Forty in Rome

8 comentarios:

Eduardo dijo...

Padre debe ser una experiencia espiritual increíble el poder orar en ese sitio donde están los restos del apóstol. Su destino no es codiciado para nadie que no ha vivido la experiencia de la fe, me acuerdo de la película Quo Vadis, cuando el apóstol iba de saliendo de Roma y se encuentra con el Señor y le pregunta ¿a dónde vas? y Él le dice a ser crucificado otra vez y el apóstol entiende la respuesta y se regresa, esa escena me conmueve siempre en el espíritu al pensar que cada vez que uno de sus discípulos sufre Él sufre con ellos, es por ello que el amor de Dios solo se puede entender desde el corazón y no es músculo que bombea sangre, sino el único lugar donde se puede contemplar la grandeza del amor de Dios

Anónimo dijo...

Padre, ¡Felicidades!, aunque sea con retraso. ¡Qué sea muy feliz en Roma! y aproveche mucho. Un abrazo.

Eduardo dijo...

Estimados padre José y amigos del blog, me causa mucha satisfacción el poder compartir con ustedes, sobre diversos temas siendo el principal la espiritualidad, hace aproximadamente 1 año y 4 meses, entré en un foro con un grupo de “cristianos” evangélicos, pongo cristianos entre comillas por lo que sucedió, cuando dije ser cristiano católico, se desencadenó una verdadera cacería y hasta adorador de satanás me dijeron, les expresé mi sentir al ver tal rechazo, “doy gracias a Dios que no tienen las llaves del reino, porque no entran ustedes y no dejan entrar a los demás”. Estaba pasando por un tiempo muy difícil y necesitaba compartir con hermanos de fe cristiana por la red, pero casi me frustro.

Di con este blog del padre José Fortea, buscando en la red, encontré un video donde él aparece dando una entrevista sobre las fuerzas del mal y en ese video hablo del nombre de un demonio que me impactó, debido a que había tenido un sueño perturbador hacía como 1 mes atrás, sobre ese nombre y comprendí que el Señor me estaba dando una respuesta al mismo y me interesé en buscar información sobre su ministerio y de esa forma llegué aquí y me siento muy complacido con los temas que aquí se tratan, quiero decirle que han ganado un amigo y hermano y que los tendré en mis oraciones.

Tuve mi experiencia espiritual a la edad de 22 años en un país con muchos conflictos de guerrillas y era un régimen socialista, recibí el bautismo en el Espíritu Santo el 18 de agosto de 1983, desde ahí comprendí que Dios es la respuesta a todas nuestras dudas y anhelos, mi vida no ha sido fácil, pero aquí 27 años 1 mes y 26 días sigo firme en la fe y mucho más complacido de que el Señor me ha demostrado su amor.

Espero no haberlos cansado pero mi felicidad me ha impulsado a manifestárselos,
Gracias por su amistad

Lucía dijo...

Bienvenido,Eduardo.
Dios habla sibilinamente y tú has sido capaz de escucharlo.
Tu experiencia y vivencias nos enseñarán a todos.

Rocio dijo...

Padre: que bueno que se siente tan "en casa" alli en Roma. Que diferente es un sitio cuando nos familiarizamos y nos encarignamos con el!

Eduardo: gracias por escribir desde Boquete, Panama. Gracias por su compartir. A veces nos pasa que nos encontramos en sitios equivocados, pero el Segnor lo trajo hasta este blog... En cuanto a su suegno con el demonio que luego el Padre Fortea menciona, es bueno que lo consulte con un director espiritual, preferiblemente si es un sacerdote. Yo tambien, amiguito Eduardo, orare por usted, como lo hago por el resto de los "ciberhijos" que pernoctan por este blog.

Que Dios me los bendiga mucho a todos.

Rocio

D.J. dijo...

LA RAZON, LA CIENCIA Y EL YOGA
Sri Aurobindo


http://www.acharia.org/yoga/cartasyoga4-1.html

Guerrera de la LUZ dijo...

Le deseo una muy feliz estancia en Roma querido padre.

Guerrera de la LUZ dijo...

Bienvenido Eduardo, gracias por compartir.

Gracias por tu oración por todos Rocío, cibermami del blog :)

Besos a todos.