El placer de los viajes

8 comentarios:

Anónimo dijo...

santo cielo, padre fortea, acabo de leer su diario, espero que vuelvas pronto de estos viaje

el cura de mi parroquia se va a tierra santa, estarás allí

Anónimo dijo...

Padre es muy agotador el viaje y cada persona, cada destino, cada prédica, cada oración, cada saludo, cada sonrisa y hasta los largos ratos de espera...quedan en su GRAN CORAZÓN DE SACERDOTE que lleva con AMOR la BUENA NUEVA DEL REINO.

Colombia lo espera con el CORAZÓN!
Abrazos de Alberto y Nazly

Nieves dijo...

Le esperamos en Valencia-Venezuela con chocolates =)

Anónimo dijo...

Buen viaje padre, que Dios ilumine su camino.

María Clara dijo...

Padre:ha acompañado los últimos posts con animalitos.La animalidad es hermosa en los animales y valga la redundancia.Las imágenes que ha puesto no excluyen la ternura,la placidez,lo perfecto,lo gracioso.
En los seres humanos,el lado animal es como el lado oscuro y torpe.Espero que sus viajes y predicación conduzcan a muchas personas hacia la percepción de lo mejor en ellas mismas de tal forma que sean capaces de expresarlo en palabras,acciones y oraciones.

mrswells dijo...

Bueno, yo comento al post sobre la distribucion del tiempo..

El futuro beato Newman escribio durante un viaje un poema bellisimo en el que contaba como se sentia que Dios le llevaba un paso tras otro y que no pretendia conocer el siguiente. En otra oración
"no pido saber, No pido entender, no pido ver..solamente ser usado" o algo asi
No me acuerdo de las pLbras exactas pero me recordo que ese fluir del tiempo ordenadamente favoreceria este ser llevado por la mano divina

Feliz Viaje, Pater

Anónimo dijo...

vaya padre, veo que estás con el portatil en el avión,

Ana dijo...

Desde que lei su libro Suma Demoniaca( no lo escribo bien seguro) aprendi del padre fortea el valor de lo sacrado, me encantaria conocerlo personalmente, pero creo que es muy dificil. Me conformo con leer su bloc que me trasmite mucha paz y un cran amor y respeto por nuestra Iglesia Catolica. Muchas cracias padre fortea, Un abrazo,Ana