Las vestiduras episcopales

62 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro que no es una traición a la sencillez de Jesús en la Última Cena, es al contrario.

Corren malos tiempos para entender la diferencia entre ostentación y tradición. Jua Pablo II no prestaba la más mínima atención ni a una cosa ni a la otra. El Papa actual, en la línea de lo que comenta hoy el Padre Fortea, trata de adecuar o de ajustar esa diferencia, no sin recibir a veces algunas críticas, porque parece inadecuado hoy en día, sacar del armario papal algunas prendas que tienen cierta similitud con las del otro Papá, el Noel.

Pero eso no es un ejercicio de vanidad por su parte, sino una exteriorización manifiesta de cual es su pensamiento acerca del rango que ostenta. Y es malentendido por ello. Y por tanto, ha renunciado a lucir ciertas prendas que ya no volveremos a ver sobre su persona. Gracias a Dios. Porque eso era utilizado por ciertos sectores para injuriarle a él y de rechazo, a la Iglesia Católica.

Otra cosa son los revestimientos ceremoniales, ahí la tradición no ha sucumbido a la tiranía de la moda, sino a la tiranía de la falsa humildad.

Alguien, un escritor del que sólo recuerdo el apellido Lawrence, escribió un libro, que tengo ( perdido entre el barullo que padece hoy mi heteredoxa biblioteca ) donde hablaba de la aristocracia de Jesús, y la actitud de los falsos humildes.

Buscaré ese libro mañana. ( marypaz )

Anónimo dijo...

La aristocracia de Jesús??????Eso es lo importante????

Gato Negro dijo...

The Great Pope dixit:

«Desde el momento en que Jesús decide crear una Iglesia sacrificial y sacerdotal (así lo afirma claramente una y otra vez la doctrina paulina), desde ese momento no podía ocurrir más que lo ineludible: la creación y desarrollo de una gran liturgia»

Usted lo ha dicho, padrecito: LA DOCTRINA PAULINA.
Jamás a Cristo se le pasó por la mente fundar este engendro Vaticano. Él sólo tenía una túnica, y ordenaba que no se tuviera más (¿recuerda todo el problema histórico que generó Francisco de Asís en torno a la pobreza?)
Su casulla carnavalera, tejida con hilos de oro, para travestirse de emperador bizantino es sencillamente un insulto al espíritu de pobreza y austeridad proclamado en el Evangelio.
Si le gusta disfrazarse de drag queen le recomiendo this video:

http://www.youtube.com/watch?v=DPZy2BGQJ7E

Le deseo todo el éxito del mundo en la confección de su disfraz de princesa Amidala.

Princess Amidala dijo...

Ya quisieran algunos...

Dark_Packer dijo...

Qué idealista, Gato Negro. Tampoco a Cristo se le ocurrió que el papa viajara en avión..., ¿Benedicto XVI debe ir a pie hasta Camerún, para demostrar que es verdadero discípulo de Cristo?

Jose A. dijo...

Un poco estoy de acuerdo con "gato negro". A mi me da repelús ver a un tío (aunque sea Papa) vestido con no sé cuantas capas de adornos y con tiara. Yo, por mucho que lo intento, no me puedo imaginar a Jesús así. La liturgia es necesaria pero no por ello significa que tenga que ser ostentosa. Y aquí muchos se confunden y entre ellos creo que el Padre Fortea. Las pedrerías, los ricos adornos, los terciopelos etc... no son parte de la liturgia. Son añadidos que han hecho los hombres. Insisto, no me imagino a Jesús que viniera de visita al Vaticano y que se dejara vestir como a León XIII y predecesores.
No, no me lo puedo imaginar, aunque viniera en avión, Dark Packer. La madre Teresa también utilizaba ese medio de transporte pero nunca se le vió vestir una joya.

Anónimo dijo...

Aaaaahh pater, Gato Negro se me adelantó con el comentario que suscribo en su totalidad. ¿Pero qué manía con trasvestirse? Hombre, ya sé que hay que agradar a los que "noblemente" sustentan el culto, pero me pregunto: ¿No era más fácil que pasara un camello por la aguja, que uno de esos entre en el Reino?
Hay que ser hipócrita y tener la cara como el cemento. No en vano, esos que no se disfrazan y van solo de camisa y corbata, le están arreando todo el rebaño. Pues lo tenéis merecido por pedantes.

Diario El Ángel dijo...

«Noticias del Reino de Dios



Aumentan reclamos contra "los mafiosos" de la iglesia

El Papa criticó a los obispos estadounidenses por su manejo del tema
de los abusos sexuales.
El número de reclamos por abusos sexuales perpetrados por sacerdotes
de la Iglesia Católica en Estados Unidos aumentó en un 16% en 2008 en
comparación con 2007, indicó un informe elaborado por la iglesia.

El total de nuevos casos para el año pasado es de 803 (en 2007 se
presentaron 692), señala el documento comisionado por la Conferencia
Episcopal de la Iglesia Católica en EE.UU., que evalúa el progreso
hecho por la iglesia desde la implementació n del Estatuto para la
Protección de los Niños en 2002, que se produjo tras el escándalo por
abusos sexuales en la arquidiócesis de Boston.

Según el estudio, la iglesia pagó US$436 millones por casos de abuso
sexual en 2008.

La mayor parte del dinero se utilizó para compensar a las víctimas.

Víctimas

La revisión -que registra el desempeño de casi 200 diócesis y órdenes
religiosas en EE.UU.- indica que los casos presentados se refieren a
abusos ocurridos entre 1960 y 1974.

La mayoría de los presuntos culpables están muertos o abandonaron el ministerio.

De las víctimas, dos tercios son hombres y más de la mitad tenía menos
de 18 años cuando el abuso tuvo lugar.

Más de una de cada cinco víctimas, añade el documento, era menor de 10 años.


CRÍTICAS
(Hay) obispos que continúan ocultando información crucial sobre los
pedófilos en la iglesia, que podría servir -de hecho- para prevenir
futuros traumas de la infancia
SNAP, Red de Sobrevivientes de Abusos de Sacerdotes
Si bien el número de reclamos contra la iglesia aumentó en 2008, el
costo total que la institución pagó en compensaciones cayó en un 29%,
dice el informe.

El cardenal Francis George de Chicago aseguró que la iglesia está "en
el camino correcto" en su intento por proteger mejor "a todos los
niños de la sociedad".

Sin embargo, la Red de Sobrevivientes de Abusos de Sacerdotes (SNAP,
por sus siglas en inglés) criticó el contenido del informe.

Según la organización, el documento se concentra en las víctimas de
los abusos y no destaca que hay "obispos que continúan ocultando
información crucial sobre los pedófilos en la iglesia, que podría
servir -de hecho- para prevenir futuros traumas de la infancia".

--

Anónimo dijo...

Pues el Papa llevará muchos lujos en sus vestimentas, pero los curas de hoy van por la calle (y por las iglesias) con vaqueros y camisetas tan panchos, y eso tampoco está bien. Ni tanto ni tan calvo. Este clero.....

Ebony dijo...

Veinte siglos dan para darle la vuelta a todos los argumentos basados en la historia y sobre todo en el sentido común.

Todo está inventado.
Pero, desde luego, esta es muy buena:
el desarrollo de las semillas innatas a la misma religión cristiana
Puestos a decir, si no frenásemos mucho de lo innato con lo que cargamos no sé dónde iríamos a parar.
Y además, hay lo innato al humano y lo innato individual. Oh, es que es innato. Ah, perdone usted.

Felicitas dijo...

Es el tema de siempre.

El que hace una promesa o voto de pobreza, ¿se le ha de notar en sus vestimentas? Yo creo que sí: para dar testimonio ante el mundo de lo que vive.

¿Cómo era aquello que dijo Jesús?:

Ni Salomón en todo su esplendor se vistió como uno sólo de estos lirios.... sí, creo que dijo eso.

Felicitas dijo...

Y que conste que soy católica, apostólica y romana.

El Iluminado dijo...

Un exorcista entrevista al Diablo
Autor: P. Domenico Mondrone S.I,


Capítulo 11: Noveno encuentro



La ocasión, más rara que única, de encontrarme con semejante personaje inició en mí la curiosidad por conocer cada vez más su manera de ser. Varias cosas habían sido ya dichas, pero habían sido sacadas en cada ocasión con la habilidad del sacamuelas, especialmente cuando se trataba de arrancarle una verdad, y esto se había hecho siempre recurriendo a la Omnipotente intervención de Ella, que le obligaba a responderme.

Comprendía que no era tan fácil preparar una serie de preguntas y provocar las respuestas. Sin embargo un día después de haber orado mucho, a la primera percepción de su presencia, intenté comportarme como si fuese un juez inquisidor.

Con esta intención, antes de que él introdujese sus discursos, le puse esta pregunta a quemarropa:

“¿Qué piensas de aquellos que son o parecen muy inteligentes y sin embargo niegan la existencia de Dios y la de vosotros, los ángeles rebeldes?"

Con gran sorpresa para mí respondió:

“Son sólo unos insensatos”.

Inmediatamente lo cogí con la pregunta: ¿Qué piensas de aquellos que niegan tributo a Dios con la voluntad?».

Comprendió inmediatamente que aludía especialmente al hecho de su negación demoníaca, y respondió:

"Habíamos querido reivindicar nuestra libertad respecto a él”.

“¡Explícame que significa esto! Seres como vosotros, que delante de Él sois nada, qué ventajas podríais sacar con estas reivindicaciones".

En vez de responder, le escuché emitir sonidos como los de una bestia cruelmente torturada. Claramente me hizo comprender que no insistiese sobre este argumento. Comprendí que su respuesta no podría ser sino trágicamente negativa y representaba una tortura que rechazaba manifestar.

* * *

Después, pasando a los sufrimientos que inflige a tantas pobres criaturas, también inocentísimas, de las cuales en ocasiones toma posesión le pregunté:

“¿Cómo te atreves, con almas que son ejemplo de Dios, tabernáculos de Cristo, habitación de toda la Trinidad? Son seres que Dios ha creado para Sí, y habitando en ellos se hace una sola cosa con ellos... ¿Cómo puedes hacer esto?".

Respondió de inmediato:

“Tú te enterneces ante los tormentos que inflijo a estos seres; pero no reflexionas en lo que sufro yo... Y al hecho mismo de que atormento a estas criaturas"

“¿Qué satisfacciones consigues?"

“Te lo he dicho ya: ¡Ninguna!... Nosotros no ganamos nada al infligir el mal... Nosotros nos encontramos como sobre una arena movediza: cuanto más obramos el mal, más nos hundimos”.

"Entonces, deja de atormentar a estas pobres criaturas y vete a tu morada... Mira como también para ti Dios te ha preparado una casa...”.

"No es una morada; es un estado que nosotros mismos nos hemos procurado”.

“Tienes razón. Dios en su bondad, creándote, no podía predestinarte a un estado semejante. Bien dices que lo habéis hecho vosotros mismos. Por culpa vuestra habéis llegado a ser vasos de la ira y de la justicia de Dios. De esta manera mientras nosotros alabaremos su Misericordia toda la eternidad; con el mismo Hosanna, Hosanna, Hosanna cantaremos la Justicia usada con vosotros".

“¡ Qué sádico eres !”.

Fue una respuesta inmensamente reveladora, que me heló dejándome profundamente pensativo.

¡Qué grande debió ser la malicia del pecado de los Ángeles, si Dios, que es tan infinitamente Bueno, los ha golpeado con tanta Justicia!

* * *

En este momento me vino a la mente volver a la pregunta sobre las relaciones que los demonios y los condenados tienen entre sí en el infierno: ¿Se conocen, se hablan según nuestro modo de entendernos, se hacen compañía?

También esta respuesta fue tremenda:

"Cada uno de nosotros es un solitario... Concentrado solamente en la amargura de su propia condenación... En una angustia sin fin... Cada uno tiene su infierno, y es su infierno para la eternidad”.

Repetía la respuesta ya dada en otra ocasión. Yo rebatí:

“No comprendo cómo podáis decir que sois solitarios cuando sois tantos ángeles caídos que estáis juntos".

"Es así, porque cada uno se ha separado de la unión con nuestro enemigo. La completa separación de él comporta nuestro completo y recíproco aislamiento de las criaturas que giran en tomo a él.

Nosotros sentimos esta atracción, pero somos excluidos de su fin con una violencia irreversible. La atracción hacia él es regulada por una ley de amor de la cual hemos sido echados fuera y así permanecemos cerrados en la soledad del odio... El odio es nuestro elemento, nuestra fuerza y procuramos extenderlo por todas partes.

Queremos introduciros en él a todos vosotros, marmotas humanas. Hoy nos servimos del odio de razas, del odio de clases, del odio de ideologías. Y desencadenamos con esto ciclones de catástrofes, hacemos verter ríos de sangre. Todos los instrumentos de comunicación están en nuestro poder para la destrucción...”

«Bien veo que vivís de esto... ¿Pero cuándo Dios ponga fin a la historia?... ¿Cuándo el retorno de Cristo traiga su triunfo final?..

La pregunta quedó sin respuesta

Continuará.........................

Gloria dijo...

Totalmente de acuerdo Feli, tiene que haber una congruencia entre lo que eres y lo que se ve, no me imagino para nada a Cristo vestido de Obispo o con otros ornamentos esplendorosos (el del extremo nadie dice que se vistan sólo con jeans y sandalias aunque un sacerdote es siempre un sacerdote) ade,ás El dijo cosas como esta" El Hijo del hombre no tiene donde resposar su cabeza" cito nuevo testamento " Trajeron el burro a Jesús,le pusieron sus capas encima y Jesús montó en él.Muchos extendieron sus capas a lo largo del camino, y otros ramas cortadas de los árboles.... Así entre jesús a Jerusalén.." Marcos 11, 7-11. Nuevo Testamento.
Siempre pienso gracias a dios que fue así y coherente siempre, sino ni se discutiría este tema. Dios es muy sabio. Gloria

Gato Negro dijo...

Dark Packer (¿no fue usted novio de la Amidala, o algo, po cieto?) no me vacile que no cuela.
¿Qué tiene que ver usar los medios tecnológicos adecuados del siglo XXI, con travestirse con púrpuras, oropeles, perifollos, tiaras, coronas, bisuta, sedas, ciertopelos, rasos, lencería fina, lentejuelas y otras merdes?
Y puedo dejar pasar que Su Santidad se vista de plenipotenciario y como jefe de Estado haga el paripé y se ponga de punta en blanco, igual que los reyezuelos tribales se visten de almirante de la época de Nelson.
Pero que a un mindundi párroco europeo, le dé el siroco para gastarse un pastón en una túnica de folcklórica propia de Lola Flores (o de Elvis en su época decadente) me parece, además de ridículo, inmoral. Y más con la que está cayendo.
Que la fuerza te acompañe, Dark Packer, pero tampoco hagas mucha, no vaya a ser...

Gloria dijo...

Por último : "Jesús dijo a sus discípulos:"No se preocupen por la vida,pensando:¿qué vamos a comer? no se inquieten por el cuerpo: ¿con qué nos vamos a vestir? Porque la vida es más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido:Miren las aves, no siembran ni cosechan,no tienen despensa ni granero y sin embargo:Dios las alimenta.¡Cuánto más valen ustedes que las aves!"
Lucas 12, 22-24."

Me encanta el Nuevo Testamento. Gloria

El Anónimo dijo...

El esplendor de la Iglesia de Dios:

Ya estamos otra vez con el mismo tema: la pobreza evangélica, que los enemigos de la Religión Católica quieren aplicar a la Liturgia.

lo curioso del tema es que se dicen creyentes, pero les atormenta la idea del lujo de la Liturgia, y del esplendor del Vaticano.

En la vida del Santo cura de Ars, de Monseñor Trochu, se lee que este, siempre llevaba un atuendo de lo más miserable, y que en cierta cena con el Obispo y otros sacerdotes, algunos le reprochaban esta miseria en el vestir, y por esa razón, no querían ni sentarse a su lado, sin embargo también leemos que era conocido en la Ciudad de Lyon por su derroche en ornamentos sagrados para su Iglesia, y que todo era poco para alabar a Dios.

Los que critican esta postura de la Iglesia en lo referente al esplendor de las Iglesias y de las Catedrales, son semejantes a los que dijeron que el coste del perfume de Nardo derramado a los pies de Jesús, tenía que haberse entregado a los pobres.

Y de la misma manera de que esto es la prueba de que aquellos no amaban a Jesús, estos tampoco aman a la Iglesia, ni a su fundador.

Prueba de ello, es que jamás se les ocurrirá decir que se tendrían que vender todas las obras de arte del Museo del Louvre o del Prado, para aliviar el hambre del mundo.

Y aún más, nunca criticarán a unos políticos, que están elegidos para buscar el bienestar del Pueblo, pero que viven en un lujo desenfrenado, a las narices de los desheredados, como ocurre en todos los Países del mundo, y aún más en los más pobres.

El que ama de verdad a una persona o una Institución, todo le parece poco, para engrandecer a lo que ama, y esto ocurre en todas las Religiones y los estamentos, solo la falta de amor o la envidia, impide este hecho tan natural.

Y para más Inri, los que critican esta postura de la Iglesia, serán siempre los que nunca mueven un dedo para intentar paliar los sufrimientos de sus semejantes.

La madre Teresa de Calcuta, nunca criticó al esplendor de la Iglesia, y esto que tenía plena presencia de Dios.

Me parece buena la postura de S. Francisco de Asís, para los que tienen ese carisma, pero no hay que olvidar nunca, como así lo dice S. Juan de la Cruz, que en el Tribunal Supremo de Dios, muchos pobres serán condenados por ricos, y muchos ricos serán glorificados como pobres, ya que Dios mira la intención.

Gloria dijo...

Sí estimado anónimo pero la Madre Teresa ni siquiera se fijaba en esas cosas porque ELLA vivía pobremente, y lo único que le importaba eran los más pobres y desposeídos.
No tenemos porque irnos a los extremos anónimos.Gloria

San Francisco lo mismo.
Además yo sólo cité los Evangelios.

Felicitas dijo...

Anónimo de las 14.26h:

Pongamos por caso que eres párroco de una igleisa en un pueblo en el que hay mucha necesidad. Si se te presenta la situación de tener que comprar un caliz y al mismo tiempo tener que organizar un comedor para los necesitados, pudiendo elegir un caliz de oro y otro de menor coste, ¿Cual elegirás sin tener ningún cargo de conciencia?

Yo lo tengo clarísimo. Elegiré un caliz digno, pero el más económico, porque así podré dedicar una parte mayor a dar de comer al hambriento.

Recordemos que en el Juicio Final se nos reclamará el haber practicado el amor al prójimo de forma eminente, y comprar un caliz digno (repito) para la Santa Misa en vez de un caliz caro, no es hacerle un feo al Señor, porque Él sabe de sobras qué te está moviendo para actuar así.


Cálices se pueden encontrar desde 150€ la pieza - hasta cálices de 2565€ la pieza, y más.
Por lo tanto hay mucho donde elegir, y mucho terreno para practicar esa moderación que debe caracterizar al cristiano, y más aún al consagrado a Dios.

Alison dijo...

ja, ja, ja, me estoy riendo un montón con los comentarios de este post del padre forty.

La austeridad de los monjes toca mi fibra sensible, me recuerda que soy un ser espiritual. Me recuerda a Dios.

Sin embargo, comprendo que si el Papa, los obispos, los sacerdotes, fueran vestidos como los monjes, la Iglesia sería un poco deprimente.

Me parece que hace falta color, vida, belleza material, porque es fantástica, porque en ella también está Dios.

Claro, sin obstentación.

Alison dijo...

Otra cosa,

cada vez que alguien opina que la Iglesia debe ser austera y pobre, a ese alguien se le tacha de comunista e hipócrita.

Pues no, es su visión de las cosas, puede que se equivoque ó que no, pero no tiene porque ser hipócrita.

Para mi gusto, los que queréis vestir al Papa con oro, sóis los que no podéis abandonar el oro de vustras vidas, teneis un apego a las riquezas, como el joven rico.
Los ricachones que le dais un eurito al pobre de la puerta de la Iglesia, y decís,¡que lastima hay que darle algo¡¡ y hasta eldomingo que viene.

Gloria dijo...

Querida Alison, no digo que los Obispo vayan como pobres (tan extremista todo) sólo normales y sin ostentación.
Conocí un Obispo capuchino (que ya murió) lo único que se notaba era en las Misas que se revestía con ese sombrero que usan los obispos ah y el báculo!! probablemente lo declaren santo, y no me extrañaría, de verdad hay un proceso para su beatificacón, erea un amor. Gloria

Anónimo dijo...

La principal moderación que debe caracterizar a un consagrado no es tanto relativa a su vestimenta, ( porque el hábito, no lo olvidemos, en ningún caso, sea franciscano o casulla renacentista, no hace al monje ) tiene que ver con sus actos, debe ser moderado: no debe crear foros que atenten a la moral que como consagrado debe defender y no atacar miserablemente, no debe perder el tiempo entreteníendose en desmenuzar las últimas tendencias de 'la moda de Paris' ( por llamarlo de alguna forma ) y no debe crear falsas identidades que simulen ser sacerdotes fieles y santos.

Osea, no debe burlarse de nadie, incluso de los laicos que van a pedirle a los santos ayuda en sus necesidades. y mucho menos, debe 'pontificar' sobre lo que NO COMPRENDE en un foro sagrado; debe ser respetuoso sino puede ser humilde y franciscano.

Porque a veces,por desgracia, en esos adentros que sólo Dios conoce, como muy bien imagina vuecencia, el alma lleva encima kilos y kilos de suntuosos y pesados cortinajes, con flecos, cenefas, recamados, drapeados, y lo que es peor, llenos de lamparones de grasa, quemaduras de cigarrilos y otros estragos del tiempo encima. ( marypaz )

El libro lo sigo buscando, pero sí, Jesús es un aristócrata, la suya es la aristocracia del Espíritu frente a la brutalidad de los sans-culotte de la inmoralidad carnal.

Anónimo dijo...

Creo que, efectivamente, hay bastante de verdad en esa afirmación que asegura que la cara es el espejo del alma. Ayer, me fijé en una, en una cara, y tenía un exceso de todo. Exceso de bolsas en ambos párpados, exceso de pomúlos o sobrecarga facial por derramamiento de los años y uso y abuso de un mal control calórico, relativo a las chacinas y cecinas mayormente. Una cara pletórica. Una faz encantada de haberse conocido. Lástima que sea sólo una máscara veneciana.
( marypaz )

Anónimo dijo...

Marypaz cuando hablas la mayoría de las veces destilas odio y rencor.Que triste.
Qué pasaría si vieramos tu foto también tendríamos que analizarla??

Anónimo dijo...

Yo he descrito lo que ví al natural, no en foto. Le dejo vía libre para que haga lo mismo con la mía, pues Su Caridad también me vió. Y así, hasta que el Padre Fortea, lea esto y lo anule.
( marypaz )

Gato Negro dijo...

El Anónimo dijo...

"El esplendor de la Iglesia de Dios:

Ya estamos otra vez con el mismo tema: la pobreza evangélica, que los enemigos de la Religión Católica quieren aplicar a la Liturgia."

Pues hombre, lo que no se puede hacer es fundar Alcohólicos Anónimos y en la fiesta de inauguración servir, champán y licores.
Le recuerdo, que son ustedes quienes andan todo el día dando la barrila con la Iglesia de los pobres.
Y ciertamente muchos miembros de la Iglesia llevan a cabo obras extraordinarias de ayuda a los necesitados, pero siempre los que lo hacen van vestidos de modo humilde y sin alharacas. ¡Qué casualidad!
Me parece que fue Jesús de Nazaret el que se lió a mamporros con todo el que se le puso por delante, porque no quería que la casa de su padre fuera una cueva de ladrones.
Resumiendo, que D. José Antonio queda muy digno cuando hace las américas disfrazado de Obi-Wan-Kenobi; no sé que pajarraca se le ha cruzao ahora para querer ir de drag-queen.
A la vejez viruelas...

Anónimo dijo...

Sí pero no podeís saber hasta lo que come estáis especulando de esa persona.

Gato Negro dijo...

Marypaz y sus enigmas enigmáticos:
Ayer vio a Dorian Gray!
¿Y a los demás que nos importa?
¿No sería que te viste en el espejo, bonita?
Por lo que a mí respecta, me duele la cara de ser tan guapo.

http://www.youtube.com/watch?v=q5yjZyNq-uM

El Iluminado dijo...

Un exorcista entrevista al Diablo
Autor: P. Domenico Mondrone S.I,


Capítulo 12: Décimo encuentro



"Este es el último encuentro al cual soy obligado a tener contigo... Pero esto no quiere decir que no pueda haber cualquier otro decidido por mi propia iniciativa y sin ciertas cautelas impuestas por aquella odiosa tirana... Te podré siempre coger por sorpresa y cuando menos te lo esperes... Tienes ya demasiadas cosas que pagarme... No creas que he olvidado las rociadas de agua bendita que me has tirado encima para alejarme de aquél tal...”

Este discurso explotó de improviso y amenazante, sin los acostumbrados signos premonitorios, mientras - ni que lo hubiera hecho aposta - estaba leyendo un pequeño libro llamado L’Era del diávolo de un autor alemán, Antonio Bohm.

El tono de mi interlocutor era, como siempre, fuerte y arrogante; también esta vez hablaba con aire de gran señor que dispone de todo, aunque es apenas el miserable ejecutor de cuanto le es permitido.

«Es el último encuentro, has dicho, y espero que sea en verdad así. Mientras agradezco a Ella que ha estado siempre cercana a mí, como lo estará también en los encuentros por sorpresa con que amenazas prepararme. Para decirte la verdad, tenía ya demasiado con tus fanfarronadas y con todas tus bravuconadas con las que pretendes hacer temblar al mundo... también creo, y ya te lo he dicho, que el Señor podrá permitir un tiempo grande de prueba para su Iglesia... Pero sucederá todo bajo su dirección y para librarnos de la suciedad que has acumulado en ella... Serás, también esta vez, su encargado de limpieza... Si habrá víctimas, como es previsible, servirán para hacer más bella y más santa a su Iglesia."

"Eres demasiado irónico y seguro, tu... espera a que sucedan los hechos. ¡Estoy preparando cosas terribles! ¡Escenas de destrucción y de sangre jamás vistas! Sobre los pináculos de vuestras Iglesias, en vez de la cruz, ondeará mi estandarte. "

“Ya nos lo han predicho también esto almas inspiradas. Pero quizás será tu último desfile como "príncipe de este mundo". Después intervendrá Él y todo se derrumbará sobre ti y sobre tus secuaces.”

"Te equivocas. Sin embargo, empieza mi época. Triunfará mí poder de destrucción. Me presentaré a los hombres sin máscara; me presentará tal como soy, para que todos tiemblen ante mi presencia “.

“¡Que va, bufón! Ni siquiera tú, como tantas otras veces, crees en lo que estás diciendo. Tú sabes bien quien es Dios. Tú sabes que Él no abandonará jamás a la humanidad a tus diseños grandiosos de destrucción. Te permitirá solamente aquello que servirá para castigarla por sus traiciones, y purificarla de sus culpas en las que tú la has metido, pero no más de esto..."

“¡Ilusiónate, ilusiónate... La humanidad se está preparando por si misma, gracias a mis inventos ya mis iniciativas, a este suicidio universal. La bomba de cobalto, la de uranio, los productos radioactivos de la energía atómica, pulverizarán todo, en pocos instantes; todo germen de vida será destruido...”

«Así tú reinarás sobre un inmenso cementerio, serás el rey de los muertos; mientras el nuestro es el Dios de los vivos; por eso os deja vivir también a vosotros, ángeles rebeldes... Os deja porque debéis ser los testigos de su triunfo sobre vuestra loca rebelión... Os deja para que nos contempléis durante toda la eternidad a nosotros los hombres, - una naturaleza inferior a la vuestra pero Divinamente transfigurada por la gracia de Cristo, - gozando de la bienaventuranza que vosotros perdisteis para siempre."

“Este cambio os quema por la eternidad. Expulsados de la Civitas Dei, habéis trabajado duro para construir la civitas diaboli, una efímera construcción de papel pisoteado. Puestos en fuga por Cristo, os habéis dado un Anticristo, una caricatura del Hijo de Dios para destruir sus obras e imitar de manera ridícula su potencia”.

“¿Por qué no dices antagonista?"...

“¡Te daría demasiado honor! Antagonista es aquel que lucha con su adversario combatiendo a cara descubierta. Tú, con Él, ni siquiera se te ocurre, porque sabes que es infinitamente más fuerte. Sin embargo, con nosotros tienes que recurrir al engaño, a la mentira; con los ingenuos te presentas como una superpotencia; con los inteligentes intentas borrar tus huellas, necesitas trabajar de incógnito, recurres a la astucia de no hacernos creer el ser maléfico que en verdad eres.

Todo lo que consigue hacerte pasar desapercibido, lo pones en marcha recurriendo a mil astucias. También has logrado persuadir a las inteligencias más vigilantes para que no vean nada de malo en todo lo que el hombre puede hacer. El delito se manifiesta mediante un dinamismo progresivo.

El psicoanálisis, presenta el pecado como una enfermedad, librando aparentemente al hombre de toda responsabilidad. Los escrúpulos de una conciencia turbada por las culpas intentan camuflarse como residuos de tabú provenientes de viejas prohibiciones no motivadas. Por otra parte, para convencer a los hombres de tu poder absoluto utilizas la propaganda del terror”.

* * *

"Me doy cuenta, en todo este discurso tuyo, que te crees un especialista de bagatelas demonológicas con el añadido de que ni siquiera te percatas de las tonterías que tu presunción te hace decir”.

"Quizás no logro decir todo sobre tu ser y tu naturaleza; pero tú sabes que te conozco bastante. Sé que para comprender tu obrar maligno tengo que recurrir a tu origen y a tu naturaleza, tal como nos son presentadas en la Sagrada Escritura, especialmente en el Evangelio, y en la tradición cristiana.

Estas son para mí las únicas fuentes fidedignas: Las únicas para comprender el origen del mal; eras una criatura predilecta de Dios y has llegado a ser un rebelde; eras un ser de luz y ahora eres espíritu de las tinieblas. Esto eres tú. Puedes camuflarte con todas las artimañas. Tus características son éstas: Una criatura perdida para siempre, un ser sin redención".

“¿Has dicho todo?”.

"Creo, sin embargo, haber dicho demasiado poco. Ni me importa saber más. Tengo suficiente para odiarte y estar en guardia contra todas tus tretas. Y sobre todo para orar, orar mucho por todos los que ceden a tus engaños.

Pero en esto sé que no estoy solo. Están conmigo millones de almas que luchan contra ti. Está con nosotros Jesús. Está también su Madre Bendita".

“Tenemos, sobre todo, en nuestra mano la facultad de renovar cada día el sacrificio redentor de Cristo: Basta esto sólo para destruir totalmente tu efímera potencia. Basta una Misa para arrebatarte millones de almas".

“Siempre las mismas tonterías. No me has permitido decirte todo lo que quería. Hablarán los hechos, te lo repito. "

Ya te lo he dicho: No te tengo miedo. Está con nosotros Él, que es más fuerte que tú, y sólo para tu mayor castigo no te destruye totalmente. Si nos tocará sufrir, lo bendeciremos. A cambio de los sufrimientos de aquí, Él nos prepara un premio que te hará temblar de envidia.

Para ti será sólo el peso de tu condenación, el fuego inextinguible de tu orgullo y al final de los tiempos la trágica imposibilidad de poder continuar haciéndonos el mal y la envidia torturadora al sabernos bienaventurados para siempre en el paraíso, por ti perdido".

Continuará.........................

Anónimo dijo...

Querido Padre Forty: ¡Hablenos de San Pablo, ahora en este año paulino! lo necesitamos mucho y ahora que salió a colación en el post, pensé pedírselo, por favor. Cuídese, excelente el blog. Saludos. Marta y fam. desde Colima, Colima, en México

Gato Negro dijo...

Querido Iluminado:
Tus relatos sobre la diabólica interviú son un insulto a la inteligencia.
¿Tú sabes quién es el Diablo? ¿Tú sabes que su nivel intelectual y personal está muy por encima de la persona más sabia y atractiva mentalmente que haya existido jamás en el planeta? ¿Tú te crees que el Diablo dice todas esas patochadas, esas necedades? ¿Tú crees que habla con esa rabia como de pobre orate amedrentado que más parece Golum que un ser cuasi divino, como realmente es? ¿Tú te crees que un ser que se atrevió a enfrentarse al mismísimo Dios, quedando la cosa en tablas, va a dignarse platicar con un mindundi cantamañanas sólo porque lo invoque en nombre de la Virgen?
Ese insufrible libraco es un tostón más de los muchos que circulan a manos de curitas endiosados y podridos de ego. Todo eso envuelto en el celofán del humilde servicio a Dios.
No tienes idea de cómo es el Diablo, Luciérnago de plomos fundidos.

Anónimo dijo...

En los hospitales las enfermeras, y el resto del personal, casi siempre van de blanco... pero si os fijáis bien las batas muchas veces no son idénticas, varian... unas llevan unos botones de colores, otras llevan algo bordado, otras con letrero y nombre otras no, las hay con el cuello de color, etc: en general van de blanco pero ahí llevan su pequeña nota personal para diferenciarse o alegrarle el día al paciente dentro de unos límites.

A mí me parece que la ropa es una forma de expresarse y a veces va sujeta a la moda otras veces no. Cuando nosotros nos vestimos para una boda no llevamos lo mismo que para dormir (aunque alguno piense que sí) Durante el año en misa hay un "ritmo" y vemos como cambian los colores según el tiempo en el que nos encontremos: tiempo ordinario, cuaresma,...
Creo que los sacerdotes no todos deben vestir como "ermitaños" pq de hecho no lo son, sino que debe existir tb la posibilidad de expresarse mediante la ropa para una celebración especial o para lo que ellos crean que es una ocasión especial, eso sí dentro de unos límites (que a mí me parecen bastante amplios). No lo veo mal que una persona exprese que es sacerdote (con su ropa) y además exprese cierto gusto por algo que está relacionado o que nos cuente con lo que lleva puesto algo íntimo. (No es tb íntimo vestir de riguroso negro ? No es tb íntimo hacer ver con todo lo que llevas puesto que estás decicado a Dios ?) Que nos pueda parecer demasiado recargado buah, es como decir que alguien lleva demasiadas joyas. Hay personas que están colmadas de cruces de oro y otros llevan cruces de madera... qué cada cual se exprese o nos cuente los más íntimo como pueda dentro de sus posibilidades. A mí me encanta que Dios inspire y nos permita crear cosas para hacerle feliz. Es ofrecerle a Dios todo lo que tienes.
Sigo a favor de
"the special casulla 4 4ty"

El Iluminado dijo...

Un exorcista entrevista al Diablo
Autor: P. Domenico Mondrone S.I,


Capítulo 13: Conclusión del acontecimiento



En la conclusión de este acontecimiento sucedió un hecho insólito. Llevaba ya varios días con mi ánimo en la necesidad de ir a dar gracias a la Virgen ante su imagen en la que había experimentado el impulso para escribir estos "encuentros” y por haberlos podido realizar con Su protección, que me puso a seguro de cualquier posible superioridad del Enemigo.

Así es que una tarde fui a la iglesia donde aquella querida imagen es venerada en Roma y arrodillado a sus pies comencé a darle las gracias.

A los pocos minutos, proveniente de la primera fila de los bancos, donde estaba también ella orando, se me acercó la muchacha de la vez pasada.. Me impresionaron también ahora sus ojos luminosísimos y dulces y su sonrisa excepcionalmente encantadora.

“Eh, ¿ha quedado contento de haber obedecido?”.

“Perdón, señora...”

"No, señorita”.

"Podría decirme, señorita, ¿quién es Vd?.

“Mi nombre no importa, déjelo así le ruego que no le busque. Le digo que estoy contenta de que Vd haya obedecido".

“Se ve que está muy interesada en este asunto".

“Sí, muchísimo. Ahora se lo digo." Entonces cogí una silla que tenía cerca y me senté a su lado, en un ángulo apartado, y ella comenzó a hablar con voz baja y calmadamente me dijo:

Quería decirle que ha hecho mucho bien al escribir esa entrevista.

Comprendo que pocos le creerán, pero es necesario no callar El enemigo recurre a todo tipo de argucias para no hacerse descubrir. Quiere trabajar escondido. Y lo logra.

Ustedes, los sacerdotes, deben desenmascararle. El Señor les concedió contra el demonio un poder especial del que no son conscientes… Él tiene un miedo terrible de ustedes, sacerdotes. Por eso les odia más que a los demás, les rodea, les tienta y les hace caer. Son muchas las víctimas que va haciendo entre ustedes.

Y pensar que son muchos los sacerdotes que no creen en su presencia, ni en sus obras. Hablan de él por diversión, por burla, y no piensan que se trata de su enemigo capital.

¡Es una situación triste! Vd. No se preocupe de lo que digan sobre lo que ha escrito. Déjeles reír. Muchos son instrumentos suyos y no se dan cuenta. Obedecen sus órdenes pero Dios les observa.

¡Si viese qué horror, qué repugnancia dan ciertas almas de sacerdotes, llenos de orgullo, de impureza, de rebeldía y sembradores de escándalos! Si Dios les concediera ver su alma, aunque solo fuese por un instante y mirarse al espejo! ¡Se han dejado arruinar por su enemigo y no creen en él! ¡Dios mío, qué horror!

Vd confíe su escrito a manos de Ella y no se preocupe. La gracia de Dios podrá servirse de estas páginas para iluminar tantas almas Y esto tiene un gran mérito. Dios le bendiga”.

"Muchos me ridiculizarán".

"No le preocupe”,

Aquí la muchacha, con la cara de nuevo sonriente, se levantó, hizo una genuflexión hacia el altar, me saludó y se fue.

Me quedé con la impresión de haberme encontrado con una de aquellas almas escondidas, pero muy queridas por Dios. No es una persona creada por mi fantasía. Está viva y es verdadera.

Fin

El Maligno dijo...

Iluminado, por fin terminas con tu soporífero libro, digno de 1º de ESO, para quienes fue escrito con seguridad.
¿Cómo se llama esa enfermedad cuando oyen voces? Esquizofrenia.
Si, esa misma, esa es la que el padre Domenico padecía.
Y ya puestos a entrevistar, habiendo empezado por una divinidad como Satanael, seguro que seguirá por el invisible Dios, rival suyo desde todos los tiempos.
¡Pero hay que ser zote para escribir tanta tontería! Y otro tanto para creérselo
.

Anónimo dijo...

Lee, lee, maligno.
Lee y rabia todo lo que quieras, que de poco te va a servir.

Gato Negro dijo...

Mi querido Iluminado, ya disculparás la dureza de mis palabras en el comentario anterior, pero no soporto la estupidez; y me parce muy bien que al Maligno se le odie, se le insulte (los Evangelios lo censuran, no se debe hablar mál de los demonios) se le jure odio eterno, pero por favor, no lo presenten como un estúpido. El Diablo es cualquier cosa menos imbécil. Y su diálogo es inteligentísimo, elegante, respetuoso, punzante, con un finísimo y cruel sentido del humor, y se parte de risa con estas tonterías que lo presentan como un cascarrabias irascible en presencia de objetos sagrados.
El Diablo está por encima de esas pequeñeces.
Un saludo esforzado iluminado.
Y gracias por acabar.
Dios te lo pague.

Diario El Ángel dijo...

«Noticias del Reino de Dios


Eutanasia: una clínica suiza, otro problema para el Vaticano

El Vaticano ha entablado en los términos más rígidos la lucha contra la eutanasia y en Italia, donde se discute una ley de testamento
biológico, prosigue un debate encendido sobre la "muerte dulce " y los límites de la voluntad de las personas para decidir cuando poner fin a su existencia
y evitar el ensañamiento terapéutico. Un serio desafío indirecto al Papa funciona con éxito en Zurich: es la clínica Dignitas, donde alrededor de un millar
de europeos han sido ayudados a morir voluntariamente. Un nuevo caso, el de un rico matrimonio de ancianos británicos, ha encendido nuevamente las polémicas.

----------
El Papa justifica su decisión y denuncia que en la Iglesia se muerden y devoran

En una carta en la que expresa dolor y amargura por las críticas recibidas desde dentro de la Iglesia, el Papa ha justificado la revocación
de la excomunión a los cuatro obispos "lefebvrianos ", a la vez que se ha lamentado de que en la Iglesia actual "se muerden y devoran " unos a otros. El
Vaticano publicó hoy la carta escrita por Benedicto XVI a los obispos en la que explica porqué levantó la excomunión a los prelados que ordenó el cismático
Marcel Lefebvre en 1988, uno de los cuales ha negado el holocausto, desatando una fuerte polémica. El Papa justificó la medida como un gesto de "misericordia
" para evitar la radicalización de los tradicionalistas y reintegrarlos "en la medida de lo posible " en la Iglesia.

----------
Le catafixian un auto al padre Chu Chin

Mientras que la titular del Juzgado Primero de Primera Instancia, licenciada Beatriz Rivera, le dictó auto de libertad al ex sacerdote
católico, José de Jesús Sandoval González “El Padre Chuchín”, en el segundo caso de abuso erótico sexual en agravio de dos niños, en ese mismo expediente
le dictó auto de formal prisión por violación. Como ha informado NOTIVER de manera oportuna, este caso del pederasta religioso se descubrió en el pasado
de mes de enero, cuando unos menores de la Casa-Hogar “Manuel Pío López” de la calle uno, en la colonia Linda Vista de Boca del Río, denunciaron las bajezas
que sufrían. Las autoridades detuvieron al “Padre Chuchín” como era conocido, junto con la encargada del lugar, María Guadalupe Zaragoza Barajas, quien
se hacía llamar la “Hermana Martha” y era la que llevaba a los infantes con el pederasta, por lo que ahora a ella le giraron orden de aprehensión por violencia
familiar y violación en grado de coparticipación.

---------
Los obispos deciden el futuro de Losantos

El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal, el máximo órgano decisorio de la Iglesia católica española, se
reúne hoy para abordar la renovación de Federico Jiménez Losantos en la Cope. El polémico locutor de los obispos finaliza su contrato en la emisora episcopal
en junio y, a diferencia de lo que sucediera el pasado año, son pocos los que, en el entorno episcopal, apuestan por su continuidad. Sólo uno de los siete
miembros del Comité Ejecutivo defiende la permanencia de Losantos, aunque se trata del más significativo: el presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio
María Rouco Varela.

Johnny dijo...

Hay que congratularse con el padre y la madre del niño Andrés Mariscal, porque nos anuncia la Junta de Andalucía, que ha superado su enfermedad de beta-talasemia, gracias a la donación por parte de su hermano menor, Javier, nacido tras un proceso de diagnóstico prenatal y selección genética (mejor llamada “solidaridad genética”).

Totalmente de acuerdo con el comentario de Fernando Ónega, que escribe en La Voz de Galicia así: ”En esta breve narración se contiene la historia más emocionante y hermosa de los últimos años. Dicen que es un hito de la medicina, y es cierto: un gran hito. Es de esas noticias que nos hacen bendecir a la ciencia y nos animan a pagar impuestos, si revierten en beneficio de la comunidad. Pero es mucho más: es como un milagro producido en el silencio del laboratorio, donde cada vez se fabrica más vida, y culminado en un hospital."

Con lo que no puedo estar de acuerdo es con el titular de la columna que dice: “A pesar de la Iglesia, una noticia feliz”. No, yo no diría “ apesar de la Iglesia”, sino “a pesar de una parte de la cúpula eclesiástica, retrógrada en moral y cerrada a la ciencia”, pero motivo de gratitud y congratulación para esa otra parte de la Iglesia, la que toma en serio la ciencia y vive la solidaridad del Evangelio.

Digan lo que digan los voceros neoconservadores de algunas iglesias, la noticia es feliz para la iglesia y para la teología moral, que deben apoyar a los progenitores. Dice Fernando Ónega en su columna que “la Iglesia nos somete a una dramática elección”. No, porque no estamos obligados a asentir a esa parte retrógrada de la Iglesia, e incluso estamos obligados en conciencia a disentir de ella.

No se debe llamar “bebé medicamento” a Javier; elegir de entre los óvulos fecundados el que, tras el diagnóstico debería implantarse, no es, ni mucho menos, como decía con notable ignorancia cierto portavoz episcopal “sacrificar a un hermano para bien de otro”. No se ha sacrificado a nadie. El proceso ha sido moralmente correcto. Y si instancias eclesiásticas atrasadas en teología moral dicen lo contrario, sepa el pueblo creyente ser adulto y disentir cuando sus pastores meten la pata, cosa que ocurre con cierta frecuencia, como recientemente en algunos países mediterráneos, y otros de América del Sur.
Cordialmente.

Anónimo dijo...

ya disculparás la dureza de mis palabras en el comentario anterior, pero no soporto la estupidez

ja ja ja ja ja

pa mear y no echar gota

debe ser por dolerme el huevamen de tanto mear colonia

Anónimo dijo...

Mi querido Iluminado, ya disculparás la dureza de mis palabras en el comentario anterior, pero no soporto la estupidez


Entonces, la convivencia consigo mismo debe ser un infierno. Le compadezco, Ferrán.

Anónimo dijo...

Jajajajajaja Iluminado

Anónimo dijo...

El Memo (perdón, el Maligno) balbuceó:


Iluminado, por fin terminas con tu soporífero libro, digno de 1º de ESO, para quienes fue escrito con seguridad.


Al menos Iluminado ha terminado algún libro (aunque sea del curso en el que usted se ha fosilizado discentemente). Usted ni siquiera sabe qué es eso (un libro).

Anónimo dijo...

Jajajajajaja Iluminado

Algo de 'iluminación' es lo que usted necesita, caballero. De detective y/o vidente no se ganaría la vida.

Anónimo dijo...

El diablo es un pobre perro atado que echa espuma por la boca. Un perro rabioso, deformado, decrépito, condenado a toda una eternidad de soledad y odio porque él mismo decidió su torpe destino pudiendo haber sido eternamente feliz.
¿¿se puede ser más imbécil??
Su estupidez no tiene límites.

Margalida dijo...

maligno dijo:
¿Cómo se llama esa enfermedad cuando oyen voces? Esquizofrenia.

Lo que te fastidian los que además creen en Dios y rezan para que te vayas a las profundidades del infierno.
Llámales como quieras que el nombre es lo de menos. Mucha más gente reza. Así es que tu sabrás dándoles enfermedades sales perdiendo.

Anónimo dijo...

Usted lo ha dicho, padrecito: LA DOCTRINA PAULINA.
Jamás a Cristo se le pasó por la mente fundar este engendro Vaticano. Él sólo tenía una túnica, y ordenaba que no se tuviera más (¿recuerda todo el problema histórico que generó Francisco de Asís en torno a la pobreza?)


No miente usted a San Francisco de Asís con su sucia boca blasfema, hombre. Hace no mucho casi lo tildaba de sadomasoquista. Y ya basta de tanto abrir esas bocazas mentirosas los anticlericales coprófagos de siempre, para dar 'clases magistrales' de 'pobreza evangélica' y otras lecciones a la Iglesia, como si la pobreza se redujera a lo meramente económico. Hay pobrezas mucho más insidiosas que la de los que no tienen dinero suficiente y es la de los que son asesinados en el aborto, los cuales ni siquieran tienen derecho a vivir.




Respecto a la repugnante y filofascista práctica del 'bebé mediacamento', los que lo justifican que sean coherentes hasta el final y también lo hagan con los niños-medicamento. Es decir, niños concebidos genéticamente para servir de bancos de órganos a sus hermanos necesitados. Al fin y al cabo, es una cuestión de grado. Luego, estos iletrados hablan mucho de 'derechos humanos', de 'pobreza en la Iglesia' y de otras cosas que por rubor no cito. Un ser humano no es (al menos en una sociedad no filofascista, como la que no tenemos ahora) medio, sino fin. Concebir a un hijo cuasi diseñado como medio para curar a otro hermano, y no como fin en sí mismo, es una aberración, una repugnante práctica inmoral. Menos intentar sacar pajas en el ojo eclesial y más extraer las gigantescas vigas morales de los propios. Además, con el diseño del bebé-medicamento (pero qué repugnante sociedad esta) se exterminan otros seres humanos 'no viables', es decir, no de 'raza pura' deseada.


La madre Teresa también utilizaba ese medio de transporte pero nunca se le vió vestir una joya.

La Madre Teresa de Calcuta (como cualquier monja) había hecho voto de pobreza. Tiene tanto sentido (muy poco) dcecir que el Papa es rico o no vive pobremente por vestir un determinado vestido o por vivir en un palacio rodeado de obras artísticas valiosas (joyas incluidas) que afirmar que un cliente de banco se hace rico por visitar una entidad bancaria. La verdadera pobreza no consiste solo en no tener riquezas o bienes materiales, sino en no ser tenido por ellos. Y por ello, (¡oh paradoja!) hay pobres que son ricos y ricos que son pobres.

Dado que es pobre quien carece de algo que necesita (y respecto de ese algo) los máximamente pobres son, además de los abortados (de estos no dicen, los criticadores profesionales de la Iglesia, ni mu) aquellos que están en pecado mortal, pues carecen de algo que vale más que todo el oro del mundo: gracia santificante. La Madre Teresa de Calcuta no se dejaba intimidar por los profesionales predicadores de la llamada (y politizada) 'opción preferencial por los pobres', de ciertas seudoteologías. Ella sabía muy bien que hay muchos tipos de pobreza, y la económica no es la más grave.

Así que ya basta de tanta hipocresía estúpida con este rancio asunto de la 'pobreza en la Iglesia'. Más dar trigo y menos 'predicar'. En el culto divino, como afirmaba San Josemaría Escrivá, se ha de ser espléndido, generoso, en los detalles: retablos, vestimenta sacerdotal, cálices, etc. Prefiero un cáliz de oro (a ser posible, obra de arte) que uno de hojalata. Esa falsa pobreza que algunos fingen y/o propugnan, es de opereta y a veces refleja su propia pobreza espiritual.

Mónica dijo...

la liturgia se hace también para la Iglesia , para el pueblo de Dios es algo que los que defienden la sencillez por considerarla más del gusto del pueblo no entienden bien ,

Anónimo dijo...

Da miedo pensar que puedo cruzarme con tipos como usted por la calle, Anónimo.
Por si acaso, cuando vea a alguien vistiendo Armani y calzado con zapatos ingleses de piel de cabritilla, es decir a un espiritualmente rico, me apartaré, no sea que se me note que busco trabajo y aspiro a comer tres veces al dia.

LAM dijo...

Vivimos siempre en el error





Lo sabemos. Somos conscientes de estar errados. No conocemos casi nada de casi todo. Campesinos a sueldo, ingenieros de la NASA, catedráticos o analfabetos, todos tenemos la certeza o la sospecha de estar equivocados, o inmersos en el error.



Cada adelanto en la ciencia nos aporta algo o mucho de verdad. Pero a la vez nos abre un nuevo paisaje de ignorancias. El analfabeto comprende, por fin, que no es el sol quien da vueltas alrededor de la tierra sino la tierra la que viaja alrededor del sol. Pero la incorporación de conocimientos termina, más o menos explícitamente, en que lo que se ve no es la verdad.



Si unos científicos creen llegar a las puertas del origen de todo: el Bing Bang del comienzo, pronto otros científicos más modernos o más inquietos creen descubrir que ese comienzo no es tal, sino una como reencarnación de otros bing bangs anteriores, que también comenzaron y terminaron. No afirman que el tiempo sea eterno sino que el tiempo se regenera a sí mismo. Ya que, dentro del cuadro de la ciencia, la dimensión “eternidad” no tiene cabida.



Ante las verdades últimas y estructurales, se entremezclan ciencia, ignorancia, poesía, snobismo. Al final siempre es lo mismo: conocemos casi nada de casi todo.



Hay que admitirlo. El marco general en el que se enmarca nuestra existencia, genera grandes desconciertos, hasta el punto de que nuestras afirmaciones, nuestros credos, cuanto más absolutos más erróneos. Es curioso cómo unos continúan buscando a Dios en los huecos que deja la ciencia, y otros aprovechan cualquier descubrimiento científico para probar que Dios no hace falta para explicar nada. Finalmente hay quien más prudente, o incluso más sabio, se refugia en el silencio humilde.



Nuestro credo cristiano, y más el católico-romano, (credo es el marco dentro del que se mueven nuestra creencias) está sometido a los mismos movimientos sísmicos. Nuestros catecismos religiosos caminan siempre a la zaga del progreso científico. De tal manera que, después de analizar dogma tras dogma, concluimos como en la ciencia: no conocemos casi nada de casi todo; vivimos rodeados por el error. Por eso los jefes de nuestra fe nos exigen tragar los dogmas y prácticas eclesiales sin masticar, como si fueran antibióticos. Dogmas y prácticas fabricados hace diecisiete o quince siglos.



Conclusión: En lo científico como en lo religioso, vivimos infectados por el error.



Dividimos con terquedad las realidades en dos o más partes: el hombre es materia y espíritu; el cielo frente a la tierra; lo natural frente a lo sobrenatural; lo sagrado y lo profano; el corazón y la mente; lo intelectual y lo emocional; lo ideológico y la realidad, etc.



¿No será una fuente de errores esa confrontación: materia - espíritu, sagrado - profano, sobrenatural - natural?



Por otra parte: ¿Qué utilidad tiene una verdad o dogma si no aporta nada al desarrollo del hombre? Puede que existan verdades inútiles, cuya simple búsqueda sea un error.



Estar errados en la galaxia de dogmas o verdades que ni mejoran ni empeoran al hombre, es un pasatiempo. Y dentro de nuestro credo, hay mucha verdad improductiva. La elite griega, apasionada de la verdad teórica, llegó a decir todo lo contrario: las ideas si servían para algo ya no eran ideas.



¡Cuánto tiempo han perdido los sabios sagrados en acicalar dogmas improductivos! ¡Cuántas horas, cuántos concilios, cuántos libros dedicados a cincelar verdades imposibles, inútiles y siempre, finalmente, erradas! Acumular verdades ha sido similar a acumular errores. Lo que se llama “escolástica” puede ser un método elitista para vivir de espalda a la realidad, es decir de espalda al hombre real. Que por cierto no ha hecho nada más que sufrir, pasar hambre, y temblar de miedo.



En justo castigo, al final de tanto estudiar “la verdad teórica” no hemos hecho más que aumentar el índice de enredos en el error.



Según aparece en los evangelios, Jesús está volcado en muy pocas verdades: su Padre, los hombres, y los que se han apoderado de los hombres. Lo demás no le interesa. Y al final de su vida se van fundiendo las dos imágenes: su Padre y lo hombres.



Para Jesús, la “verdad” es un todo. No exclusivo de lo intelectual. Su verdad implica a todo el hombre. No a una parte. La verdad es vida. Dice verdad el hombre que es verdad.



No son dogmas, sino vida lo que anunciamos. Las verdades sin vida son como muertos disecados. Evangelios “proclamados” “anunciados” con solemnidad, pero no encarnados, son estafas aireadas al viento.



Es más “verdad” una vida con errores que un muerto con verdades.



Juan 6, 67-69

Jesús dijo entonces a los Doce:

¿También vosotros queréis marcharos?

Le respondió Simón Pedro:

«Señor, ¿a quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna, y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios.»



Juan 18, 37-38

Contestó Jesús:

Yo para esto he nacido

para dar testimonio de la verdad.

Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.»



Le dice Pilato: «¿Qué es la verdad?»



Pilatos no esperó la respuesta. Quizá no estaba preparado para oírla. O quizá no la quería oír. La verdad de Jesús, no cambiaba ideas, sino vidas



Todo esto viene a cuento de un comentario que me hace una doctora en sicología al leer la pregunta de la semana pasada: ¿Hablar con Dios?



Comenta la sicóloga que no existe ni puede existir un “corazón limpio” ni corazones “transparentes”. Sencillamente, porque la intimidad del hombre siempre estará contaminada desde dentro y desde fuera. Todo hombre nace en una cultura, un tiempo y es, en sí mismo un nudo de pulsiones y pasiones. Quizá no haya en el mundo viviente nadie tan manejable y manejado como un hombre: cúmulo de sabidurías, experiencias e ignorancias.



Lleva razón mi querida sicóloga: todos somos, desde la cuna, esclavos de nosotros mismos y de nuestro entorno. Somos producto de los errores de nuestro tiempo. Esa es nuestra realidad. Una realidad invadida por grandes y pequeños errores. No estamos en la etapa de las verdades absolutas. Y una verdad que no sea absoluta es una verdad coja. Hay que reconocerlo y aceptarlo.



Es bueno aceptar que son imposibles las verdades absolutas, que somos portadores de errores. Ahí nace la humildad, la igualdad, la fraternidad y la apertura al Padre. Curiosamente, la conciencia del error abre un ventanuco a la fe.



Esta es mi opinión, mi querida sicóloga: podemos estar errados, equivocados. Más incluso: no cabe duda de que mientras caminamos hacia el Padre, lo hacemos entre errores. Equivocados sí, pero con corazón limpio y transparente.



No deberíamos olvidar que en el atardecer nos examinarán sólo del amor

Aunque tenga el don de profecía, y conozca todos los misterios y toda la ciencia; si no tengo caridad, nada soy.

S. Pablo. 1ª a los de Corinto, cap 13



“¿Qué es la verdad?”

“Yo soy la verdad y la vida”

Felicitas dijo...

Si Jesús es la Verdad, el Camino y la Vida, como ciertamente creemos, ¿cómo afirmas que no hay verdades absolutas? Intenta, al menos, ser algo consecuente con las premisas que utilizas para construir tu edificio mental.

Felicitas dijo...

Al adornar el templo, no desprecies al hermano necesitado

De las homilías de San Juan Crisóstomo sobre el evangelio de san Mateo 50,3-4

¿Deseas honrar el cuerpo de Cristo? No lo desprecies, pues, cuando lo contemples desnudo en los pobres, ni lo honres aquí, en el templo, con lienzos de seda, si al salir lo abandonas en su frío y desnudez.

Porque el mismo que dijo: Esto es mi cuerpo, y con su palabra llevó a realidad lo que decía, afirmó también: Tuve hambre, y no me disteis de comer, y más adelante:

Siempre que dejasteis de hacerlo a uno de estos pequeñuelos, a mí en persona lo dejasteis de hacer. El templo no necesita vestidos y lienzos, sino pureza de alma; los pobres, en cambio, necesitan que con sumo cuidado nos preocupemos de ellos.

Reflexionemos, pues, y honremos a Cristo con aquel mismo honor con que él desea ser honrado; pues, cuando se quiere honrar a alguien, debemos pensar en el honor que a él le agrada, no en el que a nosotros nos place. También Pedro pretendió honrar al Señor cuando no quería dejarse lavar los pies, pero lo que él quería impedir no era el honor que el Señor deseaba, sino todo lo contrario. Así tú debes tributar al Señor el honor que él mismo te indicó, distribuyendo tus riquezas a los pobres.

Pues Dios no tiene ciertamente necesidad de vasos de oro, pero SI, en cambio. desea almas semejantes al oro.

No digo esto con objeto de prohibir la entrega de dones preciosos para los templos, pero sí que quiero afirmar que, junto con estos dones y aun por encima de ellos, debe pensarse en la caridad para con los pobres.

Porque, si Dios acepta los dones para su templo, le agradan, con todo, mucho más las ofrendas que se dan a los pobres. En efecto, de la ofrenda hecha al templo sólo saca provecho quien la hizo; en cambio, de la limosna saca provecho tanto quien la hace como quien la recibe. El don dado para el templo puede ser motivo de vanagloria, la limosna, en cambio, sólo es signo de amor y de caridad.

¿De qué serviría adornar la mesa de Cristo con vasos de oro, si el mismo Cristo muere de hambre? Da primero de comer al hambriento, y luego, con lo que te sobre, adornarás la mesa de Cristo.

¿Quieres hacer ofrenda de vasos de oro y no eres capaz de dar un vaso de agua? Y, ¿de qué serviría recubrir el altar con lienzos bordados de oro, cuando niegas al mismo Señor el vestido necesario para cubrir su desnudez? ¿Qué ganas con ello? Dime si no: Si ves a un hambriento falto del alimento indispensable y, sin preocuparte de su hambre, lo llevas a contemplar una mesa adornada con vajilla de oro, ¿te dará las gracias de ello? ¿No se indignará más bien contigo? O, si, viéndolo vestido de andrajos y muerto de frío, sin acordarte de su desnudez, levantas en su honor monumentos de oro, afirmando que con esto pretendes honrarlo, ¿no pensará él que quieres burlarte de su indigencia con la más sarcástica de tus ironías?

Piensa, pues, que es esto lo que haces con Cristo, cuando lo contemplas errante, peregrino y sin techo y, sin recibirlo, te dedicas a adornar el pavimento, las paredes y las columnas del templo. Con cadenas de plata sujetas lámparas, y te niegas a visitarlo cuando él está encadenado en la cárcel. Con esto que estoy diciendo, no pretendo prohibir el uso de tales adornos, pero sí que quiero afirmar que es del todo necesario hacer lo uno sin descuidar lo otro; es más: os exhorto a que sintáis mayor preocupación por el hermano necesitado que por el adorno del templo. Nadie, en efecto, resultará condenado por omitir esto segundo, en cambio, los castigos del infierno, el fuego inextinguible y la compañía de los demonios están destinados para quienes descuiden lo primero. Por tanto, al adornar el templo, procurad no despreciar al hermano necesitado, porque este templo es mucho más precioso que aquel otro.

Gato Negro dijo...

Anónimo dijo...

“El diablo es un pobre perro atado que echa espuma por la boca. Un perro rabioso, deformado, decrépito, condenado a toda una eternidad de soledad y odio porque él mismo decidió su torpe destino pudiendo haber sido eternamente feliz.
¿¿se puede ser más imbécil??
Su estupidez no tiene límites.”

Por favor, no sea ridículo. El Diablo es inteligentísimo, si hizo lo que hizo es porque sabía que podía llevar a cabo esa rebelión. Dejen de tildarlo de “pobre perro” y de “imbécil”. No desprecien jamás al enemigo.
El Diablo no es ese ser amargado y rabioso que nos pintan. Es un tema mucho más complejo. También afirmo que los “endemoniados” están poseídos por cualquier cosa menos por el Diablo.
¿Pero no comprenden que el ser más inteligente de la Creación, después de Dios, no podía cometer la torpeza de la que lo acusan?
El Diablo será malo, no lo discuto, pero no es tonto.

El "Otro" dijo (echando espumarajos por la boquita):

“¡No miente usted a San Francisco de Asís con su sucia boca blasfema, hombre. Hace no mucho casi lo tildaba de sadomasoquista. Y ya basta de tanto abrir esas bocazas mentirosas los anticlericales coprófagos de siempre, bla bla bla bla bla bla… Zzzzzz... zzzzzzz.... zzzzzz!!!"

Es usted un pesadito con las blasfemias, amiguete, todo el que no diga sí Bwana (ya sabe a Quién me refiero con lo de Bwuana) y pésame Señor, es un blasfemo para su Reverencia.
Y me sumo a la felicitación y congratulación de Johnny para con los padres de Andrés. Han salvado la vida de su hijo y han traído una nueva vida a este asqueroso valle de mierda que es la Creación en Seis días de su admirado Mago Mandrake.
Ya está bien de que los fanáticos talibanes como usted anden dando lecciones de moral. Pero jamás es su moral, usted siempre actúa a golpe de consigna vaticana. Jamás usa el cerebro ¡menudo chollo, debe de estar nuevecito!
Esto es como la época de los Jémeres rojos de Pol Pot, o de Mao, o de Fidel, o de Hitler, o de… yo sólo pienso lo que piense el partido.
El borreguito de Norit 1984.
Y deje de llamar santo a Escrivá. Su canonización se llevó a cabo a golpe de talonario en uno de los escándalos más bochornosos de la Historia de la Iglesia, que comenzó con el ASESINATO de Juan Pablo I, siguió con el escándalo de la banca Calvi-banco Ambrosiano, y terminó con la canonización de ese señor a cambio de que el OPUS inyectara los millones necesarios para deshacer la bancarrota vaticana.
Yo conozco a mucha gente cercana a Escrivá y me han contado anécdotas escalofriantes.
Pero ya veo de qué pie cojea, amiguete.
Y le contaré un chiste (es de pensar, o sea que igual ni se ríe):

Todos los días iba a misa un banquero, con su señora del brazo (bien cargada ella de visones). Un pobre en la puerta de la Iglesia pedía limosna:
-¡Una limosnita, por el amor de Dios!
Y el banquero ni caso, entraba impertérrito. Así un día y otro.
Hasta que un día se pone otro pobre a pedir al lado y dice:
-¡Una limosnita, por el amor de Dios y de la Virgen!
Y va el ricacho y le suelta un montón de monedas.
El primer pobre, mosqueado, le dice:
-¿Por qué le da a este limosna y a mí no?
Y salta el banquero:
-Porque este tiene dos avales.

Un saludo.

Gato Negro dijo...

Querida Feli:
Como podrás ver, me da el ataque irreverente y me tomo a chacota a Dios, al Diablo, y a todo lo que se menea.
Hasta que llegas tú, con tu luz de Amor y de sentida esperanza y me haces enmudecer.
No sé cómo lo haces pero siempre lo consigues.
Con tu sincera bondad deshaces mis falsos argumentos de burla e irreverencia.
Gente como tú, o como Gloria, es la que hace que siga amando y respetando a la Iglesia.
Que nada tiene que ver con el engendro que predica el Iluminado desquiciado.
Gracias.

Felicitas dijo...

Un beso, Ferrán.
Buenas noches.
;O)

El Iluminado desquiciado dijo...

Las cara dura de los enemigos de Dios:

Hace falta tener cara dura para venir aquí en un Blog de gente católica, a vomitar todas esas basuras satánicas.

Hay quien tiene la defachatez de poner en plan de igualdad a Dios, y al demonio, un ser creado de la nada con libertad, y que ha escogido por soberbia, el camino del mal y del odio, y que por odio a su Creador, se ha dedicado a sembrar el pecado, con todas sus secuelas de dolor, de injusticia y de miseria, echando la culpa a Dios de todas esas desgracias que él mismo ha ocasionado.

Él es el responsable de todas las guerras y los sufrimientos, de todos los crímenes y las aberraciones, que siempre han afectado a la parte de la Humanidad más débil, como los niños, las mujeres y los pobres.

Él, como las fieras salvajes ha atacado a esa parte más indefensa de la Humanidad, y se ha aliado siempre con los tiranos y los explotadores de este mundo, que él mismo ha generado para intentar destruir la obra de Dios.

Pero él también está aquí, con el permiso del Creador, para que los Hijos de Dios, con su Gracia, salgan victoriosos de sus ataques y se den cuenta de su maldad, y del horror del pecado y de sus funestas consecuencias.

Él, como un buitre o una hiena carroñeros, hacen pues el papel de esos animales en la selva, eliminando a los seres tarados, enfermos o desprevenidos que son todos los seres humanos que están a su vez tarados, enfermos o desprevenidos por estar sumidos en el pecado y el vicio.

Y elimina a todas las almas inmundas, que no son dignas de entrar en el Reino de los Cielos, arrastrándolas a su maldito reino del horror y de la desesperación.

Anónimo dijo...

Le pido disculpas.

-------------

Nadie arrea mejor a un rebaño que un buen pastor. Y para ser buen 'pastor' de la Iglesia Católica, los pastores NO deben llevar a sus ovejas por riscos y cañadas imposibles, deben de seguir las sendas que respetan las señales de la 'cañada real'.

De momento, y que se sepa, el Papa es Benedicto XVI, la doctrina es la de siempre, y no hay novedades que alteren el devenir de la DOCTRINA PAULINA. Algo es algo.

El niño que ha salvado a su hermano es un 'elegido', por tanto ha habido otros que, con el MISMO DERECHO que el óvulo 'elegido' han sido 'descartados'. Ese descarte es el problema. No el 'elegido', de lo que me congratulo, sino los otros descartados. Eso es intervencionismo en la misma línea y categoría que el aborto, se mire por donde se mire, ¿ con que derecho se descarta a los demás que no reunían las condiciones necesarias para salvar la vida de ese chaval tan guapo, de ojos tristes ? ¿ Con los Derechos Humanos ? ¿ CUALO ? Con los derechos que tutelan el acto humano que encauza la llegada de un nuevo ser a este mundo. Con esos derechos, que son SAGRADOS, no se juega, no se especula, no se pone en almoneda, ahí sí que vendría Jesús con el látigo a expulsar a esos falsos profetas de la píldora del día de la Bestia, con la venta indiscriminada de preservativos que alteran el significado real de las relaciones entre hombre y mujer, y que en nombre de la prevención de enfermedades ayudan a estos y a los otros, a BANALIZAR la vida humana.

Él vino a dignificarla, a elevarla, a decirnos que era algo más que una vida de siervos esclavos, sometidos a dioses desconocidos, absurdos, en NOMBRE del PADRE vino a restablecer, naciendo de la Purísima Virgen María,el pacto roto por la primera mujer, Eva. Para desesperación del 'oscuro ser' que había inducido a esta a pecar.

Ese 'oscuro ser' no fue vencido, y continua poniendo la zancadilla a través de la Bioética y por que no decirlo, del Bioderecho. Para ello cuenta con la inestimable ayuda de sus fieles lacayos ilustrados, que muerden y devoran con auténtica saña.

Para ellos mi más absoluto desprecio. Y que sigan tapando el retrato. A mí no me engañan, por supuesto. ( marypaz )

Anónimo dijo...

¿ Por que cosa están poseidos los 'endemoniados' ? Le preguntaremos a la Ciencia, ella sabrá darnos 'razón'. Es como la purga de benito, lo cura todo.
(marypaz )

Anónimo dijo...

Da miedo pensar que puedo cruzarme con tipos como usted por la calle, Anónimo.
Por si acaso, cuando vea a alguien vistiendo Armani y calzado con zapatos ingleses de piel de cabritilla, es decir a un espiritualmente rico, me apartaré, no sea que se me note que busco trabajo y aspiro a comer tres veces al dia.


Pero vamos a vez, pedazo de aprendiz de Ferrán y su memez constitutiva. ¿Quién le ha dicho a usted que yo pretenda que los cardenales, obispos o el Papa vistan ropa de marca? A no ser que haya una ropa de marca de moda, digamos, eclesial. Pero una cosa es no vestir ropa de marca (salvo regalos) y otra muy distinta ir como andrajosos. Ahora bien, usted tendría autoridad moral para hablar de pobreza y criticar su presunta ausencia en algunos miembros de la Iglesia si al menos hubiera hecho algo por los 'pobres', salvo abrir su bocaza (aunque menos indocta que la del Memo Negro) para hablar mucho de ellos y hacer poco.

Anónimo dijo...

Y tiene gracia que estos aprendices de progres estén siempre con la estúpida y aburrida cantinela de la 'pobreza evangélica' en la Iglesia (como si ser pobre fuera un fin, algo como que 'mejor ser todos pobres que alguno rico', y no un mero medio) y sigan sin decir una puñetera palabra (en contra por supuesto, como es de justicia) ante la nueva agresión genocida que los criminales del aborto pretenden perpetrar en España (¿Cabe mayor pobreza que el no tener ni siquiera derecho a nacer?). Y es que a estos necios los 'pobres' se les hacen 'huéspedes'.


Gente como tú, o como Gloria, es la que hace que siga amando y respetando a la Iglesia.

Pues menos mal que la 'ama' y la 'respeta', porque si no fuera así, sabe el Diablo qué diría entonces.

Anónimo dijo...

Gato negro dijo:

"El Diablo no es ese ser amargado y rabioso que nos pintan. Es un tema mucho más complejo. También afirmo que los “endemoniados” están poseídos por cualquier cosa menos por el Diablo."

¿Por qué no te extiendes más en el tema?, ya van varias veces que dices que es un tema complejo, sería bueno que lo explicaras más ampliamente. No es crítica, sólo es para entender mejor a que te refieres.

El Ceremoniero dijo...

Saludos padre, Soy seminarista. Me enamore mas de Cristo fue en la liturgia; comparto su opinión la liturgia debe ser exaltada, debe ser tomada muy en serio, es a Cristo a quien se le hace honor por medio de ella. Humildemente le invito am i blog.