La envidia como pecado sano

56 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Eso no es envidia padre, eso es que nuestro corazón tiene anhelo de infinito.

La envidia auténtica es un pecado que hace un daño ATROZ. A quien la padece al que más. Y encima no reporta absolutamente nada a cambio temporal.

LUIS CIFER dijo...

Ateo dijo...

"Hombre Luis, ya que las espadas están en alto, ¿sabes tú quién ganará la guerra? y si no es abusar, ¿es verdad que Jesús resucitó al tercer día?
Como siempre, por simple curiosida de ateo."
Un saludo cordial.

Querido Ateo, gracias por preguntar. En primer lugar Cristo no resucitó al tercer día. Ni al cuarto, ni a ninguno. El pobre fue sepultado aprisa y corriendo en el sepulcro de José de Arimatea, pero ese sepulcro estaba reservado a la familia de este noble judío, y en cuanto despuntó el alba, lo trasladaron a otro lugar donde fue enterrado y olvidado. Supongo que la esposa de este miembro del Sanedrín le debió leer la cartilla y lo convenció para que se quitara al muerto de encima (nunca mejor dicho), y con sus criados fueron muy de mañana a cambiarlo de sitio. Luego se quedó allí uno de los criados limpiando el sepulcro y purificándolo. Y es al que se encuentra la Magdalena cuando llega al sepulcro, y le dice que allí ya no está Jesús. Y huye despavorida. Luego se añadieron los relatos de la resurrección y la ascensión pero todos tan contradictorios y absurdos que no merece la pena tenerlos en cuenta.
La función de Cristo era la de renovar el hebraísmo y conseguir nuevos adeptos que rindiesen culto a YHWH. El otro elemento del dualismo divino, el Diablo, también exige su cuota de acólitos. No es tanto un combate por destruirse (no pueden hacerlo) sino por conseguir captar clientes. Es como la incruenta guerra entre Cocacola y Pepsi.
YHWH ha conseguido inculcar una doctrina del aborregamiento de masas, que es lo que la gente quiere, y el Diablo, pretende que cada uno obre por sí mismo, pero que lo reconozcan a él como el libertador y le agradezcamos su contribución a la lucha por la libertad. Y yo así lo hago.
Aparte de esto, hay un complejísimo mundo de magia y esoterismo, en el que yo no creía pero que la realidad me ha obligado a asumir, por el que se pueden conseguir los favores de Dios y del Diablo, así como de un sinfín de pequeños genios y pseudo-divinidades.
Las posesiones habitualmente llamadas “satánicas” se deben a unos extraños seres autónomos que se gozan en el mal y que nada tienen que ver con el Diablo. Son seres destructivos de otras dimensiones que asumen este extraño rol. Sería muy largo de explicar. Aunque hay muchas posesiones que sí son de mi querido Diablo.
También es verdad que para recibir al Diablo hay que estar preparado. A Él no le gusta perder el tiempo con imbéciles. Quiere seriedad.
El Bien y el Mal existen, pero no se deben identificar el uno con YHWH y el otro con el Diablo. De algún modo los dos participan de ambos principios.
En fin, es todo muy complejo. Nosotros sólo podemos entender una pequeña parte, lo demás es totalmente inaccesible, porque nuestro cerebro tiene graves limitaciones.
Un afectuoso saludo, amigo.

Andrés Luaces dijo...

LUCIFER

De los cuadernos de Mª Valtorta

Dice Jesús:

“El nombre primitivo era Lucifer, que en el concepto de Dios quería decir: “alférez o portador de la luz”, o sea, de Dios. Porque Dios es Luz.

Era el espejo puro que reflejaba la insostenible belleza y por eso, ocupaba el segundo lugar por belleza en todo lo creado. En las misiones hacia los hombres, habría sido el ejecutor de la voluntad de Dios, el mensajero de los decretos de bondad que el Creador iba a mandar a sus hijos bienaventurados exentos de culpa, para elevarles cada vez más hacia su semejanza.

Este portavoz de la luz, por medio de los rayos de la luz divina que llevaba, habría hablado a los hombres, y los hombres, dado que estaban libres de culpa, habrían comprendido esos destellos de armónicas palabras, hechas solamente de amor y gozo.

Dios lo envolvía con su luz y se deleitaba con el esplendor de su arcángel y, por eso, al verse en Dios en si mismo, en sus compañeros, y dado que los ángeles le veneraban por ser el espejo más perfecto de Dios, terminó por tener admiración hacia sí mismo. Debía admirar solamente a Dios.

Pero, así como en la atmósfera están todos los elementos gaseosos porque son necesarios, en la esencia de todo lo creado están presentes todas las fuerzas buenas y malvadas y se agitan hasta que una de las dos partes vence para dar lugar al bien o al mal.

Lucifer atrajo a sí a la soberbia. La cultivó, la amplió. Hizo de ella un arma, una seducción. Pretendió más de lo que tenía. Él, que ya poseía tanto, lo quiso todo. Sedujo a los menos próvidos de sus compañeros. Les apartó de la contemplación de Dios como Belleza suprema.

Dado que conocía las futuras maravillas de Dios, quiso estar él en el lugar de Dios. Su mente turbada ya le hizo verse a la cabeza de los hombres futuros, adorado como potencia suprema.

Pensó: “Conozco el secreto de Dios. Conozco las palabras. Y también me es manifiesto su proyecto. Puedo todo lo que Él quiere. Así como he controlado las primeras operaciones creativas, puedo proceder ahora. Yo soy”. La palabra que solo Dios puede decir fue el grito de la ruina del soberbio. Y nació Satanás.

Fue “Satán”. En verdad te digo que el nombre de Satán no fue dado por el hombre que, sin embargo, por orden y voluntad de Dios, le puso un nombre a todas las criaturas existentes conocidas por él y que, aún hoy, bautiza sus descubrimientos con un nombre creado por él mismo.

En verdad te digo que el nombre de Satán proviene directamente de Dios y es una de las primeras revelaciones que Dios hizo al espíritu de un pobre hijo suyo que vagaba por la Tierra. Y así como mi Nombre Santísimo tiene el significado que te expliqué una vez (Texto 22-8-1.943), escucha ahora el significado de este nombre horrendo. Escribe como te digo:

S A T A N
Sacrílego,
Soberbio, Adverso, Tentador, Ávido, No amigo,
y Traidor.

Todo esto es Satán. Y todo esto son los que están enfermos de satanismo. Y además de todo esto, también es: seducción, astucia, tinieblas, prontitud, perversidad. Las 5 letras malditas que forman su nombre están escritas con fuego en su frente fulminada.

Son las 5 características malditas del Corruptor contra las cuales llamean mis 5 Llagas benditas, que con su dolor salvan a quien quiere ser salvado de lo que Satanás inocula continuamente.

Todos los espíritus tenebrosos pueden llamarse “demonio, diablo, Belcebú”. Pero solo Satán es “su” nombre. Y en el Cielo se le nombra solamente con ése, porque allí se habla el lenguaje de Dios, con amor fiel, aún para indicar lo que se quiere, según el pensamiento de Dios.

Cada una de sus acciones es la antítesis de las acciones de Dios. Y cada uno de sus designios implica llevar a los hombres a ser contrarios a Dios. Eso es Satanás. Es “el deseo de oponerse a Mí” en acción.

A mis tres virtudes teologales opone la triple concupiscencia. A las cuatro virtudes cardinales y a todas las otras que surgen de Mí, opone el criadero de serpientes de sus horrendos vicios.

Y así como según se dice la caridad es la mayor de todas las virtudes, del mismo modo afirmo que la mayor de sus antivirtudes, la que me resulta repulsiva, es la soberbia, porque de ella derivó todo el mal.

Por eso digo que, mientras llego a compadecer la debilidad de la carne, que cede al acicate de la lujuria, no puedo compadecer el orgullo que, como nuevo Satanás, quiere competir con Dios.

¿Te parece injusto? No lo soy. Considera que, en el fondo, la lujuria es un vicio de la parte más material, que en algunos genera apetitos muy voraces, satisfechos en momentos de embrutecimiento que atontan el individuo.

Pero la soberbia es un vicio de la parte más elevada, consumado con lúcida y aguda inteligencia, un vicio premeditado, duradero. Un vicio que daña la parte del hombre que más se asemeja a Dios.

Un vicio que mancilla la gema que nos ha dado Dios. Un vicio que manifiesta semejanza con Lucifer. Un vicio que siembra el dolor más de lo que hace la carne, porque la carne podrá hacer sufrir a una esposa, a una mujer.

Pero la soberbia puede hacer sufrir sus victimas en continentes enteros y en toda clase de personas. Por culpa de la soberbia ha sido arruinado el hombre y perecerá el mundo. Por culpa de la soberbia languidece la fe. La soberbia es la emanación más directa de Satanás.

He perdonado a los grandes pecadores de los sentidos, porque su espíritu estaba exento de soberbia. Más no he podido redimir a Doras, Jocana, Sadoc, Elí y otros semejantes a ellos, porque eran “soberbios”.

Agata Cristy dijo...

Hola,

A mi la envidia es un sentimiento que no me gusta en absoluto y lo único positivo que le encuentro es que nos puede incitar a ser mejores. En este sentido el sentimiento de la envidia puede ser útil sinó no le veo el sentido. Aunque yo he entendido que la mejor enseñanza que nos puede brindar este sentimiento -según lo dicho por el padre Fortea- es la de aceptarnos tal como somos y sobre esta base previa intentar superarnos. La auto-estima es importante para superar los diferentes escollos de la vida.

Gloria dijo...

Pienso como Agata, personalmente me cuesta un poco entender la envidia, aunque a veces la he sentido, es como que a veces uno siente, "no es justo", pero por qué no es justo?? según mis parámetros no es justo??
Lo que tú dices es cierto Agata, en la medida en que uno acepta como es uno o se da cuenta del plan que Dios tiene para uno, se va disipando esa envidia, además a veces el mundo de otros nos parece maravilloso y no es así, de verdad, cuando uno conoce las situaciones más de cerca todos llevamos nuestras cruces.
A mí me pasa un poco como a usted Padre, me siento bien como soy, de veras lógico uno siempre quisiera algo pero no me corto las venas por nada. Gloria

Gloria dijo...

De verdad Padre que Ud. me cae bien. Lo encuentro muy simpático, ja! muchas veces me hace reir!!

Agata Cristy dijo...

A mi también el padre Fortea me hace reir con sus comentarios porque se le percibe mucho sentido del humor, y a veces incluso un poco socarrón. Realmente Gloria, eres muy amables con tus palabras sobre lo que yo he dicho antes. Los expertos dicen que con humor vivimos más y mejor.

Agatha Christie dijo...

Por favor un respeto a mi nombre. Que se escriba bien.

Peace maker dijo...

¡No corráis sin ton ni son, la santidad es un don!
Paz y bien hermanos.

mrswells dijo...

Lo que yo capto del post: darse cuenta de que, pese a todo, somos dignos de Amor!!!!!!!todas esas quinceañeras (o no) que se ven "mal", a esos padres "rodriguez" de familia a los que el jefe les ningunea..a los jovenes con aspiraciones y sin un duro...Al cura rodeado de abuelas y a las abuelas..toda esta gente que mola ..y luego está Chavez que se cree adorable..

mrswells dijo...

Gloria tus palabras son siempre tan claras y disipadoras de telarañas..como se nota que trabajas en la cocina..

..

mrswells dijo...

Ebony and Ivory,

Gracias por los links de Guerra. Claro que se los guardaré a Monica, mi hermana, si.
Dice Jesus: lo que recibisteis gratis , dadlo gratis", me gustaria piropear a mas de uno del blog, pero me voy a centrar en "La Artista", . ..Cuando eramos niñas, era una pasada lo que sus manos podian hacer. Yo hacia este test: cogia una carpeta y la llenaba de dibujos mios, entre ellos, metia algunos de Monica y se la mostraba a alguien, quien pasaria la vista por todos ellos e inevitablemente..zas, paraba en el de Monica como si hubiese visto una revelación..Nunca dude por eso que mis dibujos molaban..pero el Arte..El arte debe ser una semilla muy profunda que le cuesta salir si el terreno no esta bien y blando, creo que la Artista necesita de nuestros rezos ..

El arte Ay! un dia tenemos que hablar del Arte...

Alvaro dijo...

Algunos pescuezos, ja,ja,ja. Yo envidio muchas cosas, pero me alegro por el bien de los que lo disfrutan. Disfrute de sí, y de su unión con Dios y del cielo que tiene preparado.

mrswells dijo...

A mi me da envidia sana- no, perdon anhelo de infinito- la actitud dura de Guerrera de la Luz, me gustaria aprender mas de ti: al pan pan y al vino vino

Cuando leo a los de ayer, hombres de pelo en pecho, fantaseando romances como si se pudiera cotorrear con los Evangelios, y luego dirian de nosotras las marujas hablando de Dallas con los rulos en la pelu..
Guerre, wapi, eres un AS (de espadas)

Anónimo dijo...

Fortea:

Eres un pobre hombre. Un niñato que sólo quiere que le den palmaditas en la espalda y que no soporta las regañinas, porque como molas tanto, nadie puede decirte que estás equivocado, porque te revuelves y comienzas a hacerte la víctima distinguiendo entre buenos y malos. Por supuesto tu eres el bueno.
La autoestima debe ser moderada por la autocrítica, para que no devenga en soberbia.

Los que leen tus cositas y no conocen la verdad, te ensalzan y tu rellenas tu ego con sus adulaciones; no saben que lo único que haces en estos cuatro últimos "posts" es respirar por la herida.

Con el bien tan tremendo que podrías estar haciendo, como lo hacías antes de ser "famoso" y ahora haces llorar de pena hasta a los ángeles.

El que tenga oídos, que oiga.

LUIS CIFER dijo...

Veo que D. Andrés Luaces tiene a María Valtorta como faro y luminaria que alumbra sus pasos. Por algo será. Por otra parte hemos asistido a enconados debates acerca de la Teoría de la Evolución (cuyo bicentenario estamos celebrando ahorita mismo, nomás), y aprovechando que por Valladolid pasa el Pisuerga, me permito echar mano de la mística visionaria italiana para que nos quede claro de una vez por todas de qué va todo esto de la Evolución.
Y ¿quién es el biólogo que dará la clase magistral? Pues nada más y nada menos que Jesús de Nazaret. Lean, lean, querida grey:

Nos cuenta María Valtorta en sus Cuadernos: "Oigo la noticia de que en una caverna han encontrado esqueletos de hombre mono. Me quedo pensativa diciendo: "¿Cómo pueden asegurar tal cosa? Habrá habido hombres brutos. También ahora se dan rostros y cuerpos simiescos. A lo mejor los hombres primitivos tenían un esqueleto distinto al nuestro"
Y me viene otro pensamiento: "Pero ¿ya pueden diferir en belleza? No me cabe en la cabeza que los primeros hombres siendo más cercanos al ejemplar perfecto que Dios creó, y que ciertamente, era bellísimo además de fortísimo, fuesen más brutos que nosotros". Y me da que pensar cómo pudo ser que la belleza de la obra creadora más perfecta hubiera llegado a envilecerse tanto, hasta el punto de dar pie a los científicos para negar que el hombre hubiera sido creado hombre por Dios y asegurar que sea el resultado de la evolución del mono.

Me habla Jesús y dice:

"Busca la clave en el capítulo 6º del Génesis. Léelo". Lo leo y Jesús me pregunta: "¿Lo entiendes?".

"No, Señor. Lo que entiendo es que los hombres se corrompieron enseguida y nada más. No sé que relación puede guardar ese capítulo con el hombre mono".

Jesús sonríe y me responde:

"No eres la única que no lo entiende, pues no lo entienden los sabios, los científicos, los creyentes ni los ateos. Estame atenta". Y comienza a recitar. "Y habiendo comenzado los hombres a multiplicarse sobre la tierra y habiendo los hijos de Dios, o hijos de Set, tenido hijas y visto que las hijas de los hombres (hijas de Caín) eran hermosas, se desposaron con las que, entre todas, más les gustaron...Así pues, una vez que los hijos de Dios se unieron con las hijas de los hombres y éstas dieron a luz, de ellas salieron aquellos hombres potentes y famosos durante siglos". "Esos hombres que por la potencia de su esqueleto llaman la atención de vuestros científicos, los cuales deducen de ahí que el hombre en el comienzo de los tiempos, era más alto y fuerte que no lo sea actualmente y de la estructura de su cráneo deducen que el hombre deriva del mono. Es decir, los consabidos errores de los hombres ante los misterios de la creación."

Prosigue en el mismo pasaje la voz de Dios en los escritos de María Valtorta: "Aquéllos que ya no eran hijos de Dios, por cuanto con su padre y como él se alejaron de Dios para acoger a Satanás, se abalanzaron a lo ilícito, degradante y bestial, llegando a tener monstruos por hijos e hijas. Son los monstruos que ahora llaman la atención de vuestros científicos induciéndoles a error. Los monstruos que, por el poderío de sus formas, su salvaje belleza y su ardor bestial, frutos de la unión de Caín con los brutos y de los brutísimos hijos de Caín con las fieras, sedujeron a los hijos de Dios, es decir a los descendientes de Set por Enós, Quenan, Mahalalel, Yéred, Hénoc de Yéred - no confundir con el Henoc de Caín - Matusalén, Lamek y Noé, padre de Sem, Cam y Jafet [...] Fue entonces cuando Dios, para impedir que la rama de los hijos de Dios se corrompiese del todo con la de los hijos de los hombres, mandó el diluvio universal para sofocar bajo el peso de las aguas la libídine de los hombres y para destruir los monstruos engendrados por la lujuria de los sin Dios, insaciables en su sensualidad al hallarse abrasados por el fuego de Satanás."

"Y el hombre, el hombre actual, desatina con las líneas somáticas y los ángulos cigomáticos. Y, no queriendo admitir un Creador al ser excesivamente soberbio para reconocer el haber sido hecho, admite la descendencia de los brutos para así poder decir: "Nos hemos valido solos evolucionando de animales a hombres". El hombre se degrada, se autodegrada por no querer humillarse ante Dios. Y desciende. ¡Vaya si desciende!..."

Pues menos mal que estaba a mano el catedrático de Nazaret para aclararnos la problemática evolutiva. Ahora ya quedó zanjado el problema, en realidad no hay una Teoría de la Evolución, sino de la... ¡Involución! ¡Y los arqueólogos perdiendo el tiempo y diciendo mentiras mientras desentierran la calavera de Yorick!
Otro día, la doctora Valtorta, asesorada por Nuestro Señor nos hablará de Cosmología y Bricolaje (por este orden).
Feliz día del Señor, amada grey.

LUIS CIFER dijo...

Anónimo, no sea duro con Fortea, bastante tiene el hombre con batirse el bronce contra mi Jefe y contra sus lacayos.
¡También tendrá derecho a vivir como los curas, digo yo!
Que esto de los exorcismos quema mucho. Se lo digo yo y me dice mi Jefe que le transmita que también para Él es muy cansino todo esto de los latinajos y los hisopazos de agua bendita, que es como si le echaran salfumán en las pelotas.
Deje tranquilo a D. José Antonio ¡pobrete!

magda dijo...

La gentuza siempre tan cobarde. Se tienen que esconder detrás de un anónimo para meterse con el Padre.
¿No te da vergüenza anónimo?. Ahh que lo que te da vergüenza es hacerlo a la cara. Cobarde.

LUIS CIFER dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Guerrera de la LUZ dijo...

Que no vas a poner en boca de Dios Padre tus sucias palabras, degenerado.

Contrólate. Ya te dije anoche que vomitaras por la ventana.

Eso son blasfemias.

Guerrera de la LUZ dijo...

Que tengáis un día muy feliz. Es Madrid hace un tiempazo de primavera maravilloso.

Feliz día del Señor.

Guerrera de la LUZ dijo...

GLORIA a Dios en cielo
y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu INMENSA GLORIA te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, SEÑOR DIOS, REY CELESTIAL, DIOS PADRE TODOPODEROSO.

Señor, Hijo único Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre.

Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.

Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica.

Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros.

Porque SÓLO TÚ ERES SANTO,
SÓLO TÚ, SEÑOR,
SÓLO TÚ ALTÍSIMO JESUCRISTO,

CON EL ESPÍRITU SANTO EN LA GLORIA DE DIOS PADRE.

Amén.

Gloria dijo...

Anónimo que habla del Padre: Á tí si que te corroe la envidia y una envidia nada sana, si fueras una persona de bien no escribirías como anónimo, que fácil es denostar a las personas bajo un anónimo, que fácil.

Don Luis Ud. s ha lanzado demasiado se lo digo en buena, tenga en cuanta que este es un Blog de un Padre católico, que los que venimos aquí somos en la mayoría católicos o cristianos, deje tranquilo a Nuestro Señor, y si quiere quedese con su "amigo" pero no extienda en cosas eternas e innecesarias, la brevedad es una virtud.
Ud. está abusando de la confianza que le ha dado guerrera. Gloria

Gloria dijo...

Don Luis Ud. tiene un grave problema con la soberbia y Ud. lo sabe, aquí decimos lo siguiente: A Ud. se le está pasando el tejo absolutamente!! que lástima, abusa de la confianza que le había dado la guerrera.Gloria

Anónimo dijo...

.a mi también me mola mucho el Padre

José Carlos Muñoz dijo...

Asunto: Encuentro Nacional de Objetores de Conciencia a EpC


Querido/a amigo/a:

El fallo del Supremo no zanja la cuestión, seguimos adelante, con más fuerza. El frente judicial sigue abierto. La batalla continúa. Y merece la pena. Pero esta batalla no se libra sólo en los tribunales; el entusiasmo, el arrojo y la fuerza de los padres objetores, su tenacidad y su audacia son el arma más fuerte que tenemos y que ha cogido por sorpresa a propios y extraños.

Por todo ello, te invito a participar en el II Encuentro Nacional de Objetores de Conciencia a Educación para la Ciudadanía. Se celebrará el próximo 28 de febrero en la Universidad Francisco de Vitoria en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Toda la información la tienes en

http://www.encuentrodeobjetores.org

Te sugiero (y me permito pedir a quien le parezca oportuno) dos cosas:

la primera, que lo divulgues en tus ámbitos, objetores o no;
la segunda, que lo antes posible te apuntes, a través de la web.
Un fuerte abrazo, y si decides asistir, allí nos vemos. Adelante, pues, y ¡ni un paso atrás!

José Carlos Muñoz y todo el equipo de HO

Gloria dijo...

AGATHA!!! Lo siento cuando te escribí estaba escrito de otra manera ahora me enmiendo!! cariños (me he leído todos sus libros!!!!Je!!Gloria

Andrés Luaces dijo...

Tomo 1º del Evangelio como me ha sido revelado
De María Valtorta



Capítulo 46: Como se vence a Lucifer


Nota: Maravillosas palabras de Jesús, en donde se ve claramente la táctica de Satán para apoderarse de las almas, y la manera de vencerla.

Jesús dijo: “Mis ovejas reconocen mi voz, y no se fían de la voz de un extraño”. En estos comentarios de Jesús a su tentación en el Desierto, esta resumido todo el misterio de la Salvación y de la Reprobación del Género Humano.

Vemos claramente que el que no cree en el mensaje de Jesús es porqué está hundido en el pecado, y ataca vehementemente a Jesús, a María y a su Iglesia, porque su doctrina delata su comportamiento animal, en otras palabras, lo que dice S. Juan en su Evangelio:

“Al principio era el Verbo, y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios.
Él estaba al principio en Dios.

Todas las cosas fueron hechas por Él, y sin Él no se hizo nada de cuanto ha sido hecho. En Él estaba la Vida, y la Vida era la luz de los hombres, la luz luce en las tinieblas, pero las tinieblas no lo acogieron (S. Juan 1-1-5)

Gloria al Padre; al Hijo y al Espíritu santo.



Dice Jesús:

(….)
Has visto que Satanás se presenta siempre con apariencia benévola, con aspecto común. Si las almas están atentas y, sobre todo, en contacto espiritual con Dios, advierten este aviso que las hace cautelosas y las incita a combatir las insidias demoníacas.

Pero si las almas no están atentas a lo divino, separadas por una carnalidad oprimente y ensordecedora, sin la ayuda de la oración que una a Dios y vierte su fuerza como por un canal en el corazón del hombre, entonces difícilmente se dan cuenta de la celada, y caen en ella, y luego es muy difícil liberarse.

Las dos vías más comunes que Satanás toma para llevar a las almas son la sensualidad y la gula.

Empieza siempre por la materia; una vez que la ha desmantelado y subyugado, pasa a atacar la parte superior: primero: lo moral (el pensamiento con sus soberbias y deseos desenfrenados); después, el espíritu, quitándole no solo el amor – que ya no existe cuando el hombre ha sustituido el amor divino por otros amores humanos – sino también el temor de Dios.

Es entonces cuando el hombre se abandona en cuerpo y alma a Satanás, con tal de llegar a gozar de lo que desea, de gozar cada vez más.

Has visto como me he comportado Yo. Silencio y Oración. Silencio. Efectivamente, si Satanás lleva a cabo su obra de seductor y se nos acerca, se le debe soportar sin impaciencias necias ni miedos mezquinos. Pero reaccionar: ante su presencia, con entereza; ante su seducción, con la oración.

Es inútil discutir con Satanás. Vencerá él, porque es fuerte en su dialéctica. Solo Dios puede vencerle.

Entonces, recurrir a Dios, que hable por nosotros, a través de nosotros. Mostrar a Satanás ese Nombre y ese Signo.

Rebatir a Satanás únicamente cuando insinúa que es como Dios, rebatirle usando la palabra de Dios; no la soporta.

Luego, después de la lucha, viene la victoria, y los ángeles sirven y defienden del odio de Satanás al vencedor; le confortan con los rocíos celestes, con la gracia que vierten a manos llenas en el corazón del hijo fiel, con la bendición que acaricia el espíritu.

Hace falta la voluntad de vencer a Satanás, y fe en Dios y en su ayuda; fe en la fuerza de la oración y en la bondad del Señor.

En ese caso, Satanás no puede causar ningún daño.

Ve en paz. Esta noche te llenaré de alegría.

Felicitas dijo...

Luis, quedó pendiente una contestación a su comment, que ahora le pongo aquí:

Luis, no me engaño ni pretendo engañarle. Simplemente no puedo creer en un Dios que es Amor, como Cristo nos desvela, y que al mismo tiempo exija un sacrificio para satisfacer su sed de venganza. Que no, que interpretarlo así es un error garrafal.

Dios Padre y Dios Hijo al decidir la encarnación del segundo, sabían perfectamente lo que ocurriría, sabían que los pecadores, instigados por el odio satánico, le crucificarían y en ese comportamiento previsible desde la infinita Sabiduría Divina, lo convirtieron en herramienta de salvación, sin forzar en absoluto el devenir de los acontecimientos ni la libertad humana.

Cristo, conociendo su destino doloroso y que en él redimía a la humanidad, moría en deseos de dar su vida pero no por ningún tipo de comportamiento reprobable, sino por obediencia al destino que sabía los humanos le íbamos a deparar.

"Te matarán, hijo y al resucitar, los redimirás", le debió decir su Padre antes de bajar al mundo de los mortales. " Lo acepto, Padre, por amor a Ti y por amor a ellos".

Creo que no resulta tan difícil de comprender, aunque es ciertamente al acto más sublime jamás realizado.

celinard dijo...

Que esto de los exorcismos quema mucho. Se lo digo yo y me dice mi Jefe que le transmita que también para Él es muy cansino todo esto de los latinajos y los hisopazos de agua bendita, que es como si le echaran salfumán en las pelotas.
Deje tranquilo a D. José Antonio ¡pobrete!


Eres muy gracioso Luis, me has hecho reir.

Andres Luaces dijo...

Del Evangelio como me ha sido revelado
De María Valtorta



Capítulo 46: Como se vence a Lucifer


Nota: Maravillosas palabras de Jesús, en donde se ve claramente la táctica de Satán para apoderarse de las almas, y la manera de vencerla.

Jesús dijo: “Mis ovejas reconocen mi voz, y no se fían de la voz de un extraño”. En estos comentarios de Jesús a su tentación en el Desierto, esta resumido todo el misterio de la Salvación y de la Reprobación del Género Humano.

Vemos claramente que el que no cree en el mensaje de Jesús es porqué está hundido en el pecado, y ataca vehementemente a Jesús, a María y a su Iglesia, porque su doctrina delata su comportamiento animal, en otras palabras, lo que dice S. Juan en su Evangelio:

“Al principio era el Verbo, y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios.
Él estaba al principio en Dios.

Todas las cosas fueron hechas por Él, y sin Él no se hizo nada de cuanto ha sido hecho. En Él estaba la Vida, y la Vida era la luz de los hombres, la luz luce en las tinieblas, pero las tinieblas no lo acogieron (S. Juan 1-1-5)

Gloria al Padre; al Hijo y al Espíritu santo.



Dice Jesús:

(…)
Has visto que Satanás se presenta siempre con apariencia benévola, con aspecto común. Si las almas están atentas y, sobre todo, en contacto espiritual con Dios, advierten este aviso que las hace cautelosas y las incita a combatir las insidias demoníacas.

Pero si las almas no están atentas a lo divino, separadas por una carnalidad oprimente y ensordecedora, sin la ayuda de la oración que una a Dios y vierte su fuerza como por un canal en el corazón del hombre, entonces difícilmente se dan cuenta de la celada, y caen en ella, y luego es muy difícil liberarse.

Las dos vías más comunes que Satanás toma para llevar a las almas son la sensualidad y la gula.

Empieza siempre por la materia; una vez que la ha desmantelado y subyugado, pasa a atacar la parte superior: primero: lo moral (el pensamiento con sus soberbias y deseos desenfrenados); después, el espíritu, quitándole no solo el amor – que ya no existe cuando el hombre ha sustituido el amor divino por otros amores humanos – sino también el temor de Dios.

Es entonces cuando el hombre se abandona en cuerpo y alma a Satanás, con tal de llegar a gozar de lo que desea, de gozar cada vez más.

Has visto como me he comportado Yo. Silencio y Oración. Silencio. Efectivamente, si Satanás lleva a cabo su obra de seductor y se nos acerca, se le debe soportar sin impaciencias necias ni miedos mezquinos. Pero reaccionar: ante su presencia, con entereza; ante su seducción, con la oración.

Es inútil discutir con Satanás. Vencerá él, porque es fuerte en su dialéctica. Solo Dios puede vencerle.

Entonces, recurrir a Dios, que hable por nosotros, a través de nosotros. Mostrar a Satanás ese Nombre y ese Signo. Rebatir a Satanás únicamente cuando insinúa que es como Dios, rebatirle usando la palabra de Dios; no la soporta.

Luego, después de la lucha, viene la victoria, y los ángeles sirven y defienden del odio de Satanás al vencedor; le confortan con los rocíos celestes, con la gracia que vierten a manos llenas en el corazón del hijo fiel, con la bendición que acaricia el espíritu.

Hace falta la voluntad de vencer a Satanás, y fe en Dios y en su ayuda; fe en la fuerza de la oración y en la bondad del Señor. En ese caso, Satanás no puede causar ningún daño.

Ve en paz. Esta noche te llenaré de alegría.

Andres Luaces dijo...

De los cuadernos de Mª Valtorta
dictado del 1º de abril de 1.947


Dice Jesús:

“Antes del gran silencio del Viernes Santo, así como a los Apóstolos, el Verbo quiere hablar a las almas que ama para darles los consejos del amor.

Me encuentro entre vosotros ya atado y con los miembros doloridos. Mas el amor no sabe de cadenas y el Amor por vosotros es fuerte y sano.

Jesús siente siempre el deseo de hablar a sus predilectos. Tengo el ardiente deseo de expresarme por medio de las palabras a las almas que, semejantes a flores, se yerguen en la noche hacia las estrellas con la corola abierta para beber el rocío que cae del cielo y reconforta tras el bochorno del día y que se vuelven ansiosas hacia Oriente para acoger la luz de la aurora como consuelo por las tinieblas nocturnas.

El Oriente: Yo.
El día: el mundo que inflama y agota.
El rocío: la Sabiduría que os habla.

Las tinieblas nocturnas: una vez más el mundo con sus intereses y egoísmos, el mundo que penetra por doquier y ofusca con las densas nieblas del humeante yo también los lugares en que debería existir sólo el aire luminoso de la caridad.

La aurora: Yo, la Luz gozosa, que vengo a quien quiere recibirme.
Y Yo os digo: “Sed buenos, sed mis imitadores en vuestra ́pequeñá pasión, ¡tan ́pequeñá respecto a la mía!

Tened una caridad que se difunda humilde y generosamente también para los culpables, como lo tuve Yo en la última Cena.
Tened una unión total con la voluntad de Dios, como la tuve Yo en el Getsemaní. No llegaréis jamás al sudor sanguíneo, porque lo que el cielo pide a las criaturas es una nada comparada con el todo que el Cielo me pidió a Mí.

Tened un saludo amistoso también para el Judas que está en todo sitio donde hay un maestro y discípulos.

Tened el heroísmo del silencio en las ofensas y de la palabra en el momento debido para servir a la Verdad y glorificar a Dios, así como lo tuve Yo en las aulas del Sanedrín y del Pretorio y en las infames salas del palacio de Herodes.

Tened el solícito apremio de someteros a los tormentos, de cargar con vuestro dolor, como lo tuve Yo, sometiéndome a las flagelaciones y abrazando la Cruz.

Tened constancia en la subida aunque os pese la cruz y no os desaniméis si la debilidad os hace caer. Os recuerdo que Yo caí más cuando más cerca estaba de la meta, para simbolizar que Satanás pone obstáculos más grandes cuanto más el alma se acerca al ara del sacrificio que la convierte en hostia semejante a Mí y continuadora de Mí.

Levantáos y proseguid. Dios sabe distinguir una caída de la otra y, por eso, es un padre que levanta a los que caen, no por malicia, sino por voluntaria debilidad de criaturas y por los obstáculos de Satanás.

Tened un despego absoluto, una absoluta privación aún de las cosas más lícitas, para cumplir con la extrema voluntad de Dios, así como la tuve Yo, que me separé de la Madre, me despojé de mis vestidos y renuncie a la vida.

Y, en fin, Perdonad a quien piense de un modo distinto del vuestro y quieren lo que vosotros no queréis, así como Yo perdoné a los jefes del Sanedrín, que quisieron mi muerte para reinar solo ellos.

Pensad que se castigan a sí mismos al querer lo que no les hará felices y que necesitan vuestro perdón para tener un consuelo cuando comprendan su error.

No pongáis límites a esas palabras mías. Sirven para todos los tiempos y para todas las circunstancias porque siempre, donde hay un maestro y unos discípulos, hay un pequeño Cristo rodeado de discípulos y atacado por el mundo.

Quedáos en mi paz, ahora y siempre. Y que sobre vosotros se pose la bendición de mis manos traspasadas”

Guerrera de la LUZ dijo...

Felicitas, no se por qué el sistema no me deja publicar este comentario tuyo.

Lo copio aquí.







"Luis, no me engaño ni pretendo engañarle. Simplemente no puedo creer en un Dios que es Amor, como Cristo nos desvela, y que al mismo tiempo exija un sacrificio para satisfacer su sed de venganza. Que no, que interpretarlo así es un error garrafal.

Dios Padre y Dios Hijo al decidir la encarnación del segundo, sabían perfectamente lo que ocurriría, sabían que los pecadores, instigados por el odio satánico, le crucificarían y ese comportamiento previsible desde la infinita Sabiduría Divina, lo convirtieron en herramienta de salvación, sin forzar en absoluto el devenir de los acontecimientos ni la libertad humana.

Cristo, conociendo su destino doloroso y que en él redimía a la humanidad, moría en deseos de dar su vida pero no por ningún tipo de comportamiento reprobable, sino por obediencia al destino que sabía los humanos le íbamos a deparar.

"Te matarán, hijo y al resucitar, los redimirás", le debió decir su Padre antes de bajar al mundo de los mortales. " Lo acepto, Padre, por amor a Ti y por amor a ellos".

Creo que no resulta tan difícil de comprender, aunque es ciertamente al acto más sublime jamás realizado."

Anzili dijo...

Padre:

Si, la envidia supongo que tiene grados, así que tu seguremente sientes admiración, curiosidad, simpatía... Así es como yo creo que son las "envidias sanas".

La envidia no sana, en verdad corrompe por dentro, aquella envidia de "lo envidio porque él es feliz y yo no, o es capaz de hacer esto y yo no", pues cómo digo, corrompe por dentro, y es, muy dañina.

Para mi, sin duda, es un gran mal del hombre.

Un abrazo padre.

Anónimo dijo...

RAAAAAAAAAAAAAAAASSSSSSSSSSSSSSSS

celinard dijo...

Anzili, he leído que te tienes simpatias por el yoga y el reiki.
¿qué piensas de todo ello?

Tienes un blog muy trabajado
¿lo has creado tú a través de lenguaje de programación?

Me ha gustado mucho la parte que tiene dedicado a la poesía

Agata Cristy dijo...

Ja, ja, ja. Yo me llamo Agata Cristy y no Agatha Chistie. Mi nombre no está mal escrito ... es que se escribe así de esta manera.

Anónimo dijo...

Hoy en el Evangelio hablaban de un leproso que Jesus curo. En el Antiguio Testamento a este hombre se le consideraria uno que por sus pecados estaba asi y no le dejaban entrar en la ciudad, estaba marginado como una bestia..y sin embargo, Jesus le tiende la mano para curarlo..
Lo ironico del caso es que se despues es al que cura al que no le dejan entrar en la ciudad. es decir, por curar lo marginan a El..

Es verdad que contra el mal no vale dialogar,,es mejor gritar y llorar para que Jesus nos ayude..
Lo hara

Vicente dijo...

Comentando la primera intervención de Luis Cifer de hoy en la que hace referencias a las contradiciones en el relato de la resurrección, os cito la siguiente "contradicción" que he encontrado en una web:
Según Marcos:
2Y muy de mañana, el primer día de la semana, vienen al sepulcro, ya salido el sol.
Según Juan:
Y EL primer día de la semana, María Magdalena vino de mañana, siendo aún obscuro,

¿Hay contradicción en decir "ya salido el sol" que decir "siendo aún obscuro"? ¿Dónde está la contradicción?

Anónimo dijo...

¿Y usted qué sabe lo que sentía Cristo?


No, mire, aquí el necio blasfemo que parece saber todo lo que (no) hacía Cristo es usted, que no cesa de decir cosas que ni figuran en el Evangelio (referencia evidente obligada para conocer a Cristo, sobre todo en un foro católico, no la escoria-fuente satánica como la que usted acostumbra a frecuentar) ni lo dice la Iglesia Católica (previa al Evangelio que nace en Ella y es interpretado en Ella) ni la Tradición lo dice. Usted, que se presume conocedor de toda la basura que lee y mal digiere de contenido blasfemo y/o anticlerical, es el que se constituye en 'autoridad' (de cloaca pestilente, en un foro que no debería soportar la escoria infamante que usted genera y de la que forma parte constitutiva) de no se sabe qué. Así que menos 'argumentos de autoridad' (y mucho menos lecciones) de necios iletrados como usted mancillando lo sagrado que es incapaz de respetar. Tiene narices que el canalla este encima de echar basura contra Nuestro Señor (SI NO LO CONSIDERA EL SUYO, VÁYASE DE UNA PUÑETERA DE VEZ DE ESTE FORO Y NOS QUEDAREMOS TODOS MÁS TRANQUILOS AL NO TENER QUE SOPORTAR SU MIERDA BLASFEMA Y SUS ESTÚPIDOS PACTOS CON... LA IMBECILIDAD, QUE NO con el Diablo, porque a este -que aunque Diablo, no es tonto precisamente- me temo que los tontos como usted le aburren diabólicamente) en un foro católico, tengamos que excusarnos de protestar enérgicamente de este abyecto y canallesco comportamiento, increíblemente tolerado por quienes deberían expulsar de una vez a este analfabeto aprendiz de demonio de rebajas, que viene aquí a hacer apología del satanismo.


¡Ya salió la blasfemia!


No, hombre, la blasfemia siempre sale de su puerca y sucia bocaza de indecente, irreverente y blasfemo. Esa verborrea estúpida y ofensiva, disfrazada de buenas formas pero apestosa como su satánico autor.



Y Cristo ¿desarrollaba acciones fisiológicas? ¿Sus deposiciones eran reliquias a conservar?
La próstata de Cristo ¿fabricaba espermatozoides? ¿Plantearse todo esto es también blasfemia?


Y ¿por qué no se plantea dejar de darnos la lata con sus escleróticos, aburridos, degenerados y estólidos discursos de maníaco erótico-satánico recién salido del manicomio? ¿Es que nosotros vamos a su 'casa' a defecar excrementos como los que usted 'se plantea' en este foro? Pues deje de escribir porquerías contra Jesucristo y váyase al estercolero de donde nunca debió salir, y ahí, con su dueño y 'señor', el Cabrón Mayor del Infierno, se revuelca en la basura que tanto le atrae.






blasfemo intentar que la mente razone sin cortapisas ni miedos?



¿Razonar usted, que ni sabe qué es un silogismo? No me haga reír, hombre. Su escaso sentido de la razón sólo es superado (pero esta vez en abundancia) por su inmoral y visceral fanatismo contra lo sagrado, por su sacrofobia repugnante y por su obscena y obsesiva sexualización de todo lo sagrado, como si el hombre se redujera a fisiología y mera zoología.



Seguro que su último pensamiento fue para la Magdalena.

Y dale con la obsesión sexual de este desequilibrado, que ve todo con los genitales. Pero qué asco, hombre.


No sé si usted no sabe leer o simplemente se quiere hacer el tonto.



Yo tal vez me quiera hacer el tonto, pero es que usted es irremediablemente tonto. Tonto, y además con una diarrea mental digna de poderosos astringentes, también mentales, que por cierto no están a su alcance intelectual. Discutir con usted es como hablar con un vertedero maloliente. Da asco leer la basura que vomita contra Jesucristo, aparentemente justificado en 'razonar y dialogar'.

Guerrera, le pido disculpas por mi tono (a usted únicamente, porque si por mi fuera a este rufián blasfemo le diría lo que debe decirse a estos sinverguenzas que se mofan de lo más sagrado en la propia casa teológica de uno); pero es que leer ciertas cosas y que encima te pretendan convencer de que es por tu bien, de que lo que escriben no es lo que lees, de que estos canallas están 'dialogando', cuando su única pretensión es reventar un foro y mancillar lo más sagrado, supera todo límite.

Anónimo dijo...

_______________________________
Luis Cifer escribió:

Resuélveme este silogismo, Vicentín:

A) El mundo está lleno de maldad.
B) Esa maldad es consecuencia de la libertad en el ser humano
C) Dios no interviene porque la libertad es sagrada y no puede conculcarla
D) Los cristianos rezáis para que Dios intervenga
E) Cuando hay oraciones en cantidad y calidad, Dios se "reblandece" e ¡interviene!

Luego si Dios interviene, está conculcando la Libertad.
Luego Dios consiente el mal.

______________________________



La premisa A) es falsa. En efecto, si el mundo estuviera lleno de maldad, sería solo maldad, porque lo que está lleno de algo no puede contener otra cosa y lo que contiene de ese algo lo contiene todo, sin que le quepa más. Eso sin contar con una deficiente intelección suya de 'lo malo'.

La segunda premisa es también 'parcialmente' falsa (digo 'parcialmente', porque el mal existente en el mundo hoy es consecuencia del Pecado Original Originante, consecuencia, a su vez, de un acto libre de los protoparentes), e indica un desconocimiento de la naturaleza metafísica del mal. El mal se da siempre en un ente como carencia o privación. Pero el mal absoluto sería la absoluta carencia o privación en (y de) ese ente, luego la pura nada. El mal es la privación de un bien debido, y por lo tanto requiere de un ente (que por ser, es bueno, pues ens et bonum convertuntur) en el que inhiera como accidente. Por ejemplo, el demonio no encarna el mal absoluto, pues lo que posee de ente, lo posee de bien. Es la deficiencia moral que en él se da lo que le convierte en un ser malvado: ser, pero malvado. Su maldad es una maldad moral, no ontológica. De hecho, conserva todas las perfecciones angélicas, muy superiores a las de una criatura humana.

La maldad que hay en el mundo (moral) procede del Pecado Original y sus consecuencias. Y la maldad física es consecuencia de la pura finitud, contingencia, imperfección constitutiva de cualquier ente creado, que no consiste, como el mismo Dios, en Perfección Pura, sin mezcla de imperfección alguna.

La tercera premisa es incorrecta. No sólo Dios 'interviene', sino que la libertad de los seres libres está sostenida (primariamente causada) por la potencia activa divina. Es decir, Dios interviene precisamente sosteniendo (no hay una especie de 'inercia entitativa' que hace que los entes, una vez 'puestos en la existencia', esta la poseen per se) la libertad humana (para obrar bien, y para obrar mal, para obrar en general) como Causa Eficiente de la misma, aunque la causa eficiente de los actos malos humanos sea directamente del hombre que ejecuta dichos actos libres, susceptibles de calificación moral.

¿Si Dios 'interviene', conculca la libertad humana? No, por las siguientes razones:

a) La libertad humana está cimentada (como se ha expuesto antes) por el fundamento en el ser de todo ente libre, que no sería nada (no tendría entidad), ni perfección de ser libre (que emana del mismo acto de ser) siquiera, sin la intervención de Dios fundamentando ontológicamente todo el ser (toda la perfección de ser) de dicho ente, de la cual su libertad es una parte (no hay una 'libertad' sustante o subsistente, sin darse en un determinado ser, que por poseerla, llamamos libre. Luego la libertad está fundamentada en el ser, que Dios lo crea en su totalidad, con dicha libertad en los seres libres, y sin ella en los brutos).

b) Dios puede intervenir modificando o facilitando las circunstancias en las que se desenvuelven los actos libres humanos para que las consecuencias de los mismos sean las más favorables en su ejercicio, pero sin tocar la propia libertad humana ni condicionarla, lo que sería absurdo. Pero hay más. Dado que Dios es Eterno y que subsume en un solo instante toda la sucesión de acontecimientos históricos, dispone desde toda la eternidad (los actos/decretos de Dios son partícipes de esta eternidad, son actos eternos, no en el tiempo, aunque nosotros los percibamos, por ser temporales, sujetos a sucesión , mutación o cambio, peo respecto de nosotros, no respecto de Dios) las cosas de tal forma que aunque nosotros, en nuestra local existencia, no conozcamos todas las relaciones y/o consecuencias de todos los actos humanos pasados, presentes o futuros, las circunstancias que las enmarcan pueden haber sido elegidas por Dios para que el balance total (que se verá en el día del Juicio) maximice una cierta función de utilidad humana para cada hombre, de tal forma que contando con estas circunstancias, con los posibles actos libres humanos (conocidos por Dios absolutamente) y con el completo desarrollo de la Historia, para cada humano, con cada dotación ontológica y con el haz de sus actos en vida, se optimice dicha función de utilidad, de tal forma que, incluso contando con los condenados, sea máximo el bien neto obtenido. Le puede poner un ejemplo matemático para precisar esto.
Ninguna inteligencia creada, finita, acotada, falible, puede penetrar el la Infinita Inteligencia de Dios, luego no cabe decir que algo procedente de Dios sea absurdo o irracional, simplemente por no entenderlo o parecer contraintuitivo. Nuestra intuición se desarrolla en interacción práxica con el Universo finito, como nosotros, y posee las limitaciones de este, incluso contando con el principio intrínseco humano o alma, que es en cierto sentido infinito, pero que por estar 'mediatizada' por el cuerpo, proyectada en él, acotada por él, participa en cierta forma de las limitaciones cognoscitivas de este.

Tiempo ha que la aparente 'aporía' mal-Dios está resuelta satisfactoriamente. Usted sólo resucita cadáveres ateológicos fosilizados antiguos.

Chuli dijo...

Por fin me animo a escribir en su blog... además ahora tengo un poc de tiempo. Le leo a menudo, a veces antes de mi tiempo de oración, el cuál últimamente está un poco "a la trágala".

Acabo de llegar del Seminario, de aquí de Oviedo, donde los terceros domingos de mes hacemos una misa interparroquial para jóvenes (y no tan jóvenes, claro)... y precisamente hoy, hablamos de la envidia sana y la que no lo es tanto. Me hizo gracia, cuando abrí el blog y leí el último post. ¡Ay, la providencia qué graciosa es! =D

Supongo que la envidia es uno de los pecados más propios del ser humano, ya que es muy fácil no sentirnos agusto con lo que somos/tenemos y anhelar otras cosas... y por eso, supongo también, que tenemos que tenerlo más presente y pedir más humildad.

A partir de ahora, intentaré participar más por aquí.

PAZ!!

Guerrera de la LUZ dijo...

Hola Luis Cifer.

Mientras sigas mintiendo, insultando y blasfemando no se te publicará ningún comentario.

Por lo demás, transmito al foro los buenos deseos de este indivíduo para todo el mundo, que después de mentir, insultarme como un furibundo y lanzar maldiciones hacia el foro, se despide con sus mejores deseos. Seguro que son muy auténticos.




CIFER: ya no vas a venir más, te explico que se te han borrado 2 comentarios: uno anoche en el que blasfemabas poniendo en boca de DIOS PADRE (ni más ni menos) un lenguaje que daba arcadas. Y otro esta mañana en el que reproducías la misma charla contaminada y vomitiva.

Tus blasfemias, insultos desquiciados, mentiras, falsedades y burdos intentos de manipulación es evidente que NO van a tener eco en este lugar.


Buenas noches. Cuando seas capaz de controlarte y no vomitar aquí, serás bienvenido.

Y sino, au revoir. Que nuestra Madre te salve de la majadería que estás haciendo, es lo mejor que te puedo desear.

Anónimo dijo...

______________________

Luis Cifer escribió:

Y sepa Torquemada que también nosotros creamos medicinas que nos permiten sobrevivir. Y con eso se va a hacer puñetas su paradoja sobre que lo creado no puede ayudar a sobrevivir al creador.
_________________________



Veamos qué se 'va a hacer puñetas'.

-1º.- Su 'argumento' sería 'algo' verdadero si el humano crease (o al menos fuera capaz de crear) efectivamente algo. Pero es que el humano nunca crea nada: no puede hacerlo, es imposible, por definición de crear (la correcta, no la de primaria o de párvulos, la única que usted quizá admite).

0º.- Lea y/o cite usted bien, si sabe hacerlo. Si las creaturas 'ayudasen a sobrevivir al Creador' , no habiendo creaturas, no podría sobrevivir el Creador (y si el Creador puede sobrevivir sin las creaturas, no las necesita para nada), lo cual es absurdo, ilógico, irracional y un sinsentido. Pero fíjese en la estolidez argumental en que usted (tan necio como soberbio) incurre. Si Dios necesitase de las creaturas para sobrevivir, ¿cómo es posible que, necesitando de ellas, sea, sin embargo, capaz de crearlas? Si necesita de ellas es que no puede ser-sin-ellas; pero si no puede ser sin ellas, en particular no puede ser-creador-sin-ellas (porque, obviamente, el ser-creador presupone el ser), lo cual es absurdo, porque eso supondría que estas existirían, para que el Creador (que no puede ser sin ellas) pueda crearlas, pero al mismo tiempo no existirían para poder ser objeto de creación por el Creador que no-puede-ser-sin-ellas. Sinceramente, sus 'razonamientos' son de antología del disparate. Si es capaz de crear creaturas, con mayor razón puede existir sin ellas, porque en el acto creador debe poner más ἐνέργεια que la precisada por una supuesta 'dependencia' de las mismas, una vez puestas en la existencia. Es un absurdo absoluto decir que Dios es capaz de crear ex nihilo algo, para que ese algo sea luego capaz de sostener (en el ser, en la existencia, o incluso 'ayudar') a quien de la nada lo ha creado. Es como decir que el cuadro del pintor le ayuda a sobrevivir al hombre-pintor, como ente (le califica de pintor, pues sin pintar al menos un cuadro no puede ser pintor, pero esta es una 'ayuda' meramente conceptiva, de discurso, no real, dado que el hombre-pintor -no será pintor si no pinta cuadro alguno, pero será- subsiste perfectamente sin el cuadro pintado, sin ninguno de ellos). No cabe mayor contradicción interna en lo que usted afirma. Así que menos cantos anticipados de victoria y más pulcritud y precisión argumental.


1º.- No sabe usted qué es crear. Crear es poner la totalidad del ser de lo creado en la existencia. Crear algo, por definición filosófico-teológica de 'crear', supone que lo creado es puesto en la existencia en su plenitud ontológica, no uno u otro aspecto del mismo, y sin servirse de una materia prima preexistente (como los compuestos químicos de los que parte el farmacéutico para producir una medicina, y que él no los ha producido, o al menos no todos, puesto que antes de este farmacéutico podemos encontrar una cadena productora causal ajena, en algunos de sus eslabones productivos, al propio humano). Lo que usted afirma sobre producción de medicinas no es crear, sino educir. Para producir una medicina (a la que por cierto el hombre preexiste, porque de otro modo sería imposible su producción humana, luego difícilmente esta, posterior a él, es causa/ayuda de la existencia de él, y no al revés), el humano parte de una materia prima anterior causalmente. El Creador no parte de nada que no sea su propia potencia activa.

3º.- Por eso precisamente, porque el Creador lo es, decimos que la dependencia del ente creado es absoluta (todo el ser o perfección de ser de dicho ente es puesto por el Creador, de la nada de ser de dicho ente, sin materia prima preexistente alguna) y que la dependencia del Creador,respecto de su obra creada, es irreal, y sólo meramente conceptiva, pero no realmente. El Creador, puesto que posee toda la perfección infinita de ser, no precisa de más, luego ninguna cantidad de ser que cualquier creatura le pueda aportar aumenta su perfección en nada, y por lo tanto es absolutamente independiente de las mismas, siendo, a su vez, estas absolutamente dependientes del Creador.

El humano (nosotros) no creamos nada (en particular, medicinas): educimos, construimos artefactos (farmacológicos, mecánicos, literarios, etc.) con unos previos, y ajenos a la acción/capacidad humana, en última instancia, materiales previos. Dios no educe, crea. Una diferencia absoluta, como la que media entre la nada y el ser. Para crear, en su sentido real, riguroso, del término, el humano (o el demonio) debería crear primero al propio Universo sin él, luego a sí mismo, y luego la medicina correspondiente. Demasiadas cosas para tan poco ser.

Luego su contra-argumento es inane.


Y no es lo mismo ayudar a sobrevivir que no poder sobrevivir sin. Si el humano no hubiera podido ser sin medicinas, estas deberían ser causalmente anteriores al humano que las produce, lo cual es absurdo. Aquí estamos hablando de dependencia en el ser, no de cooperación en la subsistencia o de aumento de las probabilidades de supervivencia de un ente previamente existente. Esto, ni siquiera puede ser predicado de Dios, como se ha demostrado.

Me temo, caballero, que quienes se van a 'hacer puñetas' son sus insustanciosos y falaces argumentos. En realidad no se van, porque siempre están haciéndolas, por absurdos.

Anónimo dijo...

cona,que tarde se acuesta usted padre.
hay alguna entrada publicada a las 2:17

LUCIÉRNAGA dijo...

P.Fortea:¡Siempre tan irónico!
A pesar de su aspecto sobrio,adusto y tradicional encierra una personalidad jovial,alegre y graciosa.Su sentido del humor nos demuestra que es mucho más simpático de lo que aparenta y que le gusta mucho,mucho tomarnos el pelo.Me encanta que quite peso a la seriedad de la vida.Agur.

Anónimo dijo...

AHHHHHHHHHHH LA ENVIDIA SUCIA Y RASTRERA!!LA ENVIDIA SANA NO EXISTE.

Paco dijo...

Fortea se gusta a sí mismo. Bueno, reminiscencias de ser hijo único.

Paco dijo...

Fortea se gusta a sí mismo. Cómo se nota que ha sido hijo único.

jose dijo...

usted si que sabe envidiar, padre Fortea. aunque sobre Borges,del que yo disfruto como con pocas lecturas, dicen que dijo que cometió , según él, el peor de los pecados, esto es, no ser feliz. tambien decía que todos los dias rezaba un Padrenuestro ytres Avemarías porque se lo promeió a su madre pero nunca tuvo gran fé.Yo pienso que gozó como pocos de la lectura y la escritura aunque siempre buscando... esa PAZ pero no la alcanzó,
¡que tristeza no poder sentir esa paz! Verdad,padre?

Ad maiorem Dei gloriam dijo...

¡Cómo le entiendo, padre! Tan poco tiempo, tantas cosas por hacer, tanto por vivir,¡qué pequeña es la vida! Y qué maravillosa. Hoy lo ha vuelto a bordar, felicidades.

Ad maiorem Dei gloriam dijo...

Se me olvidaba... NO vale la pena leer unos cuantos libros menos, padre, se lo aseguro. Que Dios le bendiga.

Ad maiorem Dei gloriam dijo...

ja,ja,ja...Padre, es usted un fenómeno, insisto, un number one! Y tiene a mucha gente detrás. Un saludo.

magda dijo...

La envidia es el más asqueroso de los pecados, es repugnante, el más ruín.

Anónimo dijo...

Padre, ¡qué simpático es!

Anónimo dijo...

hola padre...
te escribo desde colombia, tu estuvistes aqui y sabes que Dios y La Santisima Virgen te guarden.. porque tienes el privilegio de tener esos dones que solo el Espiritu Santo les da a algunos seres humanos como tu....siga así padre ayundando a los mas necesitados de la presencia de Dios, su pais debe de sentirse muy orgulloso de tener un sacerdote como usted...me gustaria seguir escribiendole a usted para que me aconseje....que Dios me lo siga colmando de Bendiciones...
att: liza55