La felicidad de un matrimonio cualquiera, champán y el reloj a la espalda.

2 comentarios:

Mengual dijo...

Su comentario de desayuno con diamantes me ha animado a buscar una frase de la película "Poder Absoluto" que me entusiasmó cunando la oí. Voy a ello:

El operario encargado de arreglar los telefónos le dice a Ed Harris:
- Aquel problema con los teléfonos ya ha sido arreglado.
- Gracias
- No hay de que, es parte de mi trabajo ( y se va).
- Odio los que dicen "es parte de mi trabajo". Es su puto trabajo !!.

Salvando el lenguaje, la sinceridad con que lo dice es genial.
Tb. porqué me ha pasado.
Me arreglan una chapuza, tarde y mal, pago por ella,doy las gracias y... me hacen un favor !!!!

María del Carmen dijo...

Como dijo.. 'El marido y la esposa deben tener expectativas de felicidades distintas, porque cada uno mira en una dirección.'
Ahhh si tan sólo antes de casarnos viéramos todos hacia la misma dirección... qué distinto sería el mundo!!!... pero mientras uno mira en la dirección correcta y el otro mira hacia un costado distinto... la verdad que así no se puede!!!... y peor todavía si ambos miran en direcciones equivocadas!!! Ruego por que algún día todos podamos mirar sólo hacia la dirección correcta... DIOS Y SU PLAN PERFECTO PARA EL MATRIMONIO!!!