El ocaso de cada cura

114 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, pues perdón, el afecto de los feligreses, no es flor de un día, a los curas buenos se les recuerda, se les evoca a solas en nuestro pensamiento , se les nombra en conversaciones, al menos, esa es mi experiencia. No es justo Padre Fortea, no todos los feligreses son ingratos.

Así como todos los seres humanos que envejecen se ven privados de sus facultades, y conforme van cayendo las hojas del calendario de su vida, se van cayendo también las prebendas y cargos, así tambíen los honores y los reconocimientos que recibían cuando en su tiempo vital ejercían la fuerza y la madurez solvente, se ven sustituidos por el preceptivo silencio que sobreviene tras el ruido de las nueces al caer al suelo. Poco a poco, todo madura y se desprende de la materna y cálida casa del té de la Luna de Agosto, y aparece la vejez, el primer aviso de que la etapa primera de nuestro Camino está próxima a su fin.

Es esa época en que todo lo que puedes sacarle a la vida se compone ( por ejepl ) de un chocolate con churros calentitos entre amigos. A mí, me parece que es un privilegio asistir al propio ocaso. Un regalo. Una experiencia única. Que, quizá vivida sea menos penosa que la que se pueda imaginar en los demás. En cualquier caso, como decía Madre Maravillas, en el sufrimiento se aprecia a Dios con más fuerza. ( marypaz )

Agata Cristy dijo...

Hola,

Pues si la vida es breve y estamos aquí en la tierra de paso. El mundo es cruel e injusto pero también hay bondad y solidaridad entre la gente y por esta razón la humanidad avanza (aunque a veces cuesta un poco).

Yo opino también que la vanidad es un defectillo que está muy en auge. Es curioso que Jesús naciera en un establo y quizás lo hizo para demostrarnos a los hombres de que estamos aquí de paso y que las vanidades son solo eso meros adornos que tenemos que soportar en nuestra vida terrenal.

Alvaro dijo...

Hay que buscar una solución a eso, pues la vejez no es sino miel, amor, sabiduria. Y deberíamos hacer a esos sacerdotes más compañía, tambien humana. En Rumanía decimos quien no tiene un viejo en casa, debe comprarlo.

LUIS CIFER dijo...

Hola Marypaz. No podías haberme dado mejor recibimiento. Siempre tan cuidadosa en el detalle.
Y efectivamente, no les cuentes estas cosas porque te tildarán de loca. Sólo yo me las creo.
Gracias.
Yo también te quiero.

Guerrera de la LUZ dijo...

Querido EQUIPO DE DESINFECCIÓN:

Todo está bien. Tú no te preocupes por nada. Tú haces tu trabajo y yo el mio.

La Reina se ocupa de todo lo demás.

Un beso.

Guerrera de la LUZ dijo...

Marypez dijo:

"Como pueden tacharme ( sin razón, pero pueden ) de loca, no volveré a levantar el dedito para aclarar que todo lo que se escribe en este blog lo escribe el mismo satanista que una vez es Goria, otra Andrés Luaces, Mrs. Wells, los nuevos, los otros, los que se le ocurren ahora, etc, etc. "




¿Qué significa esto?¿

LUIS CIFER dijo...

Cuando uno llega a viejo es olvidado, arrinconado y deliberadamente ignorado.
No son sólo los curas, todo humano ha de caminar su propio Calvario antes de morir.
Pero los curas, querido Fortea, lo lleváis peor. Habéis sido tan soberbios, os habéis creído los elegidos del Altísimo, habéis hecho y deshecho entre vuestra grey, nunca más adecuado fue el nombre, ese rebaño que os idolatra porque piensa que sois santos (y, entre tú y yo, de sobra sabemos lo que somos). ¡Es tan fácil cumplir los Siete Capitales siendo sacerdote! Esas hembras que nos adoran, que más parecen club de fans de quinceañeras que mujeres hechas y derechas... Que si tuvieran quince años sería más fácil soslayarlas... Que se ponen tan a huevo!
Y luego está el confesionario ¡qué genial invento ese grandioso diván de psicoanalista, ese debelador de voluntades, esa llave maestra de conciencias…! Todo corre a nuestro favor.
Pero los años pasan y el brillante sacerdote, el nuevo mesías, el elegido de Dios, el gran hechicero de la tribu, se va convirtiendo en un venerable anciano y al final en un monumental estorbo. Y la natural condición humana es de por sí ingrata, y a rey muerto rey puesto, y olvidan por completo al hombre tan lleno del Espíritu Santo. Y el laicado tiene hijos que, mal que bien, aún van a visitar a sus viejos a las residencias, o los soportan en casa, pero un sacerdote, viejo, solo y chocho, es un muerto viviente. Un apestado. Ha de rumiar su soledad como un auténtico purgatorio antes de pasar definitivamente al cielo real: la muerte y la disolución eternas.

Y Marypaz, no escribas tonterías que ni tú misma te crees:

“Es esa época en que todo lo que puedes sacarle a la vida se compone ( por ejepl ) de un chocolate con churros calentitos entre amigos. A mí, me parece que es un privilegio asistir al propio ocaso. Un regalo. Una experiencia única. Que, quizá vivida sea menos penosa que la que se pueda imaginar en los demás. En cualquier caso, como decía Madre Maravillas, en el sufrimiento se aprecia a Dios con más fuerza”

Sabes que la vejez es una gran mierda, aterradora, pestilente y cruel. ¡Chocolate con churros…! ¡No me hagas reír querida…! ¡El gran objetivo del día: intentar llevar dos churros grasientos a la boca con mano temblorosa mientras derramas el chocolate por todas partes en compañía de otros viejos que sólo piensan en monologar en voz alta!
“A mí, me parece que es un privilegio asistir al propio ocaso” ¡Venga Marypaz que tu cerebro no se merece la estupidez que has escrito contraviniendo sus órdenes! Eso cuéntaselo al que está agonizando como un perro, al que lleva dos años cruzao en una cama comido por las llagas y las úlceras. Marypaz ¿a quién pretendes engañar? A ti no creo, pues conoces de cerca esas miserias ¿A la grey de buenistas, acaso? Pues allá tú con tu conciencia.
En lo que sí estoy de acuerdo es con tu frase final: “en el sufrimiento se aprecia a Dios con más fuerza”. Cierto, ahí se constata, sin ambages, de lo que es capaz el Altísimo.

LUIS CIFER dijo...

Guerrera, por favor, deja tranquila a Marypaz. Tiene su propio talon de Aquiles y es muy fácil que la azarosa flecha de Paris se incruste letal en el fatídico tendón.
Ella sabe quién soy yo y yo sé quién es ella. Ambos decimos muchas tonterías porque nos gusta jugar y ponernos a prueba el uno al otro. También los dos estamos heridos de muerte, por eso también es tan peligroso nuestro juego.
Pero no está loca. Es sólo que su cerebro es demasiado grande y ella se niega a ver la realidad que le muestra. Por eso nuestros caminos eligieron distintas direcciones en el solitario compás de la infinita rosa de los vientos. Cada cual tomó su ruta. Mejor dicho, ella no me quiso seguir, aunque sabía que mi elección era la única decente.
Pero cada uno sobrevive a su miedo como puede. Y ser tan inteligente es el peor estigma que te puede enviar Dios, o el Diablo, que eso no lo tengo claro todavía; y hay cosas que Él ni se molesta en responderme.
No creáis que es fácil estar aliado con el Maligno. Como todos los poderosos tampoco pierde ocasión de humillarte y dejar bien sentado quién es el que manda aquí.
Pero yo no me dejo. Yo también soy viejo y borde, y sé cómo mantenerlo a raya.
Al final nos reconciliamos porque nos necesitamos el uno al otro.

mrswells dijo...

Ése es el final oscuro del cardenal y del capellán, de un vicario episcopal y de un canónigo.
-----------------------------------
A veces también de un actor de holliwood, una modelo de alta costura, una madre de familia numerosa..etc

mrswells dijo...

Guerrera yo creo que lo que quiere decir Mari Paz es que todos tenermos un mal dentro y lo vamoas soltando..

Jose dijo...

Al final, guapos y feos, altos y bajos, casados y solteros... nos quedaremos solos. En ese momento, Dios es lo único que nos salvará de la soledad. Y sí, la vejez puede ser algo horrible, o por contra, e incomprensiblemente, una experiencia maravillosa...

LUIS CIFER dijo...

mrswells dijo...

"Ése es el final oscuro del cardenal y del capellán, de un vicario episcopal y de un canónigo.
-----------------------------------
A veces también de un actor de holliwood, una modelo de alta costura, una madre de familia numerosa..etc"

Ahí has estao bien, Wells. Ese es el resumen perfecto.

Ebony dijo...

Pero el final de nuestra vida nos enseña cómo el afecto de nuestros feligreses es flor de un día que pasa.

Final repetido, idea fija.
Está al caer su sueño ad hoc. Que contará, claro.
En cualquier caso, la muerte es de las pocas cosas que da sentido a la vida. Te engendran y no conoces a quienes, engendras y no conoces a quien, pero te mueres y sabes perfectamente que eres el único personaje del auca.

El Iluminado dijo...

Para Guerrera de la Luz:

Me recuerdas a Eva que escucha las palabras sibilinas de la serpiente.
Estos individuos que has dejado entrar, tienen por misión transmitir el mensaje siguiente:

-Jesús es un tirano que coharta tu libertad y que no te deja ser feliz.
-Jesús es un impostor, un gurú imprudente, que en su locura, creyéndose Dios,y atacando imprudentemente a Roma y al Templo, se ha buscado su muerte.
-Es mentira que Jesús hiciese milagros, que no tuviera pecados, ya que tuvo amores humanos hacia María de Magdalá.
-Por supuesto, todo eso de los milagros, de las expulsiones de demonios, de su Redención, de su Resurrección son puras conjeturas, y una fábula o invento de unos desalmados.

Satán tiene y tendrá siempre hasta el final de los tiempos el mismo mensaje:

Jesús-Dios te esclaviza y no quiere que seas feliz, por eso te prohibe cosas maravillosas para que no puedas disfrutarlas y gozar de la vida.

Lucifer te dice que te apartes de Dios para ser feliz, y que lo adores solo a él, que te da plena libertad para disfrutar de la vida.

El fruto que ofrece Lucifer es hermoso y apetecible, se trata de disfrutar de la vida, que son dos días, y practicar la relajación, la entrega a todos los vicios y el odio a los que te lo prohiben.

Y olvidarse del mensaje del Gurú-Jesús, de los Santos y de la Iglesia que predican el sacrificio, la renuncia y el amor.

Querida Guerrera de la Luz, no permitas que la serpiente venga otra vez aquí, a ofrecernos el fruto envenenado que nos conduce a la muerte del alma.

¡Gloria al padre; al Hijo y al Espíritu Santo!

Felicitas dijo...

Dios no abandona a los suyos nunca.

Muchos seglares comprometidos van a visitar a los viejos sacerdotes en las residencias, para darle un rato de calor humano, un rato de charla, cada semana, cada x días.

Y pasar por la experiencia de la soledad, tenemos que pasar todos, para ser purificados, porque necesitamos ser purificados todos.

Cuando aprendemos a descubrir el encanto de la soledad, y la buscamos como amiga que nos habla del Altísimo, entonces hemos aprendido la lección y Dios nos da compañeros de camino, que alivian nuestro dolor. Porque Dios nos ama, SIEMPRE.

Felicitas dijo...

He olvidado decir: yo lo veo así, es mi opinión.

Vicente dijo...

Tienes razón, Iluminado. Cuando uno se entrega al vicio, o quiere entregarse a él, no obtiene sino esclavitud. Es más, se termina por no encontrar placer en nada porque nada le satisface al vicioso. Es lo que le va a pasar al pobre Luis Cifer, que terminará por no saber distinguir un buen rioja del vinagre del Mercadona.

LUIS CIFER dijo...

Rectificaciones, señor Iluminado:

- Jesús no es un tirano ni coarta tu libertad. Simplemente fue una víctima de todos. Y su mensaje no fue entendido por nadie. Sólo YHWH y Satán sabían exactamente lo que pretendía. Ni sus discípulos, ni los sacerdotes, ni Pablo, ni vosotros, nadie ha comprendido su mensaje .

- Jesús hizo milagros (no todos los que se cuentan en los Evangelios, pero tenía enormes poderes), expulsó demonios y amó a la Magdalena, pero sólo de modo platónico. Y no pecó, puesto que el pecado, tal como lo entendéis vosotros, no existe. Su gran pecado fue rechazar a Satanás y cumplir la voluntad del Padre.

Lo demás es demasiado largo y complejo. Ahora no tengo tiempo. Ya lo explicaré más tarde.

Vicente dijo...

Luis Cifer,
Otra vez le has dado al whiskey y a los cacahuetes. Cuando se te pasa la resaca, quizá, te tome en serio.

Vicente dijo...

Aclaración:
Cuando dije resaca, me refería a la resaca de los cacahuetes.

Vicente dijo...

Y hablando de "cacahuetes", en mi tierra los llamamos "avellanas".

LUIS CIFER dijo...

Ja ja ja ja!!! Eres genial, Vicentín.
Pero te aseguro que un piano suena mejor cuanto más se toca.
Eso sí, deben tocarlo manos expertas.
Y esto no tiene nada que ver con el Oba Oba, bueno, sí, también podría transliterase el ejemplo, pero esta vez iba yo por el plano espiritual.
Y con el vino, has tocado mi punto débil. En tiempos podía comer con un vino de mesa de gama media.
Hoy día, no tolero vinos de menos de nueve euros la botella. Y en cada condumio cae el soldao entero, y aún descorcho otra.
No Vicentín, para lo único que me he vuelto más tolerante es para el sexo. Todas las señoras me gustan. No sé, a todas les encuentro su punto sexy. Será que me hago mayor. O sabio. Vaya usted a saber.

Vicente dijo...

Luis Cifer dijo:
"No Vicentín, para lo único que me he vuelto más tolerante es para el sexo. Todas las señoras me gustan. No sé, a todas les encuentro su punto sexy. Será que me hago mayor. O sabio. Vaya usted a saber."

Lo malo es cuando ellas se ponen demasiado exigentes. No, para aplacar la lujuria, de nada valen los sermones de los curas. Para tal menester, no hay nada como tragarse un libro del tipo "Vida sexual y pareja", o "Cómo satisfacer adecuadamente a una mujer". O sea, un tostón de estos.
Y deja de comer tantas avellanas que, como decimos, en mi pueblo, son muy viciosas.
Aclaración: Cuando dije "avellanas", quise decir, "cacahuetes".
¡Ah! Y si vamos a tomarte siempre en serio, como dijo el príncipe de las tinieblas: "apaga y vámonos".

El Iluminado dijo...

Querido padre Fortea:

Cada cual arrima el ascua a su sardina. En sus últimos post, su reverencia describe el ocaso del sacerdote que se entregó a su sagrado Ministerio, y que acaba olvidado de todos.

Permítame a mi también hacerle unas observaciones acerca del sagrado Sacramento del Matrimonio.

¡Cuantos matrimonios cristianos, han empezado su vida llenos de ilusión, sacrificándose en su duro trabajo para sacar adelante su familia, cuidando de sus hijos, que necesitan una atención constante, primero cuando son unos bebés, preocupados por su salud, por sus llantos, que denotan sufrimientos pero que se desconocen las causas, desvelados muchas noches por sus llantos, llevándoles al médico de urgencia y teniendo que ir a trabajar al dia siguiente para poder conservar su empleo.

Luego, sacrificándose por ellos cuando son adolescentes, muchas veces privándose de muchos caprichos lícitos para que no les falte de nada.

Y viviendo siempre preocupados, por los hijos y el trabajo, en donde solo prima la producción y el rendimiento del trabajador, siendo así que al menor desfallecimiento, corre el riesgo de verse en la calle con toda su familia a cuestas (una cosa que nunca le ocurrirá a un sacerdote en el cumplimiento de su misión, aunque su rendimiento sea de la más pésimo).

Conozco también a una familia auténticamente católica que tiene una niña con microcefalia, que no quiso seguir el consejo de los médicos para abortar: tiene ya doce años, no puede estar ni sentada y se alimenta por una sonda, no ve ni atiende, pero siempre está sonriendo y con gran alegría, notando la presencia de una persona que le habla a su lado, le gusta la música porque rie y se alegra cuando oye ruido.

Esa familia tiene otros tres hijos más, completamente normales, y el marido tiene una grave enfermedad y está en manos de la providencia para cuando le retiren la baja por enfermedad.

La madre es licenciada en biología molecular (título francés),y no encuentra trabajo.

Volvemos al ocaso de los matrimonios: dando catequesis en una parroquia, fuí con los niños que preparaba a la confirmación a visitar un asilo de ancianos.

La monja que los atendía nos dijo que estaban toda la semana esperando al Domingo para que sus hijos vinietran a verlos, pero llegado el Domingo, nadie venía.

La monja dijo: "Claro, no se puede criticar esta postura".

En la siguiente catequésis les dije a los niños: No estoy de acuerdo con la monjita, ¡¡Claro que se puede criticar!! esa actitud de unos hijos hacia sus padres que se han sacrificado toda su vida para darles lo mejor, es perfectamente censurable para un Cristiano, porqué no cumple con el mandamiento de la Ley divina: "honrarás a tu padre y a tu madre".

Anónimo dijo...

Luis, eres genial.

Andres Luaces dijo...

LECCIONES SOBRE LA EPÍSTOLA DE S. PABLO A LOS ROMANOS

Nota: Maravillosas palabras del Autor sagrado, indicando que el Altísimo busca la rectitud de Conciencia que será lo que justificará a las almas en el día del Juicio.
Jesús-Dios no mirará la condición ni el cargo: solo se fijará en la caridad y la entrega que haya tenido el alma hacia su prójimo.




A los Romanos Cap. 8º, vv.28-30

“Para el que ama a Dios, todas las cosas cambian en bien, porque Dios las predispone todas para que sean medio de bien para sus santos, incluso aquellas que, por su naturaleza, paréceles a los superficiales sean motivo de dolor y peligro de mal, pudiendo con lo que son, llevar el alma al abatimiento, a la duda o a la rebeldía.

Más no son las cosas en sí que pueden llevar a estas consecuencias. Es el carácter no acomodado a la ley moral, aún la natural, es el alma que en desacuerdo con la Ley divina, es decir sin una buena voluntad de servir a Dios en cuanto Él proponga, lo que puede hacer de las cosas predispuestas por Dios para un fin de bondad, motivo incluso de caídas en imperfecciones y hasta de culpas más o menos graves.

Y si se pensase lo contrario, esto es, que Dios predispone las cosas para un fin que no es el bien, esto sería tanto como decir que la Predestinación a la Gracia es también un mal porque ocurre con frecuencia lo del talento de la Parábola, al que no se le hizo fructificar, que, al holgazán que tan injustamente juzgó de su amo, este le quita el talento para dárselo a otros que sean capaces de hacerlo fructificar.

Porque ¿Acaso es Dios que impide que los hombres, todos los hombres predestinados a la Gracia, hagan uso de este tesoro de manera justa y del modo que les fue concedido poder hacerlo?

No, tanto es así que Él aún aquellos que nada saben del Dios verdadero, les pone en el corazón una ley natural y una conciencia por las que puedan vivir de suerte que pertenezcan, sino al Cuerpo, cuanto menos al alma del cuerpo místico, y así poder gozar de los beneficios de la Gracia.

Dios sabe quienes son, quienes fueron y quienes serán – y lo sabe desde siempre – los que han de dejar improductivos los misteriosos auxilios de Dios, para que el hombre alcance su fin.

Como sabe igualmente quienes fueron, son y serán los que, de forma más o menos completa, se transforman, se transformaron o se transformarán a si mismos en la imagen y semejanza del Hombre-Dios mediante el amor, la obediencia a la voz de la conciencia y los dictados de la ley moral.

Ciertamente en el gran Juicio del último día, entre los que estarán a la derecha del Hijo del Hombre, se verán muchos a los que los hombres tenían por no destinados al Reino porque no pertenecían a la Iglesia, mientras que estarán a su izquierda muchos que, por haber sido en apariencia al menos – pues únicamente Dios sabe la verdad de las cosas -, miembros vivos del Cuerpo Místico, los hombres les juzgarán ser ciertamente coherederos del Cielo.

Y grande, en verdad, será el estupor de los que así juzgaron, lo mismo que el de las dos categorías de juzgados.

Y los elegidos, por misteriosas operaciones de Dios, secundados por su recta conciencia, dirán: “¿Cómo, nosotros aquí? ¡Si no te habíamos conocido ni servido como Tu dices: dándote de comer, de beber, acogiéndote y visitándote!”

Y el justo Juez, que murió para dar a todos aquellos hombres de buena voluntad la Vida Eterna, responderá: “Porque sin saberlo, me conocisteis y servisteis mediante la caridad que hicisteis a vuestro prójimo.

Me socorristeis porque, hasta un sorbo de agua suministrado con amor a un sediento, fue una muestra de amor que hicisteis a Mí.”

Y preguntarán los rechazados: “¿Cómo puedes cerrarnos tu Reino, cuando fuimos de los Tuyos?

Y Él les responderá: “Como cerrasteis vuestro corazón a vuestros hermanos necesitados, así os cierro Yo las puertas de mi Reino, lo que no hicisteis al menor de entre vosotros, dejasteis de hacerlo también a Mi, y con culpa mucho más grave, por cuanto vosotros sabíais de Mí, obradores de iniquidad, porque es mi hermano el que toma mi semejanza y vosotros, bajo esa careta hipócrita, no os asemejáis a Mí al carecer del Amor que constituye mi Naturaleza”.

Ved en que estriba la semejanza: en el Amor. Amor perfectísimo en el Primogénito de entre los hermanos. Amor que trató de ser el más perfecto posible en los hermanos con Cristo, en la carne y en la fe.

Quien no vive en el Amor y practicando obras de Amor, no es hermano de Cristo, que amó hasta el extremo de morir por sus hermanos y por tanto, no es su coheredero.

Llamóles así mismo también a los predestinados a la Gloria. Y aquellos a quienes llamó, no permanecieron ni permanecen sordos a su llamada ni se cansan de seguirle, antes, con heroísmo fueron y van tras sus pisadas por el áspero camino de la perfección.

Ni se amilanan y se desaniman si el amor de elección del Señor hacia ellos viene a resultar una sucesión de pruebas y de penas. Como tampoco no tuvieron ni se tienen por menos amados, cuando permite Dios que los hombres y los acontecimientos se abatan sobre ellos.

Igualmente, no se abaten si la debilidad de la carne o un doblegamiento del espíritu hízolos o háceles caer.

Por el contrario, conociendo a Aquel que les llamó, conociendo su Amor y su Misericordia, le sienten como Padre y Hermano hasta en las horas de las tempestades dolorosas y confiando en los infinitos méritos de Cristo, en el que creen o creyeron, realizaron o realizan su andadura hacia el Cielo, del que les viene la llamada.

Nadie puede salirse de esa norma si quiere acabar en el grado de Gloria al que Dios predestinó.

Nadie, por muy amado que se sienta, debe caer en el quietismo diciendo: “Como es tanto lo que Dios quiere verme allí, Él se cuidará de llevarme a aquel sitio”. Cada uno debe trabajar en hacer fructificar y no dejar inactivos los dones divinos.

Adán y Eva que, ciertamente eran inocentes y estaban llenos de Gracia, y de otros dones dilapidaron tantos tesoros y durante siglos y siglos purgaron su infidelidad y su necio juicio de que, por ser tan amados de Dios, no debían abrigar tantos temores ni tener absoluta obediencia.

Jesús, Hombre por haber nacido de Mujer, y María, ambos inocentes, colmados de dones y amadísimos del Padre, como el primer Adán y la primera Eva, fueron guardadores fieles y solícitos de los dones recibidos, usando de ellos con justicia y como habría sido para todos los hombres si hubieran permanecido inocentes y llenos de Gracia, no conocieron la corrupción de la carne, sino que con ella unida al alma sin mancha alguna, entraron en el Reino Eterno para su completa glorificación sin esperar al final de los siglos para gozar, con la carne también, del júbilo perfecto de los que han de resucitar y ser glorificados después del último Juicio.

Gloria dijo...

Padre y dale con lo de la flor de un día!!! que le pasa mi querido Padre? Para que piensa en leseras? Le explico la carencia de afectos o las flores pasajeras las vivimos todos, laicos y sacrdotes (las monjas a veces es distinto aunque pelean harto) uno puede tener amigos cercanos pero al final estamos solos, Ud, cree porque uno está casado no! nada que ver, a veces el esposo o esposa tiene otros menesteres y los caminos se bifurcan y es doloroso también. Lo que estoy de acuerdo en que vanidad, todo es vanidad eso sí. Pero los afectos verdaderos perduran Padre.
Mire otro ejemplo el Padre Benito (Capuchino), tiene 80 años, y anda como un niño para acá y para allá, vive en el campo y atiende un pequeña Parroquia, un hombre muy inteligente y que fue Maestro Novicio de los Capuchinos, creo que morirá con las botas puestas, me encanta Benito, ahora que lo pienso debe tener más de 80 ahora.
Mi mamá, tiene 79 (ni que sepa que le dije la edad) los niños dicen "es una niña" es cierto a veces me siento como si yo fuera la mamá (hay que cuidarlos) pero gracias a Dios con buena salud, trabajadora (sí esta mami es de la que se burlaban un troll) casi santa por soportar a mi papá que la revuelve por mil y está enfermo, amiga super, le tengo toda la confianza, es capaz de cualquier cosa por ayudar, muy creyente y práctica en su fé etc.
Está bien meditar, a mí me ha dado por meditar acerca de la muerte (hay que estar preparados) pero valore los afectos que tiene ahora mismo. A ud. lo quieren mucho Padre se lo vuelvo a reiterar tiene mi afecto. Cariños Padre

Por último capaz que yo también termine en un hogar de ancianos sola, nunca se sabe, que sea lo que Dios quiera.

Gloria dijo...

Querida guerrera yo tampoco entiendo que quiere decir Marypaz con eso del satanista que a veces es "gloria" y nombra a otros, personalmente nunca me he dedicado al satanismo no me interesa y escribo con mi nombre y blog, es muy fácil uno pincha el nombre o foto y llega al Blog mío (cualquiera de los dos) yo creo que los que a veces se aprovechan de escribir como anónimos son lo que pueden hacer usos de nombre, no es mi caso. Perdona hermana guerrera pero quería aclararlo, no me es fácil estar escribiendo desde acá para que despues vengan a decir que no existo. Plop!!! Gloria

Vicente dijo...

"Como pueden tacharme ( sin razón, pero pueden ) de loca, no volveré a levantar el dedito para aclarar que todo lo que se escribe en este blog lo escribe el mismo satanista que una vez es Goria, otra Andrés Luaces, Mrs. Wells, los nuevos, los otros, los que se le ocurren ahora, etc, etc."

Pues por esa misma regla de tres (o regla de los etceteras,) yo también soy el mismo... ¡Anda! Ahora resulta que no existo. Y yo, sin enterarme.

Anónimo dijo...

No es locos ni locas lo que faltan en este blog, desde luego.
Aqui los únicos cuerdos somos el Padre Fortea, yo y dos o tres más.

La pregunta es:
¿Pilato se salvó o no?

A ver si estamos por lo que hay que estar.

LUIS CIFER dijo...

Siguiendo con las puntualizaciones querría ahora demostrar, de una vez por todas, que Jesús no es Dios y que el Diablo tiene un poder similar al de YHWH.
Para ello elegiré el comienzo de Lucas 4, donde Jesús va al desierto a orar y el Diablo lo pone a prueba tentándolo de muy diversas maneras:

"1 Jesús, lleno de Espíritu Santo, se volvió del Jordán, y era conducido por el Espíritu al desierto,
2 durante cuarenta días, tentado por el diablo. No comió nada en aquellos días y, al cabo de ellos, sintió hambre.
3 Entonces el Diablo le dijo: "Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan."
4 Jesús le respondió: "Esta escrito que “No sólo de pan vive el hombre”."
5 Llevándolo a un sitio muy alto le mostró en un instante todos los reinos de la tierra;
6 y le dijo el Diablo: "Te daré todo el poder y la gloria de estos reinos, porque a mí me ha sido entregada, y se la doy a quien quiero.
7 Si, te postras ante mí, toda será tuya."
8 Jesús le respondió: "Esta escrito: Adorarás al Señor tu Dios y sólo a él darás culto."
9 Le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el alero del Templo, y le dijo: "Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo;
10 porque está escrito: A sus ángeles te encomendará para que te guarden.
11 Y: En sus manos te llevarán para que no tropiece tu pie en piedra alguna."
12 Jesús le respondió: "Está dicho: No tentarás al Señor tu Dios."
13 Acabada toda tentación, el diablo se alejó de él hasta otro tiempo oportuno."

Hasta aquí el relato de Lucas.
Si admitimos que Cristo es Dios, eso el Diablo debería saberlo. Por tanto es ridículo que lo tiente con poder y riquezas. Es como si le digo a Carlos Slim, si te pones a trabajar de secretario mío te pagaré 2000 euros al mes. O si le digo a Obama, si te pones a mi servicio te nombraré concejal de mi pueblo.
No, está claro que Satanás está hablando con un inferior, con alguien al que puede tentar, que puede atraer a su bando, con alguien a quién puede resultarle tentador cambiar de amo. Cristo es una super estrella, un crack, pero un ser humano a fin de cuentas, y el Diablo intenta ganarlo para su causa.
Y especialmente revelador resulta el versículo 6: “y le dijo el Diablo: "Te daré todo el poder y la gloria de estos reinos, PORQUE A MÍ ME HA SIDO ENTREGADA Y SE LA DOY A QUIEN YO QUIERO.”
¡El Diablo es quien posee la jurisdicción del poder y la gloria terrenal, NO DIOS! Es el Diablo el señor indiscutible de los dominios terrenales. Jesús estaba en su jurisdicción, y YHWH lo sabe, sabe que en la Tierra quien manda es Satán, es el Diablo. El Diablo es el señor de la materia, es Dios quien ha invadido su reino, y no al revés. Dios es el usurpador de un territorio que legítimamente le corresponde al Diablo. Por eso éste tienta a Jesús con lo que puede ofrecerle, con poder, y riqueza.
Si nos damos cuenta, el Diablo comienza su tentación provocando a Cristo, demostrándole que no es el elegido de Dios: "Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan." Pero Cristo (que no puede convertir las piedras en pan) se evade con inteligencia: “No sólo de pan vive el hombre”, es decir: “Me considero Hijo de Dios, no por los poderes sobrenaturales que pueda tener, sino por los espirituales”.
Entonces el Diablo se deja de rodeos y va al grano: “Reconóceme como señor tuyo (póstrate ante mí) y serás el señor de toda la Tierra, con todo el poder y todas sus riquezas, puesto que mías son y se las doy a quien quiero”.
De nuevo la respuesta de Jesús es impecable: “Tú no eres señor de nada, ser el señor de lo material no tiene importancia, el señor de verdad es el Señor de la Luz, de la espiritualidad, del Cielo ¡Sólo a Ése reconozco como mi Señor!”
Y por último pretende demostrarle que YHWH no lo reconoce como Hijo: “Si tan seguro estás de que Dios te ha elegido y te ama, lánzate al vacío y Él enviará a sus ángeles para que no te hagas daño”
Y esta última respuesta que da Jesucristo se ha malinterpretado; no es que Jesús le diga al Diablo: “No me tientes puesto que soy Dios y, por tanto, tu Señor”, sino: “Escrito está que no se debe tentar a Dios, por tanto no pienso tentarlo [a YHWH] ni ponerlo a prueba”.
Satanás se convence de que Jesús es absolutamente fiel a YHWH y lo deja tranquilo. Sólo entonces “llegaron los ángeles para servirle” (Mateo 4:11). O sea una vez que se marcha el legítimo señor de esos lares, acuden los ángeles para confortar al elegido de Dios.
De todo el episodio se deduce que:
1.- Cristo es consciente de que Él no es Dios, sino un hombre elegido por YHWH para acometer la gran misión de la historia del hombre.
2.- El Diablo sabe de la humanidad de Cristo, porque si no habría sido una estupidez tentarlo.
3.- El Diablo es el señor de la Tierra y posee un poder enorme, similar al de YHWH.

Un cordial saludo y comienza el turno de réplica.

Anónimo dijo...

Pero que turno ni que turno!
¿Tú te crees que voy a estar pendiente de lo que dices o dejas de decir?
Al turrón, coño, al turrón!

Anónimo dijo...

Pues a mí se la suda lo que le pudiera pasar a Pilatos, señora mía.

Vicente dijo...

Luis Cifer,
En muchos pasajes se ve a Cristo como un ser un humano, incluso demasiado humano. Pero es que el dogma dice que Cristo es verdadero hombre y verdadero Dios. Unas veces se manifiesta su naturaleza humana (en las tentaciones del desierto, en el huerto de los olivos, en la cruz...) otras, su naturaleza divina: en los milagros, en la transfiguración etc. Lo que le pasó en el desierto a Cristo es que el diablo lo pilló en uno de sus momentos más humanos, es decir, de debilidad. ¡Hombre! si la Santísima trinidad queda en que la segunda persona se haría hombre, tendrá que ser con todas las consecuencias: los cuerpos sufren debilitamiento, se ofuscan etc, etc. Ya lo dice la Iglesia: "Cristo se hizo hombre en todo excepto en el pecado". Y en ese "excepto en el pecado" cabe también la debilidad. Porque, no me digas que es fácil mantener el tipo después de cuarenta días de ayuno. Por muy origen divino que se tenga. Seguro que tú, con menos días sin comer, dejas de ser el de todos lo días.

Vicente dijo...

¡Ah! Tampoco es necesario que me contestes enseguida. Ya ves que no existo. Eso es lo que dice Mariplás.
¡Como se entere que he escrito su nombre con "i" latina, le da un soponcio! O me da a mí con la sartén.
¡Bueno! como no existo, no tiene importancia. Ni este comentario ni el otro tampoco existen.

Vicente dijo...

Y el de la foto tampoco era yo. Es decir, es una foto de "no yo". O sea, no hay ninguna foto. Es decir, todos ustedes no ven la foto, aunque creen verla. Tampoco leen mis comentarios, aunque creen leerlos. Y mucho menos este comentario que, por supuesto, tampoco existe. En realidad, no existen ninguno de mis comentarios anteriores.

Vicente dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alison dijo...

Tenemos que aprender a amar mejor.
De todas formas, a los curas no los tratas a todas horas, los ves poco, luego cambian de parroquia, cambias tu de domicilio, tienes hijos y ya no vas tanto a las reuniones de tu grupo parroqual.
El afecto que les puedes tener es ralativo, porque el trato no es tan intenso como el que tienes con tu familia.
De cualquier forma las personas somos un desastre, nuestra capacidad de amar es un desastre.
Y otra cosa; los curas tampoco se preoupan mucho por ti, si no te ven tanto como antes, pueden tardar meses en preguntar por ti, si si ven una un feligrés enfermo, en caso de que su familia le cuide...ni se preocupan...tanpoco es tanto el afecto que recibimos de los curas...
Recibimos los sacramentos, y eso es de agradecer infinitamente, pero afecto, lo que se dice afecto no recibimos mucho.
en fin Padre Fortea, usted está preparado para es triste futuro. Espero que a usted no lo ocurra lo que al cardenal del que habla.
Lo que comenta es verdad, pero es deprimente y no incita a abrazar el sacerdocio.
Ahora si que termino. Un abrazo muy fuerte,es usted maravilloso, y mi vida no sería igual sin su blog. ¿para que esperar a que esté en la residencia?

pp dijo...

Pobre barquilla mía,
entre peñascos rota,
sin velas desvelada,
y entre las olas sola:

¿Adónde vas perdida?
¿Adónde, di, te engolfas?
Que no hay deseos cuerdos
con esperanzas locas.

Como las altas naves
te apartas animosa
de la vecina tierra,
y al fiero mar te arrojas.

Igual en las fortunas,
mayor en las congojas,
pequeño en las defensas,
incitas a las ondas.

Advierte que te llevan
a dar entre las rocas
de la soberbia envidia,
naufragio de las honras.

Cuando por las riberas
andabas costa a costa,
nunca del mar temiste
las iras procelosas.

Segura navegabas;
que por la tierra propia
nunca el peligro es mucho
adonde el agua es poca.

Verdad es que en la patria
no es la virtud dichosa,
ni se estimó la perla
hasta dejar la concha.

Dirás que muchas barcas
con el favor en popa,
saliendo desdichadas,
volvieron venturosas.

No mires los ejemplos
de las que van y tornan,
que a muchas ha perdido
la dicha de las otras.

Para los altos mares
no llevas cautelosa
ni velas de mentiras,
ni remos de lisonjas.

¿Quién te engañó, barquilla?
Vuelve, vuelve la proa,
que presumir de nave
fortunas ocasiona.

¿Qué jarcias te entretejen?
¿Qué ricas banderolas
azote son del viento
y de las aguas sombra?

¿En qué gabia descubres
del árbol alta copa,
la tierra en perspectiva,
del mar incultas orlas?

¿En qué celajes fundas
que es bien echar la sonda,
cuando, perdido el rumbo,
erraste la derrota?

Si te sepulta arena,
¿qué sirve fama heroica?
Que nunca desdichados
sus pensamientos logran.

¿Qué importa que te ciñan
ramas verdes o rojas,
que en selvas de corales
salado césped brota?

Laureles de la orilla
solamente coronan
navíos de alto borde
que jarcias de oro adornan.

No quieras que yo sea
por tu soberbia pompa
faetonte de barqueros,
que los laureles lloran.

Pasaron ya los tiempos
cuando, lamiendo rosas,
el céfiro bullía
y suspiraba aromas.

Ya fieros huracanes
tan arrogantes soplan,
que, salpicando estrellas,
del sol la frente mojan.

Ya los valientes rayos
de la vulcana forja,
en vez de torres altas,
abrasan pobres chozas.

Contenta con tus redes,
a la playa arenosa
mojado me sacabas;
pero vivo, ¿qué importa?


Cuando de rojo nácar
se afeitaba la aurora,
más peces te llenaban
que ella lloraba aljófar.

Al bello sol que adoro,
enjuta ya la ropa,
nos daba una cabaña
la cama de sus hojas.

Esposo me llamaba,
yo la llamaba esposa,
parándose de envidia
la celestial antorcha.

Sin pleito, sin disgusto,
la muerte nos divorcia:
¡Ay de la pobre barca
que en lágrimas se ahoga!

Quedad sobre el arena,
inútiles escotas;
que no ha menester velas
quien a su bien no torna.

Si con eternas plantas
las fijas luces doras,
¡oh dueño de mi barca!,
y en dulce paz reposas,

merezca que le pidas
al bien que eterno gozas
que adonde estás me lleve
más pura y más hermosa.

Mi honesto amor te obligue;
que no es digna vitoria
para quejas humanas
ser las deidades sordas.

Mas ¡ay, que no me escuchas!
Pero la vida es corta:
viviendo, todo falta;
muriendo, todo sobra.

LUIS CIFER dijo...

Vicente dijo:

"Porque, no me digas que es fácil mantener el tipo después de cuarenta días de ayuno. Por muy origen divino que se tenga. Seguro que tú, con menos días sin comer, dejas de ser el de todos lo días."

¡Ahí me has pillao!
Macho, eres genial.

Casaubon dijo...

Bueno, yo también puedo demostrarle que Jesucristo era un hombre, no corriente y moliente, pues era indudable que poseía un gran carisma, pero hombre a fin de cuentas.
Y es por la sencilla razón de que no hay dioses ni demonios, y de que todo ser humano que ha habitado, habita y habitará sobre este modesto planeta blue ha venido a él igual que todos, ni más ni menos.
Así que ahórrese a Lucas y sus truculentos pases magnéticos.
Todos los grandes maestros espirituales pasan una temporada aislados, meditando, esperando alcanzar la iluminación y el sentido de su misión. Lo mismo le pasó a Buda, que también fue tentado por el maligno, y que no es sino la simbolización de los placeres mundanos que tiran de nosotros y nos apartan de esa espiritual misión que nos tiene reservado el destino.
Y a Buda le pasó quinientos años antes que al Nazareno. Como verá, nada nuevo bajo el Sol.
Pero le reconozco lo ingenioso de su exposición.
Aunque creo que ya empieza a cansar con su jueguecito del enfant terrible possédé.
De todos modos, me he dado cuenta que en este foro toleran mejor a los satanistas que a los ateos.
Y creo que en cualquier ambiente cristiano en general.
Así que, amigo Cifer, los auténticos apestados aquí somos el señor Ateo y este humilde servidor. Si quiere epatar ¡hágase ateo!
Un saludo.

Vicentólogo dijo...

Vicente,
Bravo por los de los cuarenta días.
Un hito en el blog, un hito....
Vicente a Roma, ya!

Anónimo dijo...

Un día de estos pondré el punto sobre las haches.
Estoy harta de tanto mangoneo.
Y basta ya de tanto comentario kilométrico!

S.S.Servidor dijo...

Es que has perdido una excelente ocasión de permanecer callada, querida Marypaz.

Anónimo dijo...

NO COMENTARIO KILOMETRICO. STOP. VIVA CONCISIÓN Y ECONOMÍA DIALÉCTICA. STOP. IMPORTA MÁS CALIDAD QUE CANTIDAD. STOP. AÑORO VIEJOS TIEMPOS. STOP. BESOS FAMILIA. STOP. PATADA COJONES PERRO. FIN.

Vicente dijo...

Saludos, señor Cifer.
¡Ah! Y no creas que dices nada nuevo cuando afirmas que el diablo es el señor del mundo material y Dios, del mundo espiritual. El gnosticismo está más que visto.
Y tampoco me creo que hayas pactado, realmente, con el maligno. Yo que tú, demandaba a la librería que te vendió el grimorio con los conjuros.

Anónimo dijo...

No es justo padre, pero no se preocupe. Siempre contará con el afecto de su querido pueblo pijo.
Amen
Su amigo Jon.

mrswells dijo...

Anda, si Casaubon y Luis no son el mismo, como yo pensaba..

Como los dos me decis lo de la piscina..

Debo de tener el síndrome de Mari PAz porque ya veo al mismo por todas partes.

Per, yo como dice Gloria, soy yo y no quiero nada que ver con ese de la "S".

Ya veo que no sois el mismo tipo, las cosas que decis son parecidas comun de desacreditar todo lo que nos ensegnan en la catequesis..por qué?

mrswells dijo...

Sr. Casaubon, no es que no se tolere mas a los ateos, es que no sabemos lo que son

LUIS CIFER dijo...

Vicente has descubierto mi secreto ¿eres consciente de que ello supone mi extinción y mi ruina eterna?

mrswells dijo...

Yo tambien le tengo afecto P. Fortea, deseo que su final no sea triste y si puedo seguire escribiendo en su blog entonces..(aunque no se si eso es un consuelo)

LUIS CIFER dijo...

Hola querida Wells. Bueno si me permite echar mano del Diccionario de la RAE:

ateo, a. (Del lat. athĕus, y este del gr. ἄθεος). adj. Que niega la existencia de Dios.

Andres Luaces dijo...

LAS TENTACIONES DE JESÚS EN EL DESIERTO

Tomo 1º del Evangelio como me ha sido revelado

Como se vencen las tentaciones


Nota: Maravillosas palabras de Jesús, en donde se ve claramente la táctica de Satán para apoderarse de las almas, y la manera de vencerla.

Jesús dijo: “Mis ovejas reconocen mi voz, y no se fían de la voz de un extraño”. En estos comentarios de Jesús a su tentación en el Desierto, esta resumido todo el misterio de la Salvación y de la Reprobación del Género Humano.

Efectivamente, como lo vemos, Satán conocía la Divinidad de Jesús, también sabía que este mundo, que le pertenecía por el pecado de Éva, iba a ser rescatado por el Mesías, y su cabeza aplastada por la Vírgen María, por las palabras de los profetas, y que la promesa de Yahveh.

Como siempre lo hacen las fieras salvajes que atacan a los animales más débiles, Satán supo esperar al hambre de Jesús para tentarle en su naturaleza humana.

Con tentaciones que perseguían solo un fín: evitar por todos los medios ese rescate que le arrancaría la posesión del mundo y se lo devolvería a Dios.

Anulando así el pecado de Eva con Ave su antitésis que es la Sagrada Virgen María, y Nada la antitesis de Adan simbolizado por Jesús-Dios, que se anodadó haciendose hombre y tomando la condición de esclavo.



Ante mi, la soledad pedregosa que había contemplado a mi izquierda en la visión del bautismo de Jesús en el jordán. Arriba, un cielo despiadadamente azul; abajo, el terreno árido, en torno rocas y silencio. Esto es lo que veo por lo que a la naturaleza se refiere.

Apoyado en una roca que, por su forma crea un embrión de gruta, y sentado en una piedra que ha sido arrastrada en la oquedad, está Jesús. Se resguarda del sol ardiente.

(...)
Jesús está muy delgado y pálido. Está sentado con los codos apoyados en las rodillas y los antebrazos hacia fuera, con las manos unidas y entrelazadas por los dedos. Medita.

De vez en cuando levanta la mirada y la dirige a su alrededor y mira el sol, que está alto, casi a plomada, en el cielo azul.

(...)
Veo aparecer el feo hocico de Satanás. No se presenta de la forma con que nos lo imaginamos: con cuernos, rabo, etc. etc. Parece un beduino envuelto en su vestido y su gran manto, que se asemeja a un disfraz de dominó. En la cabeza, el turbante, cuyas faldas blancas caen sobre los hombros y a ambos lados de la cara para protegerlos.

De manera que, de la cara, puede verse un pequeño triángulo muy moreno, de labios delgados y sinuosos, de ojos negrísimos y hundidos, llenos de destellos magnéticos. Dos pupilas que te leen en el fondo del corazón, pero en las que no lees nada, o una sola palabra: misterio.

Lo opuesto del ojo de Jesús, también muy magnético y fascinante, que te lee en el corazón, pero en el que tú lees también que en su corazón hay amor y bondad hacia ti. El ojo de Jesús es una caricia en el alma. Este es como un doble puñal que te perfora y quema.

Se acerca a Jesús: “¿Estás solo?”

Jesús le mira y no responde.

“¿Cómo es que estás aquí? ¿Te has perdido?”

Jesús vuelve a mirarle y calla.

“Si tuviera agua en la cantimplora, te la daría, pero yo también estoy sin ella. Se me ha muerto el caballo y me dirijo a pié al vado, allí beberé y encontraré a alguien que me dé un pan. Sé el camino. Ven conmigo. Te guiaré”.

Jesús ya ni siquiera alza los ojos.

“¿No respondes? ¿Sabes que si te quedas aquí mueres? Ya se levanta el viento. Va a haber una tormenta. Ven”

Jesús aprieta las manos en muda oración.

“¡Ah, entonces eres Tú! ¡Hace mucho que te busco! Y hace mucho que te vengo observando. Desde el momento en que fuiste bautizado. ¿Llamas al Eterno? Está lejos. Ahora estás en la Tierra, entre los hombres. Y sobre los hombres reino yo.

Pero, me das pena y quiero ayudarte, porque eres bueno y has venido a sacrificarte por nada. Los hombres te odiarán por tu bondad. No entienden más que de oro, comida y sensualidad.

Sacrificio, dolor, obediencia, son palabras para ellos más muertas que esta tierra que tenemos en nuestro alrededor. Son aún más áridos que este polvo.

Solo la serpiente y el chacal pueden esconderse aquí, esperando morder o despedazar a alguno. Vámonos. No merece la pena sufrir por ellos. Los conozco más que Tú”.

Satanás se ha sentado frente a Jesús, le escudriña con su mirada tremenda y sonríe con su boca de serpiente. Jesús sigue callado y ora mentalmente.

“Tú desconfías de mí. Haces mal. Yo soy la sabiduría de la Tierra. Puedo ser maestro tuyo para enseñarte a triunfar. Mira: lo importante es triunfar. Luego, cuando uno se ha impuesto, cuando ha engatusado al mundo, puede conducir a este donde quiera.

Pero primero hay que ser como les gusta a ellos, como ellos. Seducirlos haciéndoles creer que los admiramos y seguimos su pensamiento.

Eres joven y atractivo. Empieza por la mujer. Siempre se debe comenzar por ella. Yo me equivoqué induciendo a la mujer a la desobediencia. Debería haberla aconsejado de otra forma. Habría hecho de ella un instrumento mejor y habría vencido a Dios. Actúe precipitadamente.

¡Pero Tú…! Yo te enseño porque un día deposité en Ti mi mirada con júbilo angélico y aún me queda un resto de aquel amor; escúchame y busca mi experiencia; búscate una compañera. Adonde Tú no llegues, ella llegará. Eres el nuevo Adán, tienes que tener tu Eva.

Además, ¿Cómo podrás comprender y curar las enfermedades de la sensualidad si no sabes lo que son? ¿No sabes que es ahí donde está el núcleo del que nace la planta de la codicia y el afán del poder? ¿Por qué el hombre quiere reinar? ¿Por qué quiere ser rico, potente? Para poseer a la mujer.

Esta es como la alondra. Tiene necesidad de algo que brille para sentirse atraída. El oro y el poder son las dos caras del espejo que atraen a las mujeres y las causas del mal en el mundo.

Mira: detrás de mil delitos de distinta naturaleza, hay al menos novecientos que tienen raíz en el hambre de posesión de la mujer o en la voluntad de una mujer consumida por un deseo que el hombre aún no satisface, o ya no satisface. Ve a la mujer, si quieres saber que es la vida. Solo después podrás atender y curar los males de la humanidad.

¡Es bonita, la mujer! No hay nada más hermoso en el mundo. El hombre tiene el pensamiento y la fuerza. ¡Pero la mujer!... Su pensamiento es un perfume, su contacto es caricia de flores, su gracia es como vino que entra, su debilidad es como madeja de seda o rizo de niño en las manos del hombre, su caricia es fuerza que se vierte en la nuestra y la enciende.

El dolor, la fatiga, la aflicción, quedan anulados cuando se está junto a una mujer y ella entre nuestros brazos como un ramo de flores.

“¡Pero que tonto soy! Tú tienes hambre y te hablo de la mujer. Tu vigor está exhausto. Por ello, esta fragancia de la Tierra, esta flor de la creación, este fruto que da y suscita amor, te parece sin importancia. Pero, mira estas piedras: ¡que redondeadas son y que pulidas están, doradas bajo el sol que cae!; ¿no parecen panes?

Tú, Hijo de Dios no tienes más que decir “quiero”, para que se transformen en oloroso pan como el que ahora están sacando del horno las amas de casa para la cena de sus familiares. Y estas acacias tan secas, si Tú quieres, ¿no pueden llenarse de dulces pomos, de dátiles de miel?

¡Sáciate, Oh Hijo de Dios! Tú eres el dueño de la Tierra. Ella se inclina para ponerse a Tus pies y quitarte el hambre.

¿Ves como te pones pálido y te tambaleas con solo nombrarte el pan? ¡Pobre Jesús! ¿Estás tan débil, que ya no puedes ni siquiera dominar el milagro? ¿Quieres que lo haga yo en tu lugar? No estoy a tu altura, pero algo puedo.

Me quedaré falto de fuerzas durante un año, las reuniré todas, pero te quiero servir porque Tú eres bueno y siempre me acuerdo que Tú eres mi Dios, aunque yo me haya hecho indigno de llamarte tal. Ayúdame con tu oración para que pueda…”

“Calla. No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que viene de Dios”.

El demonio siente una sacudida de rabia. Le rechinan los dientes y aprieta los puños; de todas formas se contiene y transforma su mueca en sonrisa.

“Comprendo, Tú estás por encima de las necesidades de la Tierra y te da repugnancia el servirte de mí. Me lo he merecido.

Ven, entonces, y ve lo que hay en la casa de Dios, ve como incluso los sacerdotes no rehúsan hacer transacciones entre el espíritu y la carne; porque, al fin y al cabo, son hombres y no ángeles. Cumple un milagro espiritual.

Yo te llevo al pináculo del Templo, Tú transfigúrate en belleza ahí arriba, y luego llama a las cohortes de ángeles y dí que hagan de sus alas entrelazadas alfombra para Tus pies y te porten así al patio principal. Que te vean y se acuerden de que Dios existe.

De vez en cuando es necesario manifestarse, porque el hombre tiene la memoria muy frágil, especialmente en lo espiritual. Tú sabes que dichosos se sentirán los ángeles de proteger tu pié y de servirte de escalera cuando bajes”.

“No tientes al señor tu Dios”, está escrito”.

“Comprendes que tu aparición tampoco mudaría las cosas y el Templo continuaría siendo un mercado y un lugar de corrupción.

Tu divina sabiduría sabe que los corazones de los ministros del Templo son un nido de víboras, que se devoran, y devoran, con tal de aumentar su poder. Solo los doma el poder humano.

Ven entonces. Adórame. Yo te daré la Tierra. Alejandro, Ciro, César, todos los mayores dominadores pasados o vivos serán semejantes a jefes de mezquinas caravanas respetito a Ti, que tendrás a todos los reinos de la Tierra bajo tu cetro, y con los reinos todas las riquezas, todas las cosas bellas de la Tierra, y mujeres y caballos y soldados y templos. Podrás poner en alto en todas partes tu Signo, cuando seas rey de reyes y Señor del mundo.

(...)
¡Adórame aunque sea solo un momento! ¡Quítame esa sed que tengo de ser adorado! Es la que me ha perdido, pero ha quedado en mí y me quema. Las llamaradas del infierno son aire fresco de la mañana respecto a este ardor que me quema por dentro. Es mi infierno, esta sed.

¡Un momento, aunque solo sea, de gozo, al eterno Atormentado! Hazme sentir lo que quiere decir ser dios, y me tendrás devoto, obediente como siervo, durante toda la vida, en todas tus empresas. ¡Un momento! ¡Un solo momento, y no te atormentaré más!”.

Satanás cae de rodillas, suplicando.

Jesús, por el contrario, se ha levantado. Ha adelgazado en estos días de ayuno y parece aún más alto. Su rostro tiene un terrible aspecto de serenidad y potencia, sus ojos son dos zafiros abrasadores, su voz es un trueno que resuena en la oquedad de la roca y se esparce por el pedregal y el llano desolado, cuando dice: “Vete Satanás. Está escrito: “Adorarás al Señor tu Dios y a Él solo servirás”.

Satanás con un alarido de condenado desgarro y de odio indescriptible, sale corriendo (tremendo ver su furiosa, humeante persona). Y desaparece con un nuevo alarido de maldición.

Jesús se sienta cansado, apoyando hacia atrás la cabeza contra la roca. Parece exhausto. Suda. Pero seres angélicos vienen a mover suavemente el aire con sus alas en el ambiente del bochorno de la cueva, purificándolo y refrescándolo. Jesús abre los ojos y sonríe. No lo veo comer. Yo diría que se nutre del aroma del Paraíso, obteniendo así nuevas fuerzas.

El sol desaparece por el poniente. Jesús toma su vacío talego y acompañado por los ángeles que producen una tenue luz suspendidos sobre su cabeza mientras la noche cae rapidísima, se dirige hacia el Este, mejor dicho, hacia el Nordeste.

Ha recuperado su expresión habitual, el paso seguro. Solo queda, como recuerdo del largo ayuno, un aspecto más ascético en su rostro delgado y pálido y en sus ojos, absortos en una alegría que no es de esta Tierra.

Dice Jesús:

(….)Has visto que Satanás se presenta siempre con apariencia benévola, con aspecto común. Si las almas están atentas y, sobre todo, en contacto espiritual con Dios, advierten este aviso que las hace cautelosas y las incita a combatir las insidias demoníacas.

Pero si las almas no están atentas a lo divino, separadas por una carnalidad oprimente y ensordecedora, sin la ayuda de la oración que una a Dios y vierte su fuerza como por un canal en el corazón del hombre, entonces difícilmente se dan cuenta de la celada, y caen en ella, y luego es muy difícil liberarse.

Las dos vías más comunes que Satanás toma para llevar a las almas son la sensualidad y la gula.

Empieza siempre por la materia; una vez que la ha desmantelado y subyugado, pasa a atacar la parte superior: primero: lo moral (el pensamiento con sus soberbias y deseos desenfrenados); después, el espíritu, quitándole no solo el amor – que ya no existe cuando el hombre ha sustituido el amor divino por otros amores humanos – sino también el temor de Dios.

Es entonces cuando el hombre se abandona en cuerpo y alma a Satanás, con tal de llegar a gozar de lo que desea, de gozar cada vez más.

Has visto como me he comportado Yo. Silencio y Oración. Silencio. Efectivamente, si Satanás lleva a cabo su obra de seductor y se nos acerca, se le debe soportar sin impaciencias necias ni miedos mezquinos. Pero reaccionar: ante su presencia, con entereza; ante su seducción, con la oración.

Es inútil discutir con Satanás. Vencerá él, porque es fuerte en su dialéctica. Solo Dios puede vencerle. Entonces, recurrir a Dios, que hable por nosotros, a través de nosotros. Mostrar a Satanás ese Nombre y ese Signo.

Rebatir a Satanás únicamente cuando insinúa que es como Dios, rebatirle usando la palabra de Dios; no la soporta.

Luego, después de la lucha, viene la victoria, y los ángeles sirven y defienden del odio de Satanás al vencedor; le confortan con los rocíos celestes, con la gracia que vierten a manos llenas en el corazón del hijo fiel, con la bendición que acaricia el espíritu.

Hace falta la voluntad de vencer a Satanás, y fe en Dios y en su ayuda; fe en la fuerza de la oración y en la bondad del Señor. En ese caso, Satanás no puede causar ningún daño.

Ve en paz. Esta noche te llenaré de alegría con lo demás.”

Anónimo dijo...

Me gusta la capacidad de síntesis de Luaces.
Sí, porque si por el fuera....
No te prives Luaces, no te prives, sigue con estos arreones.
Más madera, más madera...
Sigue, sigue, no pares.

Margalida dijo...

No me lo puedo creer la guerrera del blor no ha escrito ningún comentario desde las 7:52
¿lo habré mirado mal?
voy a mirarlo más detenidamente...

Vicente dijo...

En uno de mis comentarios de hoy, me he dado cuenta de que he cometido una errata. Pero no pienso corregirla.

Anónimo dijo...

Ateo, Luis Cifer, Ebony, Casaubon, Guerrera, Vicente, mrswells, Margalida y pp son la misma persona.
Aquí los únicos que aguantan el tipo son el padre, Luaces y El Iluminado.
Otros son una incógnita.
Estoy harta de tanto mangoneo.
Un dia haré una investigación.

Anónimo dijo...

Herrata

Anónimo dijo...

Margalida, Bonita, ¿qué sucede entre Guerrera y Tú?

Margalida dijo...

Que me hace gracia es el día que ha estado más callada o está camuflada o se ha ido a la conchinchina y no me lo puedo casi ni creer.
La verdad ahora tenía ganas de picarla...je...je

Felicitas dijo...

Margalida, no caigas en la trampa de contestar preguntas que van con segundas intenciones. En realidad la inocencia de esa pregunta brilla por su ausencia. Sé astuta, hermana.

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Margalida dijo...

Cuando alguien te llama bonita uyyyy uyyyyyyy...yuyuuiiiii.

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Reportero dicharachero dijo...

Fortea and Marypaz are the same person.

Fortea et Marypaz elles sont la même personne.

Fortea und Marypaz sind dieselbe Person

¡Qué fuerte, qué fuerte!

LUIS CIFER dijo...

Margalida no es bonita, es la diosa que hace palidecer de envidia a Venus Afrodita.

Anónimo dijo...

creo que felicitas no aprobaría el primero de psicóloga

LUIS CIFER dijo...

Vale Marypaz, te admito que todos somos el mismo, excepto Vicentico. Vicentín es único, inigualable, irrepetible, acojonante. Es la re-h.....
Así pues aquí estamos sólo tres personas:
Fortea-Marypaz, Vicente-Potente y Luisito-and every body.
¡Joder que semos la Santísima Trinidad!
Esto es blasfemia, querida Guerrera, te doy permiso para borrarlo.
Mientras lo borras me voy a por otra botella de Jack Daniels, que esta acaba de entregar su alma a... ¡no lo tengo claro! pero acaba de palmar.

Margalida dijo...

Fely tampoco es para tanto, pues el blog no es de vida o muerte.

El papelón de la guerrera conmigo no ha podido ser mejor el efecto catártico dió resultado.

Me gustaría haberla visto a ella al revés a ver como lo hubiera encajado.

Por ejemplo que pusieran a Luis Cifer de moderador.
Luis cuando quiere sabe ser muy correcto y educado.
Además pienso que Luis lo que quiere es la buena compañía.

A mi madre cuando decidió callar en el centro de día le picaban para que reaccionara y se enfadara y de esta manera hablaba.

Diario El Ángel dijo...

«Noticias del Reino de Dios en el mundo


La defensa de los católicos de la vida desde el primer día de gestación es "una teoría discutida, no un dogma", afirma un sacerdote.

“La fe no sirve para resolver el problema del aborto”. La frase no la ha pronunciado un dirigente de una asociación de ateos, ni un político de izquierdas, ni siquiera uno de derechas: lo ha dicho el sacerdote y teólogo Benjamín Forcano, que asegura que la defensa del derecho a la vida de la Iglesia católica “desde el primer instante de la fecundación” no es más que “una teoría discutible, no un dogma”. El teólogo explicó que las teorías más modernas sobre el momento en que el embrión se convierte en humano apuntan a que hay muchos factores que intervienen en este proceso y que deben pasar varias semanas desde la concepción.

No todas las voces dentro de la Iglesia católica están radicalmente en contra del aborto: el sacerdote y teólogo Benjamín Forcano se cuestiona, en un artículo publicado en El Periódico de Catalunya, si “se puede afirmar con seguridad que un embrión es desde el inicio un individuo”, y asegura que las teorías más modernas al respecto, encabezadas por el científico Diego Gracia, defienden que “no es fácil decir cuándo aparece la sustantividad humana, pero esto tiene que producirse en algún momento de la orogénesis llamada secundaria, no antes”. Esto significa que “no parece posible que el momento constitucional sea anterior a las ocho semanas”, aunque “en cualquier caso, el momento es difícil de precisar”.

"La fe no sirve" en el debate del aborto
El sacerdote afirmó que “la fe no sirve aquí para resolver el problema del aborto”, y señaló que si seguimos esta teoría moderna frente a la clásica que afirma que el embrión es vida humana desde el principio- podemos “sostener razonablemente que la interrupción del embrión antes de la octava semana no puede ser considerada un atentado contra la vida humana, ni pueden considerarse abortivos los métodos anticonceptivos que impiden el desarrollo embrionario antes de esa fecha”.

"Teoría discutida, no dogma"
Según defendió, “los católicos han defendido el derecho a la vida ‘desde el primer instante de la fecundación’, pero con exceso, pues tal afirmación no deja de ser una teoría discutida, no un dogma”. “Siempre existieron en la tradición cristiana teorías diferentes” al respecto, desde la “teoría de la animación sucesiva defendida por santo Tomás”, hasta la “teoría de la animación simultánea” de san Alberto Magno.

"No entra en el ámbito de la Iglesia"
Por otra parte, citó al “célebre y acaso más reconocido moralista en la Iglesia católica”, Bernhard Harina, quien aseguró que “no está en el ámbito del magisterio de la Iglesia el resolver el problema del momento preciso después del cual nos encontramos frente a un ser humano en el pleno sentido de la palabra”.

Catolicismo y ciencia
En este sentido, recordó que “los católicos deben asumir las verdades científicamente avaladas, aun cuando luego puedan reforzar la estima de la vida desde otras motivaciones cristianas, pero admitiendo que entre fe y ciencia no debería haber oposición”.

Otras noticias

Indulgencias, antídoto al pecado

Las indulgencias, especie de amnistías purificadoras que preparan a los mortales para el cielo eterno, están recapturando la atención de la iglesia Católica. “Se logran por la oración, actos de penitencia o actos de caridad, y son una anticipación de la purificación que vamos a conocer en el purgatorio”, explicó un obispo a Univision.com. Esta práctica pasó de ser abusada en el siglo XVI –las indulgencias eran literalmente vendidas a los fieles- a ser dejada de lado tras el Segundo Concilio del Vaticano de los años sesenta, cuando se puso énfasis en el activismo social de la iglesia.
“La gente se aprovecha, y algunos siempre negocian con Dios”, dijo otro religioso consultado sobre este beneficio espiritual del que poco o nada se sabe.

------------------

LUIS CIFER dijo...

Felícitas nos da a todos sopas con honda. Sabe más que Lepe, Lepijo y su hijo.
Y eso me lo ha dicho el Príncipe Cabrón. Y me ha dicho que no me acerque a ella. Que le den (a su Alteza, of course).
Feli, arriesgo mi vida por ti.

LUIS CIFER dijo...

Margalida, has acertado, lo que deseo es buena compañía. Y vendería mi alma al Diablo por que tú fueses la compañía. Pero como el muy Cabrón ya tiene mi alma asegurada no me hace puto caso.
Brindo a tu salud sirena rubia, que con tu canto me empujas hacia las rompientes. Pero será una bella muerte ¡pensando en ti...!

LUIS CIFER dijo...

Guerrera, todo esto lo puedes eliminar sin ningún problema. No merece la pena que pase a la posteridad.
Es la servidumbre de Mr. Jack., (y las "avellanas" que dice el maestro Viçen, que todavía trasiega uno más)

Anónimo dijo...

Pero... ¿Te robó algún novio, Margalida?, ¿Por qué ese mal rollito con Guerrerita? Cuenta bonita, cuéntanos un poco. Claro, si puedes y quieres.

LUIS CIFER dijo...

Señoras, su silencio atruena como mil cañonazos.
He captado su fina indirecta.
Tienen razón, es mejor emborracharse solo.
No hay nada más patético que un borracho dando la murga.
Pueden seguir sin mí.
Buenas noches preciosidades.
Margalida, siempre te llevo en mi retina, en mi atormentado cerebro y en mi sangrante corazón.

Margalida dijo...

Luis no es al diablo ahora toca ser al revés ofrecer tu alma a Dios y seguro que sería posible mi compañía.
Como no lo iba a ser si me tienes encandilada.

Margalida dijo...

Luis a que estás añorando a guerrera...je...je mira que la llamas...¿estás ahí?

ehhhh...eeeeeh

Es hora de irme a rezar el rosario que sino va a ser el de mañana.
Buenas noches a todos y a todas y por supuesto a la guerrera de la luz también. Don Forty también
¿lo he dicho bien?
je...je

muchos muacss, besos y petons per tots...

Anónimo dijo...

Muchos muacss para ti también bonita.

El tonto del Pueblo dijo...

Para Guerrera de la Luz:

were are you my dear Warrior of the Light?

Où est tu, ma chère Guerrière de la Lumière?

¿Donde te metes, Guerrera de la Luz?

Anónimo dijo...

Hoy no guapa, ya es muy tarde. ¿Ya pensastes lo que te dije?

Vicente dijo...

Luis Cifer dijo:
"Mientras lo borras me voy a por otra botella de Jack Daniels, que esta acaba de entregar su alma a... ¡no lo tengo claro! pero acaba de palmar."

Pues mi más sentido pésame. Por la botella y por tu hígado. Sic transit gloria mundi.
¡Ah! ¿sabes cómo le llamamos en mi pueblo a las avellanas de verdad?

El Equipo de desinfección dijo...

EL CREDO (Profesión de Fe larga)

-Creo en un solo Dios. Padre todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra, de todo lo visible e invisible.

-Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos; Dios de Dios; Luz de Luz; Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del Cielo, y por obra del espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó el tercer día, según las escrituras, y subió al Cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su Reino no tendrá fin.

-Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y Gloria, y que habló por los profetas.

-Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén +.


CREDO

Credo in unum Deum, Patrem omnipotentem, factorem caeli et térrea, visibilium omnium et invisibilium.

Et in unum Dominum Jesum Christium, Filium Dei unigenitum, et ex Patre natum ante omnia saecula. Deum de Deo, lumen de lumine, Deum verum de Deo vero, genitum, non Facttum, consubstantialem Patri; per quem omnia facta sunt.

Qui procter nos homines, et procter nostra salutem descendit de Caelis. Et incarnatus est de Spiritu Sancto ex Maria Virgine, et homo factum est.

Crucifixus etiam pro nobis, sub Poncio Pilato; passus et sepultus est, et ressurrexit tertia die, secundum Scripturas. Et ascendit in Caelum, sedet ad dexteram Patris. Et iterum venturas est cum gloria, judicare vivos et mortuos, cujus Regni non erit finis.

Et in Spiritum Sanctum , Dominum et vivificantem; qui ex Patre Filioque procedit. Qui cum Patri et Filio simul adoratur et conglorificatur; qui locutus est per Prophetas.

Et unam, sanctam, catholicam, et apostolicam Ecclesiam. Confiteor unum baptisma in remissionem peccatorum.

ET EXPECTO RESSURRECTIONEM MORTUORUM, ET VITAM VENTURI SAECULI.

AMEN.+

Anónimo dijo...

¿Cómo?

LUIS CIFER dijo...

Yo sólo creo en Margalida

LUIS CIFER dijo...

Venga Viçen que, si no, no podré dormir ¿cómo llamáis a las avellanas?

LUIS CIFER dijo...

Yo sólo amo a Margalida

Anónimo dijo...

Cifer eres Ferrán?
¿Qué tal por Chinchón? ¿La familia bien?

Dempsey dijo...

huelo Cariñenaaaaaaaaaaaaaaaa !!!

Anónimo dijo...

Cifer quedaste con guerrera en Correos?

LUIS CIFER dijo...

Anónimo dijo...

"Cifer eres Ferrán?"

¡Por supuesto que sí!
Soy todos menos Marypaz y Vicentín.
Soy un híbrido de Proteo y Zelig.
Soy la rehostia (aunque al Príncipe no le gusta que hable así, dice que no hay que zaherir ni provocar al enemigo. Me la sudan todos).
Buenas noches, amada grey.
PD.- Marypaz, cuando hablo del Príncipe, no me refiero al de Torrelodones, sino al de la Obscuridad.

Anónimo dijo...

"Cariñena" o "a Cariñena?

isabel dijo...

luis,
tómate el aripipazol, pendón.
pon fin a tanto sufrimiento y vuelve a casa.

Dempsey dijo...

Riiiicooooo riiicoooo



Bueno, aquí los vinos del Bierzo son muy buenos no sabéis lo que os perdéis


Peeeero tnunca he estado en Zaragoza y vive Dios (Hay prosas igual de buenas que inconfundibles) que he de estar, y no me gustaría estar en garitos malos e ignotos por no tener un amigo en esas tierrras.

Dempsey dijo...

Cada día te kiero más ohi ohe ohí oháaa


kada dia te kiero más

Dempsey dijo...

Amigos míos ¡VIVA ESPAÑA!



http://www.youtube.com/watch?v=xNQPbFwk8xA

Anónimo dijo...

¡VIVA!

http://www.youtube.com/watch?v=a7FQPMiph9M

Vicente dijo...

Pues a las avellanas, las llamamos "avellanas de fraile". (por la forma de la cáscara.)

Dempsey dijo...

¿Avellanas de Fraile? nunca ví cosa igual, y a los cacahuetes le llamais avellanas???????????


Es cosa de locos !!!!!!!!!!!!1

Anónimo dijo...

¿Por la forma?
¿Y que forma especial tienen, Vicente?
Yo creia que se les daba este nombre por su color pardo canela, muy parecido al del hábito de los franciscanos, únicos frailes que conocen por Cehegín a raiz de establecerse desde finales del XVI en el Convento de San Esteban.
Digo yo, vaya, que soy de Mondoñedo, pero que tengo un primo casado con una chica de Cehegín.

Dempsey dijo...

No me jodas que eres de Mondoñedo

Margalida dijo...

pistt...pisttt chicos portaros bien que si no lo hacéis volvera la guerrera y os hará un traje nuevo.
Ahora me recuerda los dibujos animados de pixie & dixie

Vicente dijo...

Pues quizá también sea por el color por lo que les llamamos "avellanas de fraile". De todas maneras, la forma de la envoltura recuerda un poco al capuchón de un fraile.
¡Ah! En la ermita de San Esteban, está la imagen de la patrona de Cehegín, la Virgen de las Maravillas, talla napolitana del siglo XVIII por Nicolas de Fiumo. En su honor, muchas mujeres de Cehegín tienen el nombre de Maravillas o Mavi (entre ellas, la madre Maravillas.) Sí ya sé que nació en Madrid. Pero su familia era de mi pueblo y se crió en él.

Anónimo dijo...

De Mondoñedo, sí, pero palabra de honor que no tengo nada que ver con el Obispo.

Anónimo dijo...

Vale, Vicente.
Conocí una Mavi, tan gorda tan gorda que la llamábamos Maxi.

Capitán del Titanic dijo...

¡Que siga tocando la orquesta!

Anónimo dijo...

Y una pija, tan delgada tan delgada que la llamábamos Mini.

Anónimo dijo...

La "Mini" se llamaba Minerva.

Anónimo dijo...

El pianista del Titánic era un héroe.

Capitán del Titanic dijo...

Glu... glu... glu... blob... blob... blob... glu glu glubbbffsss....
.......

Anónimo dijo...

Luis Cifer,
Mañana no te olvides del tortel de nata al salir de misa de doce.

Anónimo dijo...

¿Cómo le va la vida ahora Capitán?

Anónimo dijo...

http://www.eltitanic.net/el-hundimiento-del-titanic/

Era usted un hombre con toda la barba.

Gloria dijo...

Luis Cifer eres muy rarito,volviste a cerrar tu perfil,ayer alcancé a leer que decías que eramos todos tontos a exepción de Feli y Marga, será, pues!! No molestes a Guerrera, es una persona muy esforzada con mucho trabajo, Gloria

Anónimo dijo...

Como lo único que no puedo hacer es administrar todos los sacramentos- v.gr. soy casado-, cuando era chico veía a sacerdotes muy ancianos sentarse en el confesionario a escuchar a la gente que se Reconciliaba (Ahora trabajan mas los sicólogos?!). Algunos tenían aliento a miel u oían poco, pero estaban hasta el final: los necesitamos mucho. Gracias, padre. CJ