Hoy sí que toca Arregui

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonito zorro.
Jon

+Sergio dijo...

Hola, José Antonio

Es bueno que la verdad salga, y que conozcamos, las personas de a pie algunas interioridades para discernir claramente, una vez mas, los males de la falsa libertad, la falsa doctrina, la falsa hermandad.

Además, creo saber estar en lo cierto, cuando digo que en esa super epoca progre, muchisimos seminaristas dejaron voluntariamente el camino, parece que no tenían clara cual debia de ser la respuesta hacia esa llamada que un dia recibieron. Mejor así, esa purificación, pues habrían hecho mas mal que bien

Volviendo al tema principal, no me gustaría estar en la piel, de alguno cuando esté ante la presencia de Jesús, y se le pregunte porque destrozó la vocación de una persona, de un sacerdote suyo que hubiese realizado tantos bienes, ¿como va a poder explicar eso? que va a decir.. que las ideas políticas priman sobre las ideas de Dios bien descritas..? Aqui ya se ve de nuevo el error, cuando algunos quieren ser mejores que Dios, y fastídian a Dios y al prójimo.

Dejad que los sacerdotes se acerquen a Dios, mas que a la política.

Son males políticos. He conocido políticos, da igual el color, acaban siendo dictadores; o conmigo o contra mí, protegiendo sus feudos, (tantas veces con tapadas y encarnizadas luchas internas: ¿donde esta la libertad?) prestados por el voto, y acogidos de forma ladrona para intereses del partido, mas que parea los intereses generales, como prometieron el cargo, -que ya no juran- así se corrompen las cosas, suma y sigue en la desgracia mentirosa.

Los princípios de Dios no se han de mezclar han de ser siempre claros, puros, de amor, de servício, de humildad, así nunca hay error.

Bendiciones.

mrswells dijo...

Lo que cuenta en el post de hoy pasa en todos los ambitos, no solo el eclesiastico. Y encima a los obedientes y fieles les suelen llamar, injustamente, "idiotas" y tratarlos como tal

Paco dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=xB7iz1HTh9U&feature=related

Lo que hay que ver...

Anónimo dijo...

Jo..pues durante 4 años de dictadura franquista la gran parte de nuestra iglesia se puso a las ordenes del dictador y esas secuelas las estamos pagando ahora..

Anónimo dijo...

Yo creo que quienes enarbolan la bandera de la libertad, en realidad lo hacen en nombre del libertinaje , para cometer todo tipo de perversiones y quedar, según ellos impunes...Quieren ignorar la sentencia divina:
"NO DEJARÉ SIN CASTIGO EL PACADO".

Anónimo dijo...

veo que por las noches te dedicas a escribir en sus archivos,

Anónimo dijo...

me pueden decir quien es el usario del blog, que lo escriban, si lo hay es que existe, si no hay respuesta en este blog es que no existe

Rocio dijo...

Hola amiguitos!

Que bueno volver por aca!

Sergio: estoy de acuerdo con usted.

Aquel parrafo del blog de hoy, que dice:
"Acabo con un deseo, que sé que será así: progresistas radicales que no creéis en la Sagrada Tradición que custodia la ortodoxia, os deseo que seáis tratados con la caridad y la compasión de la que vosotros no usasteis cuando dominasteis esos mismos cargos eclesiásticos que otrora vosotros ostentasteis."

Este parrafo es tan cierto, tan verdadero, que no creo haga falta agnadir nada mas... Asi son las cosas entre nosotros, los seres "dizque" humanos.

Rocio