Ventanas abiertas, cacatuas, un brunch

7 comentarios:

Mónica dijo...

Eso que comenta el Padre Fortea sobre la fe en Latinoamérica se observa en España a través de los inmigrantes que viven aquí. Algunas veces entro en una iglesia de mi ciudad, donde hay turnos dentro de las veinticuatro horas del día de adoración al Santísimo Corazón de Jesús. Casi todos lo que están dentro son señoras de más edad que la mía o como yo, y los únicos jóvenes son inmigrantes, en pareja o solos. Da un poco de vergüenza que sean ellos ahora los que, con su presencia, evangelicen a los evangelizadores de antaño. Su fe, dirán algunos, no ha evolucionado, y creen en un Dios mágico y lejano, no humano, pero los 'evolucionados' que pasan de largo por la acera, ignorando o quizá hasta burlándose de lo que dentro de esa iglesia se realiza, no creen, no esperan nada y no ven la manifestación de Dios por ningún lado.

Dios, para muchos de ellos, no existe, y no existe porque no se manifiesta como tal subido a una nube en majestad, que es como ellos creen que debe manifestarse un Dios como es debido, pero si lo hiciera le acusarían de falta de humildad, por eso se esconde dentro del alma de los que creen que sí puede manifestarse subido a una nube, pero que no lo hace porque tiene mucho respeto hacia la libertad de opinión de sus creaturas.

Luis Angel dijo...

"... se escuchan las cacatuas blancas que repiten un gorjeo burlesco" ??

Supongo que las cacatuas son kokaburras
ver:
http://www.australianfauna.com/es_kookaburra.php
El kookaburra es el kingfisher más grande del mundo.
Su risa no fue tenida gusto por los colonos tempranos que pensaron a menudo que los pájaros se reían de ellos.

María Clara dijo...

Padre:que la fe de la gente se renueve con sus charlas y que Dios lo acompañe en sus osados viajes.Gracias por las bellas imágenes de los sitios que ve y por la presencia de los bombones,salgo a comprarme unos,después de todo el cacao venezolano es de los mejores del mundo.

Anónimo dijo...

¡Felicidades! retrasadas.
Un abrazo.

María del Carmen dijo...

Lo que sobra en otros continentes falta en Latinoamérica y lo que hay de sobra en Latinoamérica falta en otros continentes...

Hay un desequilibrio... cuál es la causa??... SÓLO DIOS LO SABE!!! teorías hay muchas pero debe haber una sola raiz principal...

Yo tampoco resistiría a la tentación de los bombones... mmmm... creo que caería más de 2 veces... jajajja...

Hoy fue un domingo activo... así que me voy a dormir!!...

FELIZ INICIO DE SEMANA!!! QUE DIOS LOS BENDIGA A TODOS!!!

Mrswells dijo...

La peli EL RITO no tenia ganas de verla, pero si la recomienda, pues intentare aunque a mi esas cosas me dan un poco de miedo..De hecho Hopkings ya me dio miedo en el silencio de los corderos, tuve que verle haciendo de kellogs para que se me quitara la fobia

Y, aunque se usted sin sotana como si nada, el final de la pelicula lo delato, ji, ji, seguro que algun espectador se dio cuenta

Eduardo dijo...

Estimado padre José Antonio y amigos del “blogs” es muy cierto lo que dicen los comentaristas de este post, sobre los latinoamericanos, lo que bien es cierto es que en Latinoamérica hay muchas carencias y en inmigrantes mucho más, sufren mucho, ese es un terreno fértil para el encuentro con Dios.

La estabilidad, el modernismo, hacen al hombre muchas veces insensible, sin embargo la carencia lo hace dependiente y humilde, no en todos los casos, ya que existen los que están resentidos, y se preguntan ¿porqué Dios?, es algo que siempre me ha llamado la atención, siempre la gente culpa a Dios, no todos lógicamente, pero muy pocos llegamos a la conclusión que el pecado es el causante de todo, y que la libertad, que él nos dio, es la que no permite que actúe.

Bendiciones,