Forty examinando una nueva amistad

32 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola de nuevo, despues de una larga ausencia, acá estoy de vuelta.

Y hablando de amigos, están de nuevo cordialmente invitados al foro:

http://ateosconalma.foroportal.es

Atentamente:

Augusto.

Anónimo dijo...

Ese amigo suyo que sale en la foto, fué director de sed de mal y de ciudadano kane.
Forty, usted no morirá en el espacio y Jesús del Pozo tampoco.

Su amigo Jon

Anónimo dijo...

A ver si va a resultar que los amigos de mis amigos son también mis amigos. ( marypaz ) ( una voz amiga en la noche )

Anónimo dijo...

La soledad, si esa soledad
espiritual?, emocional?, intelectual? si hay de varios tipos y cada uno será puesto a prueba porque en todas ellas habita Dios, el quedarnos con El es un proyecto que nos lleva más años de los que quisieramos aceptar, sin embargo dentro del gran misterio que Dios nos ha mostrado debemos de saber que hay mucho mas alla de lo que vislumbramos, la soledad ciertamente no será uno de esos elementos que tengamos que sufrir porque seremos todos en todos y todos seremos uno.

Les dejo este link para que se animen a convertirse en esta cuaresma

Y les digo a todos que pido por ustedes

http://www.viddler.com/explore/jesucristotv/videos/1/


Akathistos

Gloria dijo...

Estoy convencida que a pesar de las amistades buenas y cercanas que uno pueda tener, uno vive una soledad, finalmente yo y Dios, que es el que te conoce en profundidad, y que curiosamente te ama como eres porque El mismo te formò, no es fàcil, muchas veces me he sentido sola, pero es parte de la Cruz que todos llevamos, claro que tengo ese anhelo a veces me encantaría tener esa alma gemela (hablo de amistad) tuve una amiga en que fuimos tremendamente cercanas pero murió hace unos años (murió muy jòven) todavía pienso en ella, la Ely me entendería, me gustaria decirle esto o lo otro, pero ella se me adelantó en el camino pero ya nos encontraremos. Gloria
Los amigos cercanos son pocos.
Un buen amigo es un regalo.

Anónimo dijo...

Todos en todos y todos seremos uno... ¿ de que me suena eso ? .... Ah, ya sé es la frase que decían los Tres Mosqueteros cuando alzaban sus espadas. Buena novela de Guy Laroche, ¿ o era de La Roche Focoult ? bueno, da igual, el caso es que eran tres amigos que tenían un pacto entre ellos. Y lo respetaban siempre. Como nosotros.
( marypaz )

Gloria dijo...

Para terminar Padre (no sé para que cuando no crea que lo lea pero vale igual) no estoy de acuerdo en eso "la amistad entre semejantes" no sólo porque lo encuentro clasista sino que lo maravilloso es que la amistad no tiene que ver con la edad, el espacio, las distancias y tampoco los intereses, es como algo realmente especial, se acuerda de la rosa y el principito?? así mismo. Gloria

Agata Cristy dijo...

Hola Padre Fortea,

He leído su última entrada donde da su opinión sobre la amistad y yo pienso que este sentimiento es difícil de encontrar ya que las personas de por si ya somos complicadas, pero bueno claro que hay amistades, pero pocas.

Yo creo que una persona que es cura es ya de por si una “rara avis” en estos tiempos actuales, y encima “exorcista” es algo excepcional porque se trata de expulsar de las personas afectadas al angel caído del cual hemos leído y oído hablar toda la vida. También todo es cuestión de fé y yo pienso que las personas que se dedican al no sé si llamarlo “oficio” de exorcista deben ser cómo mínimo excepcionales ya que “trabajan” para expulsar al angel caído y yo esto lo encuentro muy digno.

Me he estado entreteniendo en encontrar algún tipo de significado entre su nombre de pila compuesto y su primer apellido y he descubierto esto buscando por Internet. Esta búsqueda lo he hecho de manera simpática y tengo que decir que mis conocimientos de latín son muy pocos no sé si a lo mejor casi nulos. El nombre de pila compuesto lo he encontrado por separado en una web de mamás embarazadas que buscan nombres para sus bebés y este es el resultado:

José: al que dios engrandece
Antonio: que se destaca entre todos. De origen griego.

Después se me ha ocurrido descomponer su primer apellido en dos palabras “fort” y “ea” y este es el resultado:

ea¡ea!
(Del lat. eia.) interjección. Expresión usada para indicar determinación y para animar o estimular una acción: ¡ea, ea, fuera de aquí!

Del primer apellido he buscado en un multitraductor que se llama Babylon y he deducido que la partícula fort proviene de fortis,- e que es un adjetivo y significa “fuerte”.

Ebony dijo...

Gente con gente, decía mi abuela.
Los amigos-amigos, y de esos tenemos cuatro o cinco, son, además de la pareja, la familia elegida.
Porque nuestros más cercanos: abuelos, padres, hermanos, hijos y nietos, nos vienen dados, no los elegimos, son como son y punto. Con todos ellos nos liga lo que llaman la sangre, y tanto puede funcionar como no.
De ahí la importancia de pareja y amigos. Yo creo que se da básicamente por afinidades culturales, entendiendo lo cultural en el sentido más amplio.
Cuando he conocido a una persona, a partir de su mirada -no de sus ojos-, su voz y un par de minutos de conversación, siento que desarrollo un proceso químico así como muy primario, pero claro, de manera que siento proximidad, rechazo, o ni fu ni fa.
Y suele ser compartido por las dos partes. Se dice que las simpatías suelen ser mutuas.
Luego, el tiempo y la relación desbrozan lo que hay de realidad en la primera percepción.
Teorizo, pero creo que las cosas van por ahí.

El Iluminado dijo...

Un exorcista entrevista al Diablo
Autor: P. Domenico Mondrone S.I.


Capítulo 6: Cuarto encuentro


No fue propiamente un encuentro como los anteriores ni como los que seguirán. Esta vez, excepto un rápido retorno del Maligno al final, se desarrolló casi todo en un largo y muy movido sueño. Todo aconteció de un modo que hubiera jurado que estaba completamente despierto.

Los sueños, dicen, suelen ser breves pero éste me pareció larguísimo, si debo juzgarlo por las cosas que vi y que entendí. Era un sueño que llamaré adivinador.

Tuve la sensación de ser despertado de sobresalto, al ruido ensordecedor de miles de cornetas de coche, de tambores partiendo a ritmo de marcha, que martilleaban un impotentísimo canto marcial.

Asomándome me encontré delante de una grandísima plaza, jamás vista por mí, repleta de gente, especialmente de jóvenes, que con banderas rojas en la cabeza, continuaban llegando de todas partes, como ríos en crecida que venían a desembocar en aquel mar de gente.

Un cañonazo fue la señal de un silencio inmediato. Todos estaban a mi espalda y mirando hacia un palco altísimo que surgía a lo lejos sobre el fondo de la plaza. Apenas aprecio allí un hombre con una larga tira roja a los flancos, gritos frenéticos de "viva" le saludaron durante largo tiempo. Hecho silencio a una señal suya, comenzó a hablar en una lengua de la que no comprendí ni una palabra.

Mientras asistía a esta espectacular reunión, sucedió un fenómeno extraño. A medida que el orador hablaba y los altavoces difundían la voz hacia todas direcciones, la superficie de la plaza se dilataba, se alargaba hasta no poder más reconocer con los ojos los confines. Sólo lograba captar un confuso fluctuar de gente hacia la lejanía cada vez más difuminada.

Fue aquí que, en el estupor de aquella extraña visión, intervino la voz alta y soberbia del Maligno:

“¡Mira, mira qué espectáculo tan maravilloso!... Toda la juventud se ha puesto de mi parte. Es mi juventud. A muchos he seducido con la lujuria, con la droga, con el espíritu de revolución. Pero a la mayor parte la he ganado con el lazo del marxismo materialista.

Casi todos han venido aquí sin los acostumbrados esquís bautismales. Estos jóvenes han pasado a través de escuelas programadas sobre un ateísmo radical, Allí han aprendido que no ha sido aquél de allá arriba quien creó al hombre, sino que el hombre se ha creado estúpidamente a si mismo.

Ahora aguerridamente luchan contra Él, que se resiste a desaparecer. Pero desaparecerá. ¡Es fatal! Estos jóvenes míos han aprendido a deshacerse de todas las verdades así llamadas metafísicas. Para ellos existe sólo el mundo material y sensible.

Ha sido un universal lavado de cerebro, y nos serviremos de éstos para todos los que se atrevan a mantenerse todavía agarrados a las viejas creencias. Él debe desaparecer de modo absoluto. Pronto vendrá el día en que ni siquiera será recordado su Nombre.

Las pocas zonas de resistencia que no lograremos eliminar con nuestra filosofía, lo haremos con el terror. Existe para los que queden, decenas y decenas de hospitales psiquiátricos y centenares de campos de concentración donde les enviaremos a morir. Así para todos los países de la tierra. Uno tras otro deben caer a mis pies, abrazar mi culto, reconocer que el único señor del mundo soy yo...”

* * *

En este punto, mientras el Maligno se exaltaba y se calentaba hablando con tanta seguridad, la plaza de improviso desapareció, y toda aquella muchedumbre desapareció, de toda aquella muchedumbre exterminada no quedaba ni la más pequeña traza, y el discurso del orador cesó como por una inesperada interrupción de corriente.

En un instante me encontré en un profundo subterráneo iluminado escasamente, que me hizo recordar los pasillos de las catacumbas romanas, dominadas por un aire de serenidad y de paz.

Visto allá, a lo lejos un punto más luminoso, me dirigí con ánimo y paso seguro hacia aquel lugar. Presentándome, sentí venir a mi encuentro el eco de una oración coral. Me detuve, esperando captar el significado. Imposible; aunque se trataba de una lengua desconocida por mí, comprendí por ciertos motivos que era el Padre Nuestro.

Una fuerza interior me animó a seguir caminando. Uno del grupo vestido de pope, se dio cuenta de mi presencia, vino inseguro y excitado a mi encuentro. "Sea alabado Jesús”, le dije. Ante aquel saludo, alargó los brazos y sonriendo me pregunto: "¿Eres acaso un hermano nuestro?».

"Si, soy un hermano vuestro” y nos abrazamos calurosamente.

“En nombre de Dios”, le pedí, “explicadme ¿dónde me encuentro y quiénes sois vosotros?".

“Te encuentras en un subterráneo del país de los sin Dios. Dos veces a la semana, de noche, nos reunimos aquí para nuestras oraciones comunes, para asistir a la liturgia, y dar testimonio de Dios lo mejor que podamos". Sonrió viendo mi estupor y continuó: "Mira, aquí somos apenas un centenar, pero en otros sitios se reúnen incluso más para orar por nosotros, por la patria, por el mundo entero".

“¿Cómo en los tiempos de las catacumbas?”

“Exacto, como en los tiempos de las catacumbas; ésta es nuestra catacumba"

“¿Pero es verdad que Dios ha sido eliminado de este gran país?”

“¡A Dios no se le puede eliminar, querido hermano! Expulsado de la puerta, entra por todas las vías misteriosas que sólo Él sabe abrirse”.

Mi interlocutor se dio cuenta de que estaba conmovido y calló.

* * *

"Veo que también hay jóvenes".

"Aquí cerca de la mitad de los que recogemos son jóvenes. En otros refugios aún son más. Jóvenes que no vienen sólo a orar sino a trabajar. Piensa, querido hermano, después de una jornada de fatiga demasiado extenuante, estos hijitos sacrifican por turnos, horas enteras, para venir aquí a prestar su trabajo”.

“¿Qué hacen?"

"Ven, te lo enseñaré”.

Después en una pequeña vuelta a la derecha, bajados pocos peldaños, nos encontramos en un antro con algunas salidas de seguridad y transformado en una oficina tipográfica rudimentaria: algunas máquinas de escribir; una multicopista que iba velozmente a pedaladas, una atadora y otros utensilios.

“¿Qué están imprimiendo?”.

«Ante todo parte de la Biblia, Evangelios, los Hechos de los Apóstoles, pequeños misales, catecismos, libros de oración y también romances, poesías de escritores no aliados y condenados o expulsados de la patria. Creo que nuestro país una gran parte ha leído ya las obras de Pasternak, de Sinjavskij, de SoIzenitzin; el ejemplo de estos hombres es enorme sobre nuestra juventud.

Apenas ésta se ha dado cuenta de haber estado años y años engañada y embotada por mentiras en los discursos de las plazas, por los libros, en las escuelas, ha sido cogida por un hambre insaciable por la verdad: quieren saber la verdad sobre todo. No te digo la conmoción que nos sucede cuando no logramos escuchar la liturgia transmitida en nuestra lengua por Radio Vaticano".

* * *

Me di cuenta de mi interlocutor mientras me hablaba continuaba examinándome. Pero se dio cuenta que conmigo podía hablar libremente, y continuó hasta vaciar el saco. Me retiró un poco a un lado y acercándose un poco más, me tomó las manos en las suyas y continuó: "Mira, yo soy un pope pero hace años que disiento con mi superior local, demasiado politizado por el régimen y pasado al servicio del partido. He sido obligado por tanto a vivir escondido. Estos jóvenes lo saben; la voz ha pasado de éste a los demás refugios y así me toca vivir de uno al otro para el servicio religioso. ¡Qué jóvenes tan queridos¡ Me han dado toda su confianza. Me tratan como a un padre. Me abren su alma, ¡y si vieses qué almas!. ¡Sobre todo son héroes!

“¡Y esto en el país de los sin Dios!”

"Oh, no ¡no digas esto! ¡Aquí Dios existe, y trabaja con su gracia y obtiene! Créeme, en estos 60 años de prueba infernal el pueblo ruso ha dado a Dios ejércitos de Santos y de mártires como nunca en la historia pasada.

Todo lo que este pueblo ha sufrido y está sufriendo no es algo perdido. Yo pienso que sea el largo invierno que prepara en nuestro país una primavera jamás vista, un renacimiento religioso que será la envidia de tantos países libres.

Mira, yo soy acusado demasiado de hacer cristianos: estos jóvenes lo saben y de aquí su confianza. Piensa: entre ellos hay quienes saben de memoria el evangelio de San Juan, alguna carta de los apóstoles, la Pacem in terris, La Lumen gentium, el Credo de Pablo VI. Y editan y difunden todo esto. Rusia está llena de estos libros.

“¡Dios, Dios mío! ¡Qué cosas tan grandes me dices, hermano mío!"

“¿También tú eres sacerdote?”

“Sí”

Me abrazó y me besó: "¿Y vienes de Italia?... ¿De Roma?... Aquí dicen que Italia es toda comunista, ¿Es esto posible?.

«Toda no, pero una parte si".

¡Es increíble! ¿Pero saben qué significa vivir bajo el comunismo? Aquí en Rusia no hay ninguno que crea en ellos. Aquí ha sido suficiente que nuestros jóvenes habían aprendido a hacer la comparación entre la propaganda oficial y la realidad de la vida de nuestro país para perder la fe en la ideología del partido".

"Precisamente lo que en Italia no logramos hacer creer especialmente a los jóvenes. ¡Es un fenómeno de monstruosa ceguera!"

Me llevó todavía un poco más hacia un lado y continuó: "Mira, aquí el materialismo nos ha cazado en una calle ciega. El alma rusa no sabe prescindir de una explicación del hombre y del mundo, y como el materialismo en esto ha fallado, nos lanza con una sed instintiva a los valores espirituales, a la iglesia, a Dios. La ideología marxista nos lleva a la muerte y al nada, y nuestro pueblo tiene enraizada en el alma la fe en el más allá.

Tú no puedes creer qué acrobacias de prudencia realiza esta pobre gente para poder decir un De profundis en la tumba de algún familiar sepultado recientemente. Cuántos vericuetos son necesarios para obtener en Pascua un poco de pan bendecido para distribuir en la mesa, después del saludo familiar "Cristo verdaderamente ha resucitado"

“Todo esto, querido hermano, lo sabemos y nos conmueve inmensamente”

“¿Entonces porque los italianos quieren caminar bajo el comunismo ateo?”

"Porque muchísimos creen más en el demonio que en Dios: Esta es la verdad"

“Estos jóvenes han comprendido que sólo El cristianismo pone el máximo acento sobre el valor de los derechos de la persona humana: el socialismo habla sólo de colectivismo, de masa, para él el individuo no existe".

“A este paso, hay que esperar que el más grande estado comunista del mundo, por la lógica de las cosas, pueda desenvolverse en la más grande fuerza anticomunista”

“Lo pensamos todos, hermano, aunque somos pocos a decirlo, porque es horrible el terror que se tiene de los juicios, del lavado de cerebro, de los campos de concentración diseminados por todo el territorio ruso.

Aquí, sin embargo, la ideología marxista se rige únicamente por la fuerza. Pero el día en que ésta caiga - sólo Dios sabe cuándo- Rusia se presentará con un rostro completamente nuevo, religiosamente probada, gracias a la experiencia del martirio que ningún pueblo ha sufrido hasta ahora”

"Nosotros confiamos mucho en las promesas de la Virgen de Fátima”.


"¡Oh, la Santa Madre de Dios! ¡Si supieses cómo la venera nuestro pueblo! Y es Ella quien ha conservado - aunque en ciertos momentos muy reducida - nuestra fe. Sus imágenes han desaparecido de casi toda las casas, pero muchísimos las conservan escondidas, y sobre todo la invocan”

“¿Crees que pronto la oposición de los jóvenes, de los intelectuales, de la clase que reflexiona podrá aumentar?”

"Para mí es una cosa muy cierta. Y esto sucederá poco a poco a medida que progresará el descubrimiento alegre de la fe cristiana y la persuasión en muchos ya radicada de que el cristianismo es la única fuerza capaz de cambiar el mundo.

Si entre nosotros se recogiesen las voces de nuestros convertidos del materialismo, pensarías en el milagro de un nuevo Pentecostés."

«Puedo decirte que muchas de estas voces llegan a nuestro país. Existen también antologías que las recogen, pero, por desgracia, no todos las leen".

"Conservamos cartas que nos llegan de los campos de concentración. Son de hombres, mujeres, de jóvenes allí condenados que nos animan a conservar intacta nuestra fe en Dios: imposible leerlas sin estremecerse de conmoción y sin llorar”.

En Italia se lee mucho El Doctor Zivago de Pasternák, La otra litera tura de Molicev, Padre Dimitrij Dunko, Párroco en Moscú,

Un golpe de gong anunció la recitación en común del Padrenuestro.

* * *

Aquí me desperté. Pero me di cuenta que a arrancarme del sueño fue un gran golpe en la puerta de la habitación. Miré el reloj, era todavía muy pronto. Un nuevo golpe me hizo saltar y grité: «¿Quién es?" La respuesta fue una risa burlona loca y sin sentido que me advirtió de inmediato de la presencia de él.

"¿Qué bello sueño, eh? Te habrá gustado mucho, pienso, Quizás incluso te habrá dejado la boca dulce. Pensando de nuevo, ¿serías capaz de creer todas aquellas bellas noticias?”

`Es una terrible desbaratadora de mis planes. Es una devastadora de mi reino. No me deja conseguir una victoria y ya me prepara una derrota. Me la encuentro siempre entre los pies. Siempre ocupada en atravesarse en mi camino, a suscitare fanáticos que la ayudan a arrebatarme almas. Allí donde más clamorosas son mis conquistas, en un silencio capilar ella multiplica las suyas. Pero ahora ha llegado el tiempo en que obtendré sobre ella victorias jamás vistas...

"¡Efímeras como las demás!”

Aún un breve silencio. “¡No serán efímeras!.. Esta vez será una victoria total. Creía estar al seguro en una fortaleza inalcanzable. ¡Ahora os he abierto una brecha que será peor que la primera!...”

“¿Qué brecha? Pienso que corres demasiado. Estás muy seguro de ti mismo".

“Tengo de mi parte también a los teólogos. Los mis presuntuosísimos doctores, Si fuese capaz de amar, serían mis amigos más queridos.

Vuestros cultivadores del dogma van abandonando una tras otra vuestras posiciones. Los he inducido a avergonzarse de ciertas fórmulas ridículas. A avergonzarse antes que nada de creer en mi existencia y en mi trabajo en medio a vosotros: Cosa para mí comodísima".

"¿Y con esto, crees?

“De este modo, las fábulas de la Inmaculada Concepción, de la Maternidad Divina, de la siempre Virgen, de la omnipotente llena de gracia están siendo desmoronadas como miserables necedades. Dentro de pocos años quedará solo el recuerdo - vergonzante recuerdo - de tan estúpidas leyendas.

Mucho he debido esperar, pero ahora ha llegado finalmente mi tiempo. ¡Definitivamente ha llegado mí hora! ¡Si supieras lo bien que trabajan mis aliados: curas, frailes, doctores!... ¿Dónde están ahora los fanáticos de su culto, sus calenturientos simpatizantes?”

“Si, las creo todas como cosas verdaderas."

"No me maravillo, conozco tu credulidad. Crees también en los sueños".

“¡Cuántos sueños han venido de Dios!”

"¿Entonces serías capaz de probarme que una sola de todas aquellas tonterías responda a la verdad? Venga, una prueba”.

Estuve un tiempo sobre mí mismo, después apretando fuerte entre las manos la corona del Rosario, me senté sobre la cama y con tono imperativo dije:

Ya que vienes a desafiarme, en nombre de Ella, que es tu enemiga capital, te ordeno decirme si en aquel sueño había una sola mentira."

“Es todo una mentira”.

"Tú debes responder en nombre de Ella, te lo he dicho, en nombre de Ella."

En vez de responder, el Maligno se enfureció como no lo había hecho nunca. Parecía que estuviese desencadenando un terremoto.

“En vez de hacer toda esta comedia, te ordenó responder: Debes decirme que aquel sueño era verdad. Vamos, en nombre de María, te lo ordeno, responde”

Lo sentí gritar como un león herido de muerte y le vi desaparecer.

Continuará.........................

El Arcángel Gabriel dijo...

EL ÁNGELUS

El Ángel del Señor anunció a María

Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.


Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pobres pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

"He aquí la Esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra"

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pobres pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén

Y el Verbo de Dios se hizo hombre, y habitó entre nosotros.

Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pobres pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

Infunde, Señor Tu Gracia sobre nuestras almas, para los que por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación del Hijo de Dios, por su Pasión y Muerte y por la intercesión de la Virgen María, seamos llevados a la Gloria de la Resurrección, por Cristo Nuestro Señor, Amen

¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.!

Como era en un principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amen.

¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.!

Como era en un principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amen.

¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.!

Como era en un principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amen.

Anónimo dijo...

"puedo sujetar a alguien de la mano
y alguien puede mantenerme sujeto a la vida"



(de Margot Bickel)

Gloria dijo...

Anónimo, es preciosa esa frase, gracias, tal cual,Gloria

Anónimo dijo...

La amistad se da sólo entre semejantes. Se refiere, no a la inteligencia, títulos u otra faceta de carácter intelectual, sino a la semejanza de la que hablaba Machado, de la buena y de la mala gente.

A muchos no les gusta ser llamado mala gente, aunque para algunos eso es un piropo, y se enorgullecen de ello. Los que siempre colocan etiquetas de bueno o de malo son los buenos. Me explico. Ponen medallas o no las ponen en función de la semejanza que tienen con los demás, cosas de los buenos; a más bondad, más rango, así hasta llegar a Dios. Los malos, se callan, a ellos no les interesa defenderse, prefieren hacer acólitos de otra forma, más cómoda para ellos, más fácil. Ponen a aprueba a los buenos, si estos les fallan los dejan tranquilos una temporada, pero volverán a intentarlo, total, no tienen otra cosa mejor que hacer, a veces, hasta se aburren y matan moscas con el rabo.

La maldad contiene mucha soledad dentro, en realidad la maldad precisa estar a solas consigo misma. Los buenos temen a la maldad, porque no son malos, y no lo quieren ser, por eso se defienden poniendo letreritos a los otros que renuncian a ser buenos. Si no estás conmigo, estás contra mi, dijo Su Jefe. Y la verdad es que las cosas son así de claras.

Ha vuelto a enfriar la tarde. Mañana iré a Misa de doce. Hace mucho tiempo que no iba a esa hora. Y ya era hora de hacerlo.

( marypaz )

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo Mar y paz, es tú opinión.

Anónimo dijo...

La gente no se divide entre buenos y malos mujer!

Giocondo dijo...

Padre no me mire así que tampoco soy tan feo

Anónimo dijo...

Padre: desde Argentina, cuente con mis oraciones de pobre pecadora. Esté seguro que éste es su apostolado y no es fácil. Recuerde el Mandato del Dios Eterno en Mt,28: vayan por todo el mundo y anuncien mi EVANGELIO....yo estaré con ustedes hasta la consumación de los tiempos....

El Iluminado dijo...

Un exorcista entrevista al diablo
Autor: P. Domenico Mondrone S.I,


Capítulo 7: Quinto encuentro




Esta vez pasó una semana entera en la que el Maligno no manifestó ningún signo de su presencia. Entre nosotros no se había dicho todo y con gusto esperaba su regreso.

Me preparaba a recitar vísperas a media tarde cuando el gran calendario holandés que colgaba de la pared de frente comenzó abanicar sus hojas como golpeado por el aire.

“En el nombre de María, dime de dónde vienes"

"Tu pregunta es estúpida”

“¿Por qué estúpida?”

"Porque yo no estoy en ningún sitio, no soy un cuerpo, una carroña como tú; soy espíritu”.

“¿Y el Infierno?”

“El infierno no es un lugar, no es un campo de concentración o un estanque de fuego, como vosotros, pretenciosos lo vais describiendo. El infierno soy yo. Somos cada uno de nosotros. Es un estado".

“¿Pero entre vosotros, espíritus condenados, os conocéis?”

“¿Por qué no? Nos conocemos, nos odiamos, como os odiamos a vosotros, marmotas, como odiamos a Él, vivimos encerrados cada uno en una soledad eterna, pero estamos de acuerdo en trabajar para daño vuestro."

“No vivís nada más que para esto”

“Nuestra esencia es el mal, es el rechazo de Él, es odiar todo y a todos”.

“¡La única miserable satisfacción que os queda!”

“¡No es ninguna satisfacción!“

"¡No comprendo, explícate!"

“Vosotros imagináis que odiar para nosotros, hacer el mal, destruir las obras de El, sea una satisfacción, una especie de consuelo, una alegría. También esto nos lo ha negado nuestro enemigo. Nosotros hacemos el mal por el mal. Atravesar el diseño de Él, arrancarle almas, especialmente aquellas que son más queridas para Él, no nos procura ninguna satisfacción, incluso Él nos lo hace pesar como si fuera un castigo; pero ejercitar nuestro odio, nuestra naturaleza maligna es una necesidad, aunque obremos a su despecho, para hacer el mal a sus criaturas”.

“Todas estas bellas cosas ya lo sabíamos. Quien primero ha definido quién eres ha sido Jesús. Y la Iglesia nos lo repite en sus enseñanzas. Los Santos nos ponen en guardia. Sabemos que eres el Maligno, que es el enemigo por excelencia, que eres homicida desde el principio, que eres el padre de la mentira, que eres un misterio de iniquidad, que eres el príncipe de este mundo, hasta que Dios te lo consienta. ¿Basta para tu retrato?”.

"Quizás, ¿pero con esto...?”

"Quieres decir que los hombres a pesar de esto, se dejan atrapar en tus redes... lo sé... Si reflexionasen sobre lo que eres y sobre lo que tramas contra ellos, estarían en guardia..., Por eso, de padre de la mentira y de espíritu de las tinieblas, te transfiguras en ángel de luz; te presentas a ellos como un refinado maestro de seducciones y les tiendes estas insidias de consejero galante. Y has enseñado muy bien este arte también a todos los colaboradores, incluso a ciertos eclesiásticos»

* * *

“Has hablado de almas muy queridas a Él: ¿Quiénes son?"

“¡Deberías saberlo! Aquellas más unidas a su amistad, Aquellas que Él logra conservar siempre suyas. Aquellas que trabajan y se gastan por sus intereses. Las que buscan su Gloria, Un enfermo que sufre por años y se ofrece por los demás.

Un sacerdote que se conserva fiel, que reza mucho, al cual no hemos logrado jamás contaminar, que se sirve de la Misa - de esa tremenda y muy maldita Misa - para hacernos un mal inmenso y arrancamos multitud de almas. Estos son para nosotros los seres más odiosos, aquellos que mayormente perjudican los asuntos de nuestro reino”.

“Saberlo de tu boca es para mí un anuncio precioso”.

“Es aquella que me lo obliga a decir, que me hace responder a tus estúpidas preguntas”.

“Continua aún sobre estas revelaciones. Para tu despecho, no puedes hacerme sino el bien. Las almas que tú odias más...”

“Son aquellas que nosotros cogemos más fuertemente al asalto. Hacer caer a un sacerdote nos recompensa más que mil almas que nos ha arrancado otro. Envolver a un sacerdote en la podredumbre de la lujuria, hacerle pasar una noche con una meretriz y a la mañana mandarlo celebrar Misa, mandarlo al confesionario, a ensuciar más que a purificar, es uno de los mayores desprecios que procuramos infligir a nuestro gran enemigo. Y lo logramos más de lo que se cree. “

“Por desgracia. Pero junto a estas almas elegidas caídas, sé que Él, en el silencio y en el ocultamiento, suscita muchísimas otras que se inmolan, que reparan y Le dan una gloria más grande de la que tú crees haberle arrebatado".

"No importa. A mi me preocupa incrementar el número de los sacerdotes que se pasan a mi lado. Son los mejores colaboradores de mi reino. Muchos o ya no dicen misa o no creen lo que están haciendo en el altar. A muchos de ellos los he atraído a mis templos, al servicio de mis altares, a celebrar mis misas.

Si vieses qué liturgias tan maravillosas he sabido imponerles a ellos como ofensa grave contra la que celebráis en vuestras iglesias. Mis misas negras: celebraciones de lujuria, profanación de hostias y de vasos sagrados, profanados de tal modo que aquella no me lo permite describírtelo.

¡Qué porquerías tan bellas! ¡Lee mis rituales, están impresos!”

* * *

“Eres el eterno mono de Dios...”

"He esperado a estos últimos tiempos para hacer las mayores conquistas entre los sacerdotes, los frailes, las vírgenes consagradas a Él… Y su número crece de tal modo que si fuese capaz de alegrarme, sería mi delicia más grande”.

"Lo que dices es triste. Pero sé que una sola Misa ofrecida a Dios en reparación de todas estas cosas horribles le dará una satisfacción infinitamente más grande. ¡El sacrificio infinito de Cristo repara tus profanaciones!

“Hablas siempre de almas reparadoras; pero también a éstas sé cómo tratarlas; como desfogar sobre ellas mi furor Descargo sobre ellas un odio que me recompensa de todo el daño que hacen a mis intereses"

“Lo sé: La historia de la santidad está llena - en la medida en que Dios lo permite - de estas intervenciones malignas tuyas. Pero ¿con qué resultado? ¿Qué obtienes de ello?”

“Que puedo cansarlas, abatir su resistencia, llevarlas a la quiebra”.

“¿Qué logras? ¿Dios te lo consiente? Por el simple hecho de que Él te deja desfogar tu rabia contra estas almas, es signo de que las ha hecho invencibles. Y tú, con tus vejaciones, colaboras solamente al crecimiento de sus méritos, trabajas contra ti mismo... Las habrás hecho sólo más santas, más ricas de eficacia reparadora y conquistadora en el mundo de las almas. ¿Cuántas almas te han arrebatado Catalina de Siena, Teresa de Avila, el Cura de Ars, Don Bosco, Padre Pío,?"

“Al menos me vengo y les hago pagar caro el daño que me hacen".

“¡Eres un Pésimo calculador! Dios te lo permite porque colaboras a demostrar la potencia de su gracia y para tu mayor humillación, porque todas las veces que atacas a estas almas, el vencido eres tú".

“Tú sin embargo, denunciando estas intervenciones mías, solamente lograrás hacer reír a los teólogos y doctores. "

“Sobre esto no me preocupan nada ellos”.

* * *

Pausa. Parecía que se hubiese marchado. Me equivoqué, porque comenzó a hablarme con una nueva carga de odio y de desprecio.

“Tú nunca podrás comprender cuanto os odio a vosotros los hombres. Cuanto os detesto y cuanto sois detestables. Gozáis de un primado de dignidad sobre las bestias y sois las bestias más abominables. Vuestro ser me da asco. Os considero por debajo de vuestros cerdos.

Creéis ser inteligentes y sois muy estúpidos. Bastaría que vieseis lo que os hago tragar por medio de tantos catedráticos puestos a mi servicio y que os regalo huecos de vana palabrería doctísima. ¡Piensa en lo que os hago beber y digerir con mi prensa! ¿Vosotros, la más noble criatura suya? Son suficientes unas pocas porquerías para compraros. Os rendís por nada a las lisonjas de mis mensajeros. Valoráis tanto vuestra libertad y os dejáis coger por mis más feroces negreros.

¡Oh, las burlas que os estoy haciendo en nombre de esta libertad! Mostráis horror por lo que es sucio y, dominados por vuestras pasiones, os revolcáis en vuestras inmundicias como puercos en el lodo. Por una mujer y por un puñado de oro os desencadenáis que es una maravilla.

Os ha ganado mucho aquel que ha derramado su sangre para redimiros. ¿Redimiros de qué? ¿Del pecado? Pero sí os introducís tanto en el que os ahogáis. ¡Y qué decir cuando desencadeno contra vosotros el espíritu de la envidia, de la maledicencia, del odio, de la rivalidad, de la venganza!"

"Cállate, que estás exagerando. Tú generalizas demasiado. Es la rabia envidiosa la que te tiene clavado a tu condena para toda la eternidad. Te baste esto: Dios nos ama con todos nuestros pecados, Cristo nos ha redimido y una sola gota de su sangre nos purifica de todo. Y nosotros podemos amarlo. Cuenta, si puedes, las almas que lo aman. Por una sola de ellas volvería a dar su vida voluntariamente de nuevo. Mientras tú, maldito, enfureces en tu odio por toda la eternidad. Pero dime, ¿Qué es la eternidad?"

"¿La eternidad? ¿Ahora... ¡un ahora siempre detenido!...?

Y desapareció.

Continuará.........................

mrswells dijo...

" Forty eexaminando una nueva amistad" o Wells examinando una buena amistad...?

Es cosa delicada pero creo que merece la pena creer que pueda surgir de cualquier sitio inesperado..

Wells en el post de hoy: "Creo que este me cae bien"

Anónimo dijo...

La idea de Eternidad como presente detenido no me parece acertada. Mientras exista un pestañeo de párpados, existirá un mañana. Después, cuando la mirada descanse en Dios, el futuro será siempre la Gloria.

¿ Se es feo por meter miedo, o por ser malo ? A mi me da más miedo la segunda probabilidad: ser tan malo como para meter miedo a los demás. Un monstruo puede ser feo, pero ser bueno, en cambio ser un monstruo por tener el alma fea entonces...la cosa cambia. Dicen que la cara es el espejo del alma ...... y esa cara no es del todo fea, a Picasso también le hubiera gustado, y Picasso era un genio. Del arte abstracto, eso sí, aunque también sabía pintar cosas con apariencia normal, de las que engañan.
( marypaz )

Anónimo dijo...

ahí va otra: la amistad y la soledad... algo como:

"volver a ver los ojos en los que confías..."

(de mi amiga)

Alison dijo...

M'encata este post. Es genial. L'amistad, de las cosas más bellas y libres que nos da la vida.
Tengo un'amiga con la que conecto genial. Es una conexión mental, nos comprendemos fenomenal y cuando quedamos para salir, ó tomar algo estamos super a gusto. Lo que recalco de'sta amistad es la conexión mental diría yo que hay, me resulta muy fácil hablar con ella, y estamos muy,muy cómodas junas, sin nada de tensión,nos reimos un montón con cualquier cosa, sin preocuparnos por nada. Las dos somos como un poco ingeunas, no es esa la palabra, es un poco, sin poses, sin formalismos, ni apariencias. Y nos gustan mucho las mismas cosas. Excepto leer que a mi me gusta mucho y a ella no tanto, pero puedo comentar perfectamente mis libros con ella, lo comprende y sigue la conversación como yo. L'a aprecio mucho.
Estoy encantada. Quedar con ella es para mi una forma de descansar.
Libertad.

Gloria dijo...

Se me ocurrió recién, pero quizas para descubrir una amistad hay que estar con el corazón dispuesto, si uno está encerrado en sí mismo y no abre esa pequeña puerta, hata ahí no más llegará, para esto se requiere salir de uno mismo, y lo digo por mí. A veces soy muy tímida entonces no sé si es apersona quieres ser mi amigo, además yo me doy entera en la amistad, Gloria

El Iluminado dijo...

Un exorcista entrevista al diablo
Autor: P. Domenico Mondrone S.I,


Capítulo 8: Sexto encuentro

Una tarde apenas había entrado en la habitación, y cogido por sorpresa por el imprevisto estrépito de un galope que me tuvo la respiración suspendida y me hizo comprender que se trataba de él.

«Esta vez has venido con el propósito de asustarme».

"Si pudiese hacerlo, sabría muy bien cómo hacerte temblar de miedo. Tu no sabes que tengo la fuerza de hacer temblar toda la tierra, si quiero. Tengo la fuerza de aguantar esta pelota del globo donde habitáis y lanzarla contra los demás astros o incluso tirarla en una de las bolsas solares y reducirla a cenizas."

“Has dicho: si quiero pero precisamente es esto lo que tú no puedes hacer. ¡El mundo está en manos de Aquel que lo ha creado, no en tus manos, bufón! Sé muy bien qué serías capaz de hacerlo; pero, encadenado como estás, no puedes dar miedo ni siquiera a un niño. Una vez más, tú eres un perro atado a una cadena. La inocencia de un niño te da miedo como la espada llameante de un arcángel".


* * *

"Goza de tu seguridad. Ahora te digo que pronto llegarán días en los cuales todo el mundo temblará con mi avanzada. Estoy preparando un desbarajuste universal que no te lo puedes imaginar"

“¿La bomba atómica?”

“Mucho peor. Antes, y más que todo esto, me importa el desconcierto de la humanidad entera, comenzando por la Iglesia, que debe ser la primera en desaparecer, esta durísima Iglesia Católica., que ahora la haré desaparecer en un baño de sangre”.

"Si Dios te lo permitiera..."

“Lo sé: os refugiáis en el viejo versículo “no prevalecerán". Sin embargo prevaleceremos. La meteremos en desconcierto, combatiéndola desde dentro”.

"Será quizás una prueba más fuerte que otras sufridas en el pasado. Una nueva gran marea. Después el Señor te dirá: «basta» y sobre tus ruinas resplandecerá de nuevo el sol de su triunfo. Purificada, la Iglesia florecerá como en primavera.

“Sin embargo el golpe que estoy preparando no será como los otros. Hasta ahora, en la Iglesia, a la que cogía por asalto, había un punto invencible de resistencia que me hizo perder muchísimos ataques. ¡Ahora verás!"

“Hace pocos decenios inspiré a Lenin, uno de mis mejores colaboradores, que para acabar con la religión era más importante introducir la lucha de clases en el seno de la Iglesia que atacar de frente la religión. Se trata de obrar disolviendo, de formar focos de división entre los fieles, pero sobre todo en los ambientes eclesiásticos y religiosos. Dividir a los obispos en dos bloques: los integristas y los progresistas. Revelar a los sacerdotes contra los obispos con miles de pretextos. Atacar de frente a la iglesia como combatiendo, para su bien, sus estructuras anticuadas y los abusos que la desfiguran. Con hábiles golpes formar en los ambientes eclesiásticos núcleos insatisfechos para atraerles poco a poco al clima fecundo de la lucha de clases. Adaptación lenta y paciente, con infiltración de nuevos contenidos en las ideas tradicionales. Se trata no de liquidar, en un primer momento a la Iglesia, si no de ponerla en el dique seco, incorporándola al servicio de la revolución comunista. El resto vendrá después”.


* * *

Una pausa alargada durante la cual miraba a mi Virgencita y mentalmente la invocaba. La voz volvió con un tono ronco, rabioso como rugido de bestia. El maligno subrayaba así sus propósitos catastróficos.

“Ahora estoy preparando un asalto táctico sobre todo contra aquel vestido de blanco. Él tiene sus activistas fanáticos. Me hace reír. ¡Que se atrevan a encontrarse con los míos! A los míos los escogeré sobre todo entre los suyos. Serán las mejores palancas. Comenzaré a encerrarlo poco a poco en un aislamiento completo. Induciré a sectores enteros de la cristiandad a abandonarlo. ¡Después vendrá el asalto que lo eliminará!"

"Hablas con tal seguridad que simplemente te hace ridículo”

“Con una seguridad, como puedes ver, que no tengo ni el menor miedo de revelarte mis planes. Por lo demás, ¿qué podrías tú contra ellos?"

"Orar al Señor para que te fulmine y para que la Virgen tenga bien custodiado a aquel vestido de blanco, que es su hijo predilecto”.

Él respondió con una palabrota y inmediatamente volvió a la carga:

“En un segundo momento trabajaré uno a uno a todos los párrocos con respecto a su pastor. Hoy el concepto de autoridad no funciona como antes. He logrado darle un golpe imprevisto e irreparable. El mito de la obediencia está ya superado. Por esta vía la Iglesia será llevada a la pulverización. Mientras tanto voy adelante diezmando continuamente a los sacerdotes, a los frailes hasta llegar a vaciar totalmente los seminarios y los conventos. Quitados del medio los así llamados `obreros de la viña´, se introducirán los míos y tendrán vía libre en su trabajo definitivo”.


* * *


"Pareces un estratega rico en fantasía, no hay nada que decir. Salvo que programas todo como si Cristo, el verdadero Jefe de la Iglesia, la hubiese abandonado para siempre y Él estuviese nuevamente muerto sin esperanza de resurrección. Tú, bufón grandilocuente, no ignoras que la Iglesia es Él.

Ella es su Cuerpo místico. Y sabes bien que detrás del pastor visible está Él invisible y Él es fiel a la palabra dada: «No tengáis miedo, dijo, Yo estoy con vosotros hasta la consumación de los siglos».Prueba y verás, tendrás que encontrártelas con Él y ¡huirás ante su sola presencia¡. Además, está María, Ella es la Madre de la Iglesia y basta una señal suya para tener paralizados a todos los ejércitos infernales”.

“Los acostumbrados viejos chismes. Todos estáis embutidos en frases hechas. Todos estáis adiestrados en el uso de estos temas comunes. Hoy, los primeros en reírse de estas frases hechas son vuestros sacerdotes, vuestros doctores, a los que yo he hinchado con el espíritu del orgullo y con el espíritu de rebelión.

Mira cómo han sabido cambiar el moho teológico por los grandes ideales de la historia. Me he preparado y me he llevado a mi bando a sacerdotes politiqueros, a sacerdotes que apenas dicen Misa alguna, a sacerdotes chacharacheros, que asiduamente frecuentan ciertos grupos errados, a la caza de citas galantes, y cuando en torno a ellos surge el escándalo, en vez de avergonzarse como antes, se vanaglorian con alegría, y se sienten felices de haberse liberado de pesos insoportables. ¡Y ni decirte de los sacerdotes que sólo piensan en hacer dinero! Todos estos son mis mejores obreros".

"Has recorrido ya en el pasado los mismos caminos y Dios te ha dejado realizar también algunas conquistas. Sin embargo recuerda que cuando parecía que la plaga iba a gangrenarse y a extenderse a todo el cuerpo, Él intervino sin movilizar contra ti a ejércitos espectaculares, sino trabajando con unos pocos, en el silencio.

Tú cuentas con la masa, Él cuenta con unos pocos. Cuántas veces Él nos ha hecho ver que sirve más a la Iglesia un pequeño número de auténticos sacerdotes y religiosos, llenos de espíritu evangélico verdaderamente impregnados de fermento evangélico, impregnados de Amor y fervor, preparados a la renuncia, dispuestos al sacrificio total, quiero decir: Él cuenta con unos pocos santos mas que con una masa de sacerdotes burócratas, secularizados, embebidos en la mundanidad y mujeriegos.

Dios te los regala, no sabe qué hacer con ellos, Él se servirá de unos pocos, pero serán suyos, y con éstos restaurará su Iglesia”.

“Estoy seguro de que te darás cuenta de que hoy en la Iglesia se encuentra trabajando un buen frente de almas silenciosas, no importa de que condición ni raza, especialmente sacerdotes y religiosos, que se preparan para combatirte, Muchos de ellos se unen en el nombre de María, proceden de nidos de oración y de amor a la Iglesia, y de obediencia al Papa.

Trabajan por una Iglesia consolidada en su unidad y aceptan toda renovación legítima, pero rechazan las innovaciones arbitrarias, y están persuadidos del servicio insustituible del romano Pontífice y se aprietan en torno suyo como al único principio verdaderamente sólido de su unidad. Esta persuasión también se va haciendo camino secretamente entre algunos hermanos separados".

“Son almas silenciosas, que en vez de agitarse, trabajan en vez de proclamar discursos grandilocuentes, oran; en vez de pedir reformas continuamente, se reforman. Son almas escondidas, de las que sería difícil hacer una estadística, pero se sabe que existen, realmente se encuentran por todas partes, y se reúnen en grupos de oración y fraternidad. Quizás nunca como hoy florecen tantos Santos en la Iglesia.

¡Cuántos grupos de almas fervientes vemos surgir al servicio de la Iglesia!. Ella cuenta con éstos grupos, en su capacidad de fermentar a la masa. Son las revanchas de la generosidad divina a favor de la iglesia. Almas que trabajan en un apostolado capilar, que van descubriendo el rostro de Cristo en el ejercicio de la Caridad hacía sus hermanos, los pobres, los marginados, los más necesitados".

“¡No, espíritu rebelde! El balance de la acción de Dios en el mundo y en la Iglesia no es un fracaso. El curso de su acción no está paralizado por tus sabotajes.

La Iglesia tiene direcciones y brotes que son invisibles y lejanos; pero Él está actuando siempre en Ella. ¡Invencible es Él! ¡Invencible es Ella! Y tú lo sabes, tú lo crees y tú solamente puedes aprovechar al máximo el tiempo que todavía te queda para hacer el mal. El día en que nuevamente escuches con pavor "Quien como Dios", será el día de tu derrota definitiva. ¡Para siempre!".

A este punto mi interlocutor se había ya marchado.

Continuará.........................

Alvaro dijo...

A veces hay que dejar amistades por la verdadera amistad. Después encuentras soledad. Pero es una soledad muy atractiva. Y sin quererlo eres amigo de todos.

Riga dijo...

Disculpas, alvaro, disculpas y cuentos, para no tener amigos.

Testigo-gráfico dijo...

En mi pueblo decian que hay:

Amigos
Conocidos
Gente del mismo pueblo

Considero que el calificativo de amigo, una vez analizado y leida la letra pequeña de cada una de las situaciones que pasamos por esta vida, sin dudarlo... el único amigo verdadero... Jesús.

Todos los demás, incluso los que consideramos verdaderos amigos, lo son según el viento que nos sople.

Hay una canción de Julio Iglesias que lo define perfectamente:

http://www.youtube.com/watch?v=HSx5cjlUP40

Anónimo dijo...

pues lo lamento por ti, sinceramente.

Felicitas dijo...

Alison, tienes un tesoro con esa amiga que describes. Cuida mucho esa amistad, porque no se da frecuentemente. Es una Bendición para toda la vida.
;)

Gloria dijo...

Sí Feli, estoy segura de que es un tesoro, tienen que cuidarse mutuamente, besoos, Gloria

Anónimo dijo...

Padre Forty; ¡Hola! pero nosotros también somos sus amigos, quizá no tan cercanos como quisiéramos, pero en el Cielo, allá será otra cosa, nos veremos y diremos: ¡el Padre Fotea! y a darle a la platicada y al convivio, mientras tanto, reciba nuestra más calurosa y sincera amistad. Marta Ortiz y familia desde Colima, Colima, en México