abrazado con el perrito, creo que Dios hace muchisimos milagros, el poder levantarnos, ver,oir, servir,cuanto realicemos en el dìa es regalo de El, todo es un milagro la imagen nos lo confirma. Bendiciones. Gloria

gloria dijo...

Padrecito, que linda esa imagen, como esta de precioso ese gatito abrazado con el perrito, creo que Dios hace muchisimos milagros, el poder levantarnos, ver,oir, servir,cuanto realicemos en el dìa es regalo de El, todo es un milagro la imagen nos lo confirma. Bendiciones. Gloria

María del Carmen dijo...

Sigo afirmando que me gustan más los perritos!!!!... pero ese gatito es tierno abrazadito al lindo perrito... jajajaj... los gatitos me gustan pero no tanto... ellos también me adoptan como mamá sustituta en ciertas ocasiones...

YO CREO EN JESÚS!!!... CREO EN SUS OBRAS!!!... CREO CREO CREO... Y SEGUIRÉ CREYENDO!!!!!...

Sus milagros no son sólo de hace más de 2000 años... hoy se pueden ver como dijo el Padre José A. sus sanaciones y liberaciones... los doctores terminan reconociendo que Dios existe y que Él es dueño de todo!!!

Feliz noche a todos!!! Dios los bendiga abundantemente!!!

Ana Rosa dijo...

Lindos animalitos!

Bueno querido Padre, la mayoría de los científicos son así, no quieren ver las maravillas que Dios realiza, para ellos Dios no interviene en estas situaciones, tan solo vea ¿por qué les cuesta tanto entender que una vida comienza en el preciso instante de la fecundación? la soberbia puede entorpecer la visión y el entendimiento.
Le mando un fuerte abrazo!!

Anónimo dijo...

El gatito también parece querer mucho al perrito.

Quizás las manifestaciones físicas de algunas enfermedades ( ¿ o todas ? ) no sean más que consecuencias de la influencia,en mayor o menor grado, nefasta del maligno sobre el hombre.
Si lo pensamos detenidamente, el asunto espanta.
Menos mal que podemos tener una confianza ilimitada en el amor que Cristo nos tiene, y la Virgen y todos los del cielo y así superar cualquier miedo.
Sabemos, por la palabra de Jesús, que él ha vencido, con su pasión, muerte y resurrección, al demonio y a todas sus obras. ¡Está vencido ya, aunque no lo parezca!
El poder de un sacerdote católico que ejerce como exorcista autorizado por la misma iglesia, es mucho mayor que el de satanás, porque es el mismo poder divino que actúa en él.
¡Qué grande y bueno es nuestro Dios!

Mrswells dijo...

Que buena foto y gracias por este post. No solo 'siempre hay una palbra medica para cada sintoma' sino que ademas existe el caso de que en ciertas enfermedades, cuando uno se cura , no se quiere aceptar la curacion por parte de los profesionales o se niega que existio la enfermedad..un poco parecido a la curacion del ciego de nacimiento.

Padre, rece por nosotros, mi familia entera. Y los blogeros Gracias.

Si Dios quiere podre acudir a rezar en Semana Santa a uno de sus oficios..

Mengual dijo...

La observación de Baruch dice así:

"Si todo lo que tiene es un martillo, cualquier cosa que vea le parecerá un clavo."

Es válido para neurólogos, psiquiatras y similares.

Vicente dijo...

Acerca del post de los pobres:
Padre,
Hay una clasificación de mendigo que se le ha escapado. Es el que no encuentra trabajo; Va a pedir ayuda a Cáritas o a otra organización similar y no puede obtenerla, ya que éstas se encuentran sin mucho que dar debido a que casi todo el mundo no puede dar mucho por la gran cantidad de gastos: pagar la letra del Land Rover, la hipotética del chalet de la playa etc.

Jesús Herrera dijo...

Padre Felicitaciones. Acabo de ver que ha sido elegido para el Blogfest en el Vaticano. Esperamos algún comentario o mención al respecto.

more dijo...

Padre: hay algo que creo le falta a su blog, oraciones, de liberación, sanación, en fin muchas y santas oraciones y si vienen de usted, mucho más, los que no lo quieren demalas, pués en Colombia si lo apreciamos mucho, cuando viene a medellïn?,cuéntemelo por adelantado para estar de primera en la fila, regáleme una bendición, aunque lejos estemos, se que me alcanzará.